Thursday 17 January 2019

Pasó el cierre, se vienen las PASO

Frase de la Semana

“Macri habla de cambio, cambio, cambio, parece un arbolito de la calle Florida”

Dr. Sergio Massa (Diputado Nacional y pre candadito presidencial) – 24/06/2015

Cerraron las listas. Terminó la primera parte de la pre campaña electoral. Ahora empieza la cuenta regresiva que tendrá dos fechas determinantes. Primero las PASO de agosto y luego la primera vuelta de octubre. Luego veremos si hay lugar para el ballotage.

Pero de todo lo que pasó, qué fue realmente lo que nadie se esperaba o de qué manera estas decisiones afectan las respectivas campañas. Nos centraremos en los principales espacios políticos que hoy compiten por llegar al Salón de Rivadavia. El Frente para la Victoria, el Frente Cambiemos y el Frente Renovador (que competirá dentro de UNA). Entre estos tres estará el próximo Presidente obviamente.

El cierre del oficialismo tuvo a una Presidente de la Nación y su mesa chica con un rol muy protagónico, donde “Wado” de Pedro se disfrazó del “chueco” Mazzón podríamos decir. La Primera Mandataria decidió no ser candidata a nada tal cual habíamos analizado en su momento desde este sitio. Tal vez no necesitó hacerlo, en parte, para evitar su exposición ante una eventual derrota y para ello ubicó a la mayor cantidad de dirigentes propios en las listas para legisladores nacionales, y en el mismo compañero de fórmula del Gobernador bonaerense Daniel Scioli.

Por su parte Cambiemos mostró varios puntos. Por un lado, Mauricio Macri eligió a Gabriela Michetti como compañero dejando atrás (?) algunas diferencias que se hicieron públicas durante la campaña para las PASO en la Ciudad de Buenos Aires. La UCR y la Coalición Cívica habían anunciado también sus fórmulas previamente; pero el PRO esperó hasta casi el límite para oficializarlo teniendo en cuenta lo que había decidido el Frente para la Victoria.

Finalmente, Sergio Massa si aguardó hasta último momento para anunciar como su compañero a un Intendente recientemente elegido como tal en la capital salteña. Quizás este espacio fue el que más sorpresas dio en sus anuncios y en la conformación de sus candidatos, no sólo para el Congreso sino también en la propia provincia de Buenos Aires, lo que en algún momento fue su bastión político y su base de poder.

Por parte del sciolismo, a pesar de haber sido una sorpresa para propios y ajenos, mirando en perspectiva, no debería sorprender tanto la elección de Carlos Zannini. Primero porque es parte del mensaje que quiere comunicar, la idea de kirchnerizar el discurso y perfil lo máximo posible, por lo menos hasta las PASO. Y segundo, porque si no era el actual Secretario Legal y Técnico, podría haber sido algún gobernador de los denominados kirchneristas. Por lo tanto lo que se planteó aquí fue marcar más la continuidad que el cambio como se pregonaba en algún momento. Ahora vendrá la etapa de volver a las bases naranjas, siempre y cuando tengan ese margen.

Por otro lado, el PRO tiene un panorama algo distinto a lo que preveía meses atrás. Dan por contado que en la Ciudad de Buenos Aires habrá segunda vuelta con Horacio R. Larreta. En Santa Fe, luego de la victoria en las PASO, terminó perdiendo la gobernación por segunda vez consecutiva por un par de votos y de nuevo de la mano de los socialistas. En Córdoba cada vez se destaca un claro triunfo de la fórmula delasotista de Juan Schiaretti y Martín Llaryora, mientras el PRO y el radicalismo siguen acomodando los casilleros. En Mendoza si sonrío Macri que compartió escenario con la fórmula radical que vuelve al poder tras ocho años de gobierno peronista, pero es sólo una foto ya que la UCR nada quiere saber con perder protagonismo sobre un triunfo propio.

