Thursday 17 January 2019

Public Affairs Agenda – 28 de noviembre de 2014

CRISTINA Y SU REAPARICIÓN PÚBLICA

Cristina-Kirchner-Camara-Argentina-Construccion

Luego de 23 días de reposo, la Presidenta volvió esta semana con su agenda oficial y eligió el evento anual de la Cámara Argentina de la Construcción para dar su primer discurso desde hace casi un mes. Como ya es costumbre, reivindicó las iniciativas del Gobierno y deslizó críticas hacia la oposición, por su falta de propuestas.

De cara a las elecciones del año próximo, la Primera Mandataria ya comenzó a direccionar sus discursos sobre lo que vendrá, y sobre quien la suceda en el próximo mandato. En este sentido, interpeló a los candidatos opositores al proponerles “que digan qué país quieren y cómo lo harán”. Además, dijo que “la infraestructura social y económica debe ser una política de Estado. Pero definir claramente, de cara a la sociedad, quién financia y cómo se financia esa infraestructura es una obligación de todos los que pretenden conducir la Argentina”.

Uno de los temas sensibles para el Gobierno este fin de año es la demanda del sector trabajador para modificar la ley que regula el Impuesto a las Ganancias. Sobre esto, Cristina no se refirió pero aclaró que “los trabajadores argentinos siguen siendo los mejores remunerados en toda Latinoamérica”. Además, le pidió reflexión y “cuidar todo lo logrado” en estos años de gestión. Acorde al marco en el cual se encontraba, se refirió a la inversión estatal en obras e infraestructura. Según ella, “este Gobierno logró cambiar el paradigma de gasto público por el de inversión pública” en materia de infraestructura y obras. Lo que cabe destacar es que Fernández de Kirchner siempre vinculó el tema de infraestructura con la manera de conseguir financiación para la inversión necesaria. Y sobre esto, se preguntó “¿cómo hacemos para financiar obra pública si no cobramos impuestos?”, en tono irónico.

Frente a la audiencia repleta por dirigentes del sector constructor, la Presidente les pidió comprometerse con políticas de Estado a largo plazo, más allá de la administración de turno, para que no varíe el apoyo del sector para con el Gobierno. Cuando se empieza algo que es bueno para los argentinos, el siguiente gobierno lo tiene que seguir. Se necesita mucha sustentabilidad, mucha perseverancia y mucha continuidad en un proyecto. No se puede ir cambiando al tuntún porque así nos ha ido a los argentinos”, agregó.

PUJA ENTRE EMPRESARIOS Y GREMIOS POR EL BONO DE FIN DE AÑO

Desde algunos gremios ya manifestaron sus intenciones de reclamar a los empleadores un plus salarial para fin de año para el sector asalariado. El pedido se argumenta para compensar el importante ritmo inflacionario de la economía argentina, que pese a las paritarias previamente acordadas, perjudica directamente el poder de compra de los trabajadores. Sobre esto se volvió a hablar esta semana en diferentes medios.

En un encuentro de líderes que tuvo lugar en La Rural, el diputado nacional de origen sindical, Facundo Moyano, le preguntó abiertamente sobre esto a Daniel Funes de Rioja, abogado laboralista y máximo representante de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL). Lo que éste último le contestó es que hay que tener en claro que “un bono de fin de año significa romper el convenio colectivo”, por lo que es muy delicada la situación de otorgar o no este plus en el sueldo. Además, Funes de Rioja pidió “un acuerdo económico y social” entre los sectores políticos y promovió “una reforma fiscal urgente” que cambie la carga impositiva actual sobre el trabajador.

PARO DE TRANSPORTE CON IMPLICANCIAS POLÍTICAS

El jueves bien temprano por la mañana, la ciudad de Buenos Aires estuvo por demás complicada para ser transitada. La medida de fuerza dispuesta por 22 sindicatos del transporte entre las 4 y las 7 hs generó varias complicaciones y al mismo tiempo declaraciones y repercusiones en personajes políticos. La decisión fue argumentada sobre el pedido de cambio del impuesto a las Ganancias, que al estar desactualizado afecta directamente el salario de un número cada vez mayor de asalariados.

El miércoles, Florencio Randazzo dijo que “el paro de mañana no es bueno. Es un paro contra los laburantes. Tenemos que utilizar el sentido común y ser prudentes. No me parece que el camino sea un paro, que termina siendo un paro contra los trabajadores”. El ministro del Interior y Transporte dirigió sus críticas a líderes sindicales “que son parte del pasado y no de la solución”. . En apoyo al Gobierno nacional, el secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro, Roberto Pianelli, afirmó que los metrodelegados no se sumarían a ninguna medida de fuerza. Pero los gremios nucleados detrás de la CGT opositora confirmaron no operar durante esas tres horas para realizar asambleas, según lo que comunicaron sus delegados.

Desde la izquierda, más allá que muchos gremios con colores cercanos al Partido Obrero no hayan adherido al paro de ayer jueves, el diputado nacional Nestor Pitrola adelantó que “va a haber un diciembre con mucha tensión, lo de hoy fue un gran aviso”, en referencia al paro de transporte. Según el líder del Partido Obrero, “el impuesto a la ganancia es lo más regresivo que se haya visto nunca, el no reportar ganancias para el aguinaldo es una aspirina para un cáncer”. Y agregó que “hemos planteado esto sobre tablas y el kirchnerismo llamó a votar en contra con una mano alzada vergonzosa porque es contra el salario de miles de trabajadores. El Gobierno está haciendo una redistribución negativa de las riquezas”, aseguró el diputado. Pero no evitó disparar contra Moyano, al asegurar que “el movimiento obrero, si se pone de pie, arranca el impuesto a las Ganancias (…), el problema es que Moyano no pasa de la palabra (…), ha desmantelado el movimiento obrero”.

Sobre el autor

Gonzalo Plecity is Senior Account Executive for the Public Affairs practice in Edelman Argentina. He hold a BA in International Relations at the University of the Salvador. Previously, he worked as Operations and Supplies Officer in Pleamar Srl.