Saturday 21 January 2017

Es una partida de ajedrez

Frase de la Semana

“Esas son las complicaciones que el juez Griesa parece no haber entendido”

Artículo The New York Times (en referencia a la mediación con los “Fondos Buitres) – 25-07/2014

Dicen que el ajedrez es más que un juego; de hecho el Comité Olímpico Internacional lo considera un deporte. Ayuda a agilizar la mente y pone al jugador permanentemente expuesto ante las jugadas del adversario de turno. Por lo tanto no sólo hay que saber mover, sino también anticiparse a lo que “el otro” pueda llegar a hacer.

Como en el ajedrez, la política es un juego de movimientos. Nada esta librado al azar, y todo está pensado. Ningún dirigente dice o hace algo sino tiene el aval de su jefe político. Cuando las cosas no funcionan, es en parte porque el otro se anticipó a “nuestra jugada”. Pero hay que ser inteligente y sobre todo frío al momento de tomar decisiones. Pasó el mundial, y comenzó el mundial de ajedrez en el país. Los partidos políticos empezaron a mover sus piezas y con ello los aparatos proselitistas.

Desde el lado del sciolimo claramente el Gobernador de la provincia comenzó su campaña recorriendo el país; juntándose con gremios, Gobernadores, Intendentes, cámaras empresariales y sus funcionarios para marcar por donde va su discurso. En frente encontró por el momento al Jefe de Gobierno Mauricio Macri como su adversario político, dejando a un lado a Sergio Massa. Dentro de las filas del peronismo, todo parecería encaminarse hacia las PASO donde el principal obstáculo según los últimos sondeos, es el Ministro del Interior y Transporte Florencio Randazzo que a fuerza de trenes y documentación personal está armando su campaña.

De todas maneras, en este último caso por más que él lo niegue no tendría que sorprendernos que baje a la provincia como hemos dicho más de una vez. Podemos analizar que su continua negación a ser candidato en la provincia, nos hace pensar el porqué de tanta aclaración; tal vez de alguna manera este buscando posicionarse en ese electorado. Lugar para los dos no habrá, y tampoco ni él ni Scioli querrán ser los derrotados del peronismo.

Por su parte Sergio Massa comienza a sufrir su ingreso a la denominada “meseta electoral”. No sabemos si aún llegó a su techo, pero ya no es la sorpresa o el candidato nuevo. Buscas desde el Congreso fortalecerse a fuerza de posicionar temas en la agenda, pero sin gestión diaria a diferencia de Macri y Scioli aunque la gestión diaria sea un arma de doble filo también. Quien fue su principal socio político en el lanzamiento del Frente Renovador, el ahora Diputado Nacional Darío Giustozzi, parece estar un poco incómodo con la potencial llegada de Martín Insaurralde, hoy dentro del Frente para la Victoria.

Justamente Insaurralde es quien mejor mide en la Provincia. De alguna manera su “protector” es o fue (depende de cómo se lo quiera ver) el Gobernador Scioli, quien días atrás se refirió por primera vez a qué ocurriría si el lomense decide dar un golpe de timón. En caso de que eso pase, se haría un cambio de figuritas, porque el Intendente con uso de licencia en Alte. Brown no dudaría un segundo en volver a las filas kirchneristas. Sin embargo es difícil pensar que Insaurralde quiera hacer lo que algunos dicen. Tal vez sea una estrategia del sciolismo para pegar a este candidato con Sergio Massa y restarle votos porque la gente podría pensar “Ah, al final son lo mismo”.

Por su parte UNEN sigue discutiendo si acuerdan o no con el PRO. Macri sabe que necesita tener una fuerza que lo secunde para tener mayor tracción de votos, sobre todo en provincias donde no tiene pie o tiene poca estructura. El radicalismo de UNEN se lo podría llegar a dar, pero sería una mezcla política al menos insólita ya que conjugarían gente de centro izquierda y de derecha. De todas maneras el rol de las ideologías hoy en día está muy banalizada, pero será motivo de otra editorial.

A propósito de la izquierda, debemos decir que está ganándole terreno al mundo sindical. Las eternas internas dentro del gremialismo hicieron que se haga un lugar para los frentes de izquierda para que se “metan” de lleno en la discusión política y actualmente en los conflictos laborales. Nuevas modalidades de piquetes, bloqueo de plantas y paralización de ingreso a parques industriales son algunas de las actividades cada vez más normales que ponen en marcha estos espacios. En paralelo van ganando terreno en algunas legislaturas y ya dejaron de ser una sorpresa en ciertos distritos.

En definitiva lo que debemos contemplar es que en la basta repartición de espacios políticos, y por ende de candidatos hace que tengamos más de una opción. Pero que por otro lado, el simple ciudadano, le cueste entender que son las PASO, para que sirven, porque entre “compañeros” se pegan mutuamente y quién es opositor realmente. Este proceso electoral que se avecina es algo nuevo para el país.

Primero porque tenemos una Democracia joven, la cual tiene dos grandes mandatos que cubrirán 22 años de los 32 años que lleva de manera ininterrumpida. Segundo porque van a cambiar los gobiernos, o por los menos los mandatarios en 13 provincias. Porque el Presidente de la Nación después de 12 años ya no tendrá el apellido Kirchner. Y porque además los ojos del mundo están puestos en Sudamérica, y no debemos desaprovecharlo. Por lo tanto es normal que haya cierto desconcierto sobre lo que pueda pasar. Lo importante es entender el juego, y saber adelantarse en caso de que sea necesario.

Sobre el autor

Mariano Vila is the Public Affairs Director at Edelman Argentina. He is in charge of developing governmental relations´ strategies for clients, like monitoring, warning systems, relationship and influence and strategic partnership. Lately he has worked with companies as MasterCard, Tyco/ADT, HP, SCJ and Bridgestone among others. He developed his career in the area of Tourism of the Argentinean National Government, where he served as Head of Product and Networking Area and as Market Manager for the long haul markets at the National Institute of Tourism Promotion (INPROTUR), of the National Tourism Ministry. Mariano has a degree in Political Science in the Pontificia Universidad Católica Argentina. He is a member of the Corporate commission of the Public Relations Council. He is fluent in Spanish, English and Portuguese and he knows about social media and web 2.0 strategies.