A su vez, Massa apostó nuevamente a otro Intendente con poco nivel de conocimiento a nivel nacional como es Gustavo Saenz. Acaba de ser electo Intendente de Salta, y sin asumir ya es pre candidato a Vicepresidente de la Nación. Por ahora las fugas de otros jefes locales se detuvieron y parece haber encontrado cierta paz en ello. Con tanta perdida de terreno en términos políticos, el tigrense ahora podría enfrentar un problema que hasta hace poco tiempo parecía lejano y casi utópico; que sería no ganar la interna con el Gobernador de Córdoba, Juan Manuel de la Sota. Desde “La Docta” están más confiados que nunca que esto podría ocurrir realmente.

Una mención aparte se merece la provincia de Buenos Aires. A diferencia de lo que pasa a nivel nacional, el Frente para la Victoria si tendrá interna, cosa que no sucede (también diferenciándose de la Nación) con Cambiemos y el Frente Renovador. Pero la interna se sostendrá en tanto y en cuanto Aníbal Fernández no se baje de la contienda. Si bien es cierto que hoy, Fernández-Sabatella están por encima de Domínguez-Espinoza, también no es menos cierto que la primera fórmula contiene un alto índice de negatividad y tiene un techo más cercano. Además, la segunda fórmula conserva más de territorialismo que la primera. Y esto no es menor en una provincia como esta.

La reaparición de Felipe Solá (acompañado por Daniel Arroyo) como candidato massista causó sorpresa en muchos. Dividirá al voto peronista en la provincia seguramente, pero estará atado a la suerte de Massa también. Solá aspira a volver a la gobernación después de haber negado en reiteradas oportunidades que no se presentaría para dicho cargo e inclusive dio por ganador a Daniel Scioli como Presidente. Estas dos cosas le pueden jugar en contra al momento de hacer algunas declaraciones. Necesita de los Intendentes para traccionar votos, base de la estrategia de Massa para ganar en 2013 pero que ahora como todos sabemos ha perdido interactividad por parte de los jefes locales.

No podemos dejar de mencionar la estrategia confusa por momentos del PRO. Tiene hace rato a una candidata que ha crecido mucho en las encuestas e incluso en su nivel de conocimiento como es María Eugenia Vidal. Pero los acuerdos y desacuerdos sobre todo con la UCR la expusieron demasiado no sólo a ella sino a los que se encargan de negociar estas cosas. Pasó de tener un compañero de fórmula netamente porteño, como es Cristián Ritondo, a bajarlo y en el mismo día designar a dos radicales distintos. Finalmente Macri negoció con su socio político del radicalismo, Ernesto Sanz, para que sea el Presidente de la UCR bonaerense, Daniel Salvador. Las cosas entre ambas fuerzas no quedaron muy bien porque primero el PRO “se cortó sólo” para unos, y la UCR “se durmió” para otros.

Así y todo ya cerraron las listas. Ya no se puede modificar nada salvo algunos candidatos que decidan bajarse de los cargos a los que aspiran. En el medio seguimos teniendo elecciones en varias provincias que van marcando algunas conclusiones aunque no son determinantes de cara a las nacionales porque la gente vota distinto en cada acto electoral. Lo que sí podemos decir es que la precariedad y crisis que están sufriendo las economías regionales en el interior del país están teniendo un peso más que determinante al momento de elegir por uno u otro gobierno.

Río Negro y Mendoza son algunos ejemplos de ello. En la primera, la crisis frutihortícola y la buena movida política del gobernador re electo hicieron que el candidato oficialista, perdiera por más puntos de lo que todo el mundo pensaba. En Mendoza, el peronismo le devolvió el poder a los radicales con el sector vitivinícola pasando uno de sus peores momentos. La provincia de Tucumán, y la crisis azucarera podría ser el próximo paso en caso de no resolverse el conflicto. El atraso cambiario que están sufriendo estas y muchas otras economías, son más que importantes al momento de votar este año.

Sobre el autor

Gonzalo Plecity is Senior Account Executive for the Public Affairs practice in Edelman Argentina. He hold a BA in International Relations at the University of the Salvador. Previously, he worked as Operations and Supplies Officer in Pleamar Srl.