Tuesday 26 March 2019

El PRO busca recibirse de partido

Frase de la Semana

“El paro fue contundente”

Hugo Moyano (Secretario General CGT opositora) – 31/03/2014

Si bien a nivel Nacional todavía la Presidente de la Nación no definió claramente “su” candidato, y tampoco lo hará hasta último momento, en la ciudad de Buenos Aires el Jefe de Gobierno porteño ya optó. Abiertamente, y en detrimento de la Senadora Nacional Gabriela Michetti, “eligió” a su actual Jefe de Gabinete, Horacio R. Larreta como su continuidad. El PRO por primera vez tendrá elecciones internas, y esto está muy bien que suceda. Le viene bien al partido y le permitirá saber cuán independiente es de la figura de Macri.

Analizando políticamente esta decisión podríamos decir que la elección de uno por sobre otro pre candidato a sucederlo, está en línea con una de las últimas declaraciones del máximo referente del PRO. “Hay banderas del peronismo que hay que sostener”. Más allá de las críticas que recibió por haber dicho esto, Macri hizo una movida peronista. Señaló a un funcionario que lo acompañó en la gestión de los últimos ocho años, por encima de una de las que mayor sensibilidad despierta en el electorado de la Ciudad.

No fue sólo una decisión. Sino también fue plantearse un desafío político. Primero porque se mete en la lógica cambio o continuidad en su propia interna. Un juego de palabras que al kirchnerismo le gusta jugar. Además su inclinación “ensucia” un poco esta instancia electoral. También es típico del mundo K. Hacer público una decisión personal que beneficia a uno y perjudica (?) a otro. Pero el macrismo siempre pregonó, y lo sigue haciendo ser un espacio 100% no peronista.

Puede que este tipo de actitudes desconcierte un poco al potencial votante. Ya lo había hecho con el acercamiento del “Lole” Reuteman en Santa Fé e pesar de haya gente que lo recibió muy bien a este mensaje. Pero en dicho distrito, podríamos interpretarlo si quisiéramos ser un poco ingenuos, que en parte fue una decisión para quitarle a Massa un posible aliado y debilitarlo en un distrito que tiene altas chances de ganar. Con Reuteman de su lado, allanaría ese camino. Algunos piensan en que lo tendrá como compañero de fórmula, pero el mismo Macri al pasar en un programa de televisión dijo que era probable que vayan con fórmula propia.

Cuánto incide en el voto porteño que Macri haya dicho lo que dijo sobre Larreta. La gente votará al “jefe de la gestión diaria” que también está recibiendo de a poco el apoyo de los “pesos pesados” del macrismo. El 26 de abril podremos esbozar una respuesta a estas preguntas. El electorado porteño es tal vez un poco más independiente, y volátil, que en otros distritos. Inclusive, si comparamos con la elección nacional, una boleta que lleve la sigla CFK tal vez si traccione más votos sobre todo en las clases más bajas. Pero el porteño es un votante difícil de interpretar.

Los dos nombres que disputan el sillón que estaba antes en Bolívar 1, son referentes del PRO. Y siendo osados podríamos decir que con las máximas figuras detrás del ex Presidente de Boca Jrs. Macri intuye que la ciudad será “suya” durante los próximos cuatro años si no pasa nada extraordinaria. Pero apuesta al triunfo de Larreta. Ahora este tiene que ganar, porque si esto no sucede llegará a las internas nacionales de agosto con el distrito “ganado” pero no por el candidato que él apoyó en primera instancia. Y el peronizar ciertas decisiones, puede significarle más razones para ser blanco de detracciones.

Además Macri no quedará exento de nuevas críticas que le recaiga por parte radicalismo. Tal vez no a él directamente, pero sí por medio de su nuevo compañero de ruta, el Senador Ernesto Sanz. Los díscolos de la Convención de Gualeguaychú tienen previsto presentar dentro del Congreso un bloque propio para mostrar las diferencias con el partido del centenario y sobre todo con su Presidente. Como hemos dicho en varias oportunidades, hay radicales que tienen por delante escenarios con previsibilidad de triunfo, pero se les complica si deben limitar sus acuerdos políticos. Necesitan ser lo más amplios posibles. Además deberían entregarle al PRO la posibilidad de decidir sobre las listas de legisladores nacionales, aunque esto está por verse.

Lo único claro que tiene Macri es que quiere sentarse en el Sillón de Rivadavia. Todo lo “gane” en el camino bienvenido sea, pero no se detendrá. Pasa que la Ciudad de Buenos Aires es su main stage, y no puede subestimarla. Necesita tener la casa en orden, si quiere ser Presidente de la Nación.

Sobre el autor

Gonzalo Plecity is Senior Account Executive for the Public Affairs practice in Edelman Argentina. He hold a BA in International Relations at the University of the Salvador. Previously, he worked as Operations and Supplies Officer in Pleamar Srl.