Saturday 18 August 2018

El identikit de los principales candidatos

Frase de la Semana

“Carrió tiene coraje y dice muchas verdades”

Mauricio Macri (Jefe de Gobierno porteño y pre candidato presidencial) – 22/11/2014

 

A los argentinos nos gusta hablar del periodo electoral con mucha anticipación. Venimos escuchando sobre este hace varios meses y en el fondo no sabemos si realmente ayuda tener una visión clara sobre las plataformas políticas de cada uno. Hay mucha información con demasiado interlocutores. Los principales pre candidatos están trabajando en dichas platanormas y seguramente después del verano las presenten oficialmente.

Hasta tanto, cómo saber qué estrategia tiene cada uno por momentos es una gran incógnita. En algunos casos son más claros. Por ejemplo el Ing. Macri se presente como lo realmente distinto. Defensor del cambio con ejemplos claros de una buena gestión en la Ciudad de Buenos Aires quiere replicarlo a nivel nacional. Su gran desafío es cómo convertirse en “el otro” sin tener nadie que le haga sombra. Lo más oficialista que tiene en estos últimos tiempos es haber dicho que si triunfa en 2015, mantendría a Miguel Galuccio como CEO de YPF.

Quienes aspiran a ser sus socios están divididos. El radicalismo, eje central del FA-UNEN tiene diversas opiniones para no traicionar sus raíces. Algunos pretenden cerrar con Massa y otros con el Alcalde porteño. Precisamente esa fue la razón (?) de la Diputada Elisa Carrió para irse del espacio que ella mismo impulsó. Ella sigue su camino de ir a una interna con el PRO; por ahora FA-UNEN no la echó de su alianza, para exponerla a ella como la que dio un paso al costado.

Ernesto Sanz que coquetea con Macri, también podría llegar a ser un eventual miembro del potencial gabinete de Sergio Massa. Este último cerró un pacto en la provincia de Jujuy con Gerardo Morales, que quiere ser el primer radical que cierra filas con otra fuerza. Julio Cobos y el socialista Hermes Binner parecen conformarse con un acuerdo entre ellos, pero deben apurarse porque si no quedarán fuera de la discusión.

El Intendente de Tigre, en uso de licencia, se muestra como hemos dicho bajo una versión renovada del peronismo. Sin tanto revisionismo, apunta hacia el futuro y de alguna manera busca dominar la agenda pública con temas que saben que le incomodan al kirchnerismo pero que en el fondo no se resolverán en el corto plazo. Casos como el no pago del impuesto a las ganancias con el aguinaldo de fin de año o la reforma del Código Civil y Comercial vienen siendo sus caballitos de batalla. En paralelo trata de cerrar acuerdos contra reloj con referentes provinciales. Das Neves en Chubut, Weretilneck en Río Negro y Morales como mencionamos son algunos de los ejemplos.

La izquierda que si bien tiene varios aspirantes al Sillón de Rivadavia no pareciera que fuera a estar dividida. Y si lo hicieran, perderían terreno frente a los muy buenos resultados que obtuvieron en las legislativas de 2013. Jorge Altamira, Cristián Castillo y Néstor Pitrola son sus principales exponentes.

Finalmente y no menos importante se encuentra el abanico oficialista. Fieles a cada uno de sus estilos, pretenden picar en punta. El Ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo niega rotundamente que será candidato a Presidente o no será nada y que le molesta que lo “quieran bajar a la provincia”. Pero así, de alguna manera, también se posiciona ya que gran parte de los analistas políticos lo consideran como un muy buen candidato a suceder a Scioli. Y más si tenemos en cuenta las alternativas que existen en la actualidad dentro del oficialismo provincial. Randazzo se autoproclama como un militante de años y esa, según sus propias palabras, es la principal diferencia con el ex motonauta por la cual nunca podría hacerse cargo de un país (por su supuesta incapacidad).

Julián Domínguez que también solía decir sobre sus ganas para Nación, cada vez aparece menos bajo este ámbito. En algunos pasillos se comenta que le habrían dicho que mire más a La Plata que a Balcarce 50. El junto a Randazzo son vecinos provinciales y con muy buena imagen en el interior de la misma. El Gobernador de Entre Ríos, Sergio Uribarri tiene que definir que hace en su provincia para terminar de lanzarse para la presidencial. Como hará Macri en Capital Federal, seguramente desdoble la elección para poder obtener un triunfo en su distrito y mostrarse en algo como ganador. Claro está que tiene pocas chances de suceder a CFK aunque se autodefina como el continuador del modelo kirchnerista.

Jorge Taina, ex Canciller durante el kirchnerismo, intenta reunir a todas las agrupaciones K con su socio político, el Diputado provincial, Fernando “el chino” Navarro a través del Movimiento Evita. Es tal vez el candidato más “popular” mal que le pese el Gobernador de Entre Ríos que quisiera tener ese adjetivo. Por su parte Daniel Scioli es quien mejor mide en las encuestas, y en caso de que las PASO fuesen el próximo fin de semana, se quedaría con el triunfo aparentemente.

A Scioli le gusta mucho el concepto de Desarrollo Sustentable (DS) y a partir de este arma su discurso. Suele repetir que él es “la continuidad con cambios” a pesar de que a muchos no les quede claro qué quiere decir concretamente. Habla de no terminar con todo lo que se hizo supuestamente bien, pero si comenzar con una nueva fase, la fase del desarrollo. Coquetea con todos los sectores del kirchnerismo, inclusive La Cámpora, sabiendo que él no es K y que tampoco está garantizado que la actual mandataria nacional lo vaya a bendecir.

A propósito de la Presidente, tal vez debamos sospechar si realmente se va a encargar de elegir a alguien. Actualmente está más concentrada en cómo no perder poder, cómo mantener la agenda pública bajo su dominio y cómo adoctrinar a sus seguidores. Claro está que en cada uno de sus últimas aspiraciones públicas, su discurso está cada vez más dirigido a ese electorado cautivo que le da (dependiendo qué encuestador lo diga) entre un 20% y 30% de base electoral. Esta es la razón principal por la cual existe una puja tan fuerte dentro del oficialismo para ser “el elegido”.

Sobre el autor

Gonzalo Plecity is Senior Account Executive for the Public Affairs practice in Edelman Argentina. He hold a BA in International Relations at the University of the Salvador. Previously, he worked as Operations and Supplies Officer in Pleamar Srl.