Thursday 20 July 2017

En “nuestra cara”

Frase de la Semana

“Me pueden meter presa pero no me harán callar”

Dra. Cristina F. de Kirchner (ex Presidente de la Nación) – 13/04/2016

En medio de la intensa agenda pública que durante los últimos días azota a la ciudadanía argentina, lo más importante sin duda fue la visita de Cristina Fernández de Kirchner a los tribunales de Comodoro Py. El Juez Federal Claudio Bonadío la citó a declarar por su supuesta participación en la venta de dólares futuro, causa que también involucra al ex Ministro de Economía Axel Kicillof entre otros.

Pero mientras todos hablamos de su declaración, o si llegaría acompañada por el ex Juez de la Corte Suprema de Justicia Eugenio Zaffaroni, o si lo saludaría a Bonadío o si realmente hablaría o sólo presentaría un escrito como finalmente hizo, lo que la ex Primera Mandataria generó fueron expectativas. Sobre esa base trabajó junto a sus más allegados para que se geste una especie de “operación retorno”. Cualquier parecido con la vuelta de Perón a Ezeiza en el ´73 es mera casualidad.

A partir de ello, desde el lunes hasta el miércoles pasado por lo menos, sólo se habló de CFK en los medios. Habían pasado 4 meses de silencio total, a excepción de algunos videos que se publicaron hablando con militantes en Santa Cruz. La movilización de organizaciones defensores del kirchnerimo y del cristinismo fue contundentes a tal punto que actuaron como fuerzas de seguridad cuidando la figura de la ex Presidente, algo inaudito.

Y el miércoles en particular volvimos a tener un par de horas de kirchnerismo explícito. Marchas, cánticos, enfrentamientos con la policía y con medios, una ciudad sitiada, lluvia y hasta una virtual cadena nacional de 1.30 hs a pesar de no ser la titular del Poder Ejecutivo Nacional. Como pasó en los últimos años, se movió con total naturalidad. Mantuvo el clamo popular de sus seguidores imaginando tal vez, que detrás de su espalda sobre un bien escenario armado para ello, estaba la Casa Rosada. Pero en realidad estaba el tribunal por el cual circulan varios ex funcionarios, muchos de los cuales ya están presos por diversas causas.

Si el mundo financiero se mueve por especulación, el mundo político lo hace por expectativas. Saber morigerarlas en su justa medida puede ser muy efectivo si uno quiere generar un ambiente político propicio para algo. Si hay algo que el kirchnerismo supo hacer, es precisamente esto. Así como el actual Presidente trata de generar climas de confianza, de diálogo, de inversiones, de no impunidad, etc., CFK tuvo su clima con mucha connotación política. No podemos desconocer su influencia en la población, todavía tiene cierto “poder”, aunque otros varios de a poco la empiecen a abandonar.

Sobre el autor

Gonzalo Plecity is Senior Account Executive for the Public Affairs practice in Edelman Argentina. He hold a BA in International Relations at the University of the Salvador. Previously, he worked as Operations and Supplies Officer in Pleamar Srl.