Sunday 26 March 2017

Las PASO y el lugar a las nuevas generaciones

Frase de la Semana

“Hoy no voy a hablar de justicialismo ni de radicalismo, sino de peronismo e yrigoyenismo…”

Dra. Cristina Fernández de Kirchner (Presidenta de la Nación) – 01/07/2014

Esta semana se cumplieron 40 años del fallecimiento del ex Presidente de la Nación, Gral. Juan Domingo Perón. Obviamente este líder político, no fue un líder más en nuestra historia. Tanto él como Hipólito Irigoyen, tal cual dijo la Presidente de la Nación, fueron los máximos exponentes de las dos raíces políticas más trascendentales de nuestra historia.

Pero si pensamos al radicalismo y al peronismo en la actualidad, muchas dudas crecen alrededor de ambos partidos. Primero las respectivas fracturas internas y las divisiones que ello conlleva. Segundo la falta de representatividad, o las diversas representaciones que confunden más al electorado. Y finalmente la poca capacidad de captación de nuevos dirigentes que se afilien a las huestes de cada uno de ellos.

Hoy vemos en ambas estructuras de poder más interrogantes que certezas. Por parte del radicalismo sobran las discrepancias. Se formó el frente UNEN que nuclea entre tanas fuerzas a la Unión Cívica Radical, pero con ramificaciones. Hay radicales de primera hora, otras que fueron kircheristas, algunos arrepentidos y otros que quieren forzar una alianza con un espacio en las antípodas de su ideología, como es el PRO. Hoy la discusión que tienen los máximos referentes es porque el Diputado Nacional, Ing. Julio Cobos, fue a las Malvinas a pasar una semana (no bajo visita oficial) y no hizo alusión al permanente reclamo de soberanía por parte de nuestro país sobre Gran Bretaña.

Por parte del peronismo, tal vez la fuerza que más chances tenga para volver a ser Gobierno en 2015 de nuevo, tampoco hay un mejor clima. La interna está en su máxima expresión. El rearmado del partido que corría riesgo de perder su personería jurídica, obligó a relanzarse de alguna manera. Para dejar en claro quiénes serán los representantes de cara a las PASO, se formaron las Vicepresidencias honorarias; además su rearmado busca de alguna forma también poner un límite y contener al partido para evitar fugaz al Frente Renovador. Este mismo espacio se define como peronista, y por ende hay que sumarlos en esta “pelea” en donde también se mezclan las intenciones de varios sindicalistas tanto de la oposición como del oficialismo.

Por eso no será menor el rol que tendrán por tercera elección nacional consecutiva las PASO (primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias). Son más que una interna ya que aquí todos los ciudadanos argentinos mayores a los 18 años, y con opción aquellos que tengan como mínimo 16 años de edad, tienen la posibilidad de elegir a los pre candidatos. Con un sistema electoral un poco más claro que una simple interna partidaria, aunque todavía con algunos vacíos, el sistema busca perfeccionarse día a día.

Tal vez el próximo paso (valga la redundancia), y porque no con un debate serio, sea de qué manera se eligen las fórmulas presidenciales. Si se mantienen así, o sea a ojo de quien lidere, o si por lo contrario se asimilan más al modelo estadounidenses donde quien “pierde” la interna puede acompañar. De todas maneras una discusión previa y que se está dando en la actualidad, es como adaptan este sistema cada una de las provincias. No todo el país tiene las PASO implementadas, por eso en varias legislaturas provinciales se está llevando adelante esta discusión.

Lo que sucede allí es que en varios casos existen provincias feudales; o sea con un claro líder político que comanda las riendas de la jurisdicción hace muchos años, y no quiere que nadie se “meta en su negocio”. La política es un juego de poder, y detrás del poder hay violencia. Por lo tanto cada provincia debe saber implementar las PASO de la mejor manera, acordando con todos los sectores y demostrando a la ciudadanía la capacidad de diálogo que todos los espacios deberían tener al menos para acordar puntos básicos que sirvan como sustento para el desarrollo de cada una de ellas.

Nuestra Democracia es joven, y si miramos para atrás a partir de su retorno en 1983, de los 31 años que llevamos con este sistema de gobierno de manera ininterrumpida, casi la mitad estuvo divido entre el menemismo y el kirchnerismo. Poca alternancia de poder claramente, pero sólo llegan a ser gobierno los que se preparan para serlo y están a la altura de las circunstancias. El resto sólo se queda en quejas.

Por eso resaltamos el valor de las PASO como una forma de consolidar a la democracia, brindarle la misma chance a todos por igual y por sobre todas las cosas, hacer lugar a las nuevas clases diligénciales que son hijos de la Democracia, las cuales tienen mucho para aportar.

 

 

Sobre el autor

Mariano Vila is the Public Affairs Director at Edelman Argentina. He is in charge of developing governmental relations´ strategies for clients, like monitoring, warning systems, relationship and influence and strategic partnership. Lately he has worked with companies as MasterCard, Tyco/ADT, HP, SCJ and Bridgestone among others. He developed his career in the area of Tourism of the Argentinean National Government, where he served as Head of Product and Networking Area and as Market Manager for the long haul markets at the National Institute of Tourism Promotion (INPROTUR), of the National Tourism Ministry. Mariano has a degree in Political Science in the Pontificia Universidad Católica Argentina. He is a member of the Corporate commission of the Public Relations Council. He is fluent in Spanish, English and Portuguese and he knows about social media and web 2.0 strategies.