Thursday 20 July 2017

Public Affairs Agenda – 6 de junio de 2014

Boudou, entre idas y vueltas por su citación a indagatoria

amado-boudou

El martes se confirmó que el juez federal Ariel Lijo pidió la declaración del Vicepresidente en la causa Ciccone. Amado Boudou está imputado por “negociaciones incompatibles con la función pública” por sus gestiones, cuando era Ministro de Economía, para favorecer operaciones necesarias para que la empresa volviera  a funcionar bajo nuevos dueños, investigados de ser socios del Vicepresidente.

De acuerdo a las investigaciones, el objetivo final de Boudou era quedarse con el negocio monopólico de fabricación de billetes, teniendo como cliente al Estado del cual él formaba parte como funcionario público. Es por esto que el juez llamó al Vicepresidente a indagatoria el próximo 15 de julio. En primera instancia, el mismo Boudou pidió adelantar su declaración, aduciendo que su agenda lo obligaba a hacerse cargo del poder Ejecutivo para el 15 de julio, ya que la Presidente estará de viaje para esa fecha. Luego, sus abogados con un escrito de más de 40 páginas, pidieron la nulidad del llamado del juez federal, por considerar la acusación “basada en afirmaciones falsas, carentes de sustento jurídico, fáctico y probatorio”.

Además, para la defensa, “no surge de los dichos de ninguno de los testigos, así como tampoco de los expedientes aduanados a las presentes actuaciones, que Boudou haya tenido injerencia en el aval que la AFIP decidiera otorgarle a la empresa Ciccone para el levantamiento de la quiebra”. Además, sus abogados insisten en que la hipótesis sobre que Boudou es el dueño de The Old Fund responde a la “voluntad y prejuicio” de Ariel Lijo.

Este pedido de nulidad de indagatoria es parte de la estrategia que la misma Cristina Fernández de Kirchner pidió comenzar a desplegar alrededor del Vicepresidente, en su defensa. Con el aval presidencial, es cuestión de tiempo para que el ataque mediático y político en contra del juez Ariel Lijo comience a hacerse ver.

Cruce entre sindicalistas y la Izquierda en medio de conflicto automotriz         

La particular situación que está atravesando la industria automotriz tuvo esta semana un nuevo capítulo, con foco en la autopartista Gestamp, y con Néstor Pitrola y Ricardo Pignanelli como sus protagonistas destacados. Estalló la disputa política entre los delegados gremiales de Gestamp, cercanos al Partido Obrero -cuyo referente es el diputado nacional Pitrola-; y la cúpula directiva de SMATA, gremio con mayor llegada al Gobierno nacional.

Todo comenzó con un acuerdo alcanzado entre el gremio SMATA y la empresa mediante el cual se suspendería a parte de su personal -continuaría cobrando 80% del salario-. Pero 69 trabajadores de la compañía, cercanos al Partido Obrero, rechazaron ese trato y fueron a huelga, reclamando el pleno cobro de su trabajo. Por haber ido a paro sin el aval del gremio, y al mismo tiempo contradiciendo lo pactado, esos empleados fueron despedidos. Por este motivo, la semana pasada operarios de la autopartista ubicada en Escobar decidieron tomar medidas de fuerza en reclamo de esos 69 compañeros despedidos.

La huelga de los trabajadores de Gestamp afectó directamente el suministro de autopartes necesarios para continuar la cadena productiva de las principales automotrices con plantas de fabricación en Argentina; que se vieron obligadas a reducir e incluso interrumpir su producción temporalmente. Con este panorama, el Secretario General del sindicato mecánico, Pignanelli, acusó a los trabajadores de Gestamp de “bordear la anarquía” por haber tomado la fábrica desde el martes de la semana pasada. En la vereda de enfrente, Néstor Pitrola atribuyó al kirchnerismo “de mirar para otro lado, siendo el responsable por muchos motivos” del revés que está pasando el sector automotriz.

El diputado nacional destacó un conjunto de decisiones que impactaron directamente en el mercado automotor: “El cepo cambiario, los problemas en el mercado de importaciones y exportaciones, y las tasas de interés altas”. Además, “los créditos están a 50 o 60%, nadie toma préstamos para comprar un auto”, concluyó en declaraciones radiales.

Esta disputa reavivo históricas diferencias entre el gremialismo peronista y la Izquierda. Esta semana, a pedido de SMATA, se reunió la Confederación de Sindicatos Industriales de la República Argentina (CSIRA), históricamente peronista, que nuclea a más de cuatro millones y medio de trabajadores industriales, para analizar “la altísima infiltración de la política de izquierda en los lugares de trabajo”. La semana que viene, la CGT oficialista también tratará esta preocupación de los sindicatos peronistas.

Cristina y Mauricio, juntos una vez más

Esta semana mucho se habló sobre un posible pacto político entre la Jefa de Estado y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Las especulaciones dieron lugar luego de que en doce días, Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri se mostraran juntos por tercera vez, en la inauguración del último tramo de la autopista porteña Illia, desde Avenida Sarmiento en conexión con Cantilo.

Los medios de comunicación quieren revelar que algo cambio en la relación entre ambos primeros mandatarios. El buen diálogo que aparentan mantener ambos políticos, sumado a la presencia de sus segundas líneas en actos políticos de fuerza ajena -María Eugenia Vidal, por ejemplo, estuvo presente en el anuncio de la Presidente sobre beneficios en planes sociales para jubilados; Capitanich dijo que comparten proyectos políticos con el PRO-, pueden permitir ciertas suspicacias alrededor de dos proyectos políticos que hasta no hace mucho se mostraban muy diferentes.

Durante la inauguración, ambos líderes celebraron el “logro” del avance conjunto, pero se encargaron rápidamente de desmentir que la foto compartida signifique un pacto político. La Presidenta, en este sentido, aclaró: “no hay pacto político, simplemente sentido común”. Y agregó, “mucho leí sobre la foto y la postal de hoy. Muchachos, cuando me quiero sacar una postal me voy al Sur. Cuando no dialogamos, es porque no dialogamos… Nos querían sacar una fotografía, acá está con la autopista de fondo”, lanzó. Por su parte, Macri celebró la nueva obra y expresó su deseo de que continúe la sintonía con la Nación. “Espero que esta no sea la única vez que junto al Gobierno podamos llevar a cabo cosas juntos importantes”, señaló.

Luego de este tercer encuentro -los dos anteriores habían sido en la inauguración de las oficinas de Facebook y en el Tedeum de la Catedral porteña por el 25 de Mayo-, Macri volvió a rechazar la posibilidad de un pacto con el kirchnerismo, y aseguró que tiene más diálogo con UNEN que con el peronismo. La realidad indica que habiendo Massa cooptado al peronismo opositor, Macri comenzó a direccionar sus cañones en búsqueda de apoyo territorial para 2015 en el radicalismo. Así, se reunirá con el gobernador de Corrientes, Ricardo Colombi, radical e integrante del Frente UNEN.

 

Sobre el autor

Gonzalo Plecity is Senior Account Executive for the Public Affairs practice in Edelman Argentina. He hold a BA in International Relations at the University of the Salvador. Previously, he worked as Operations and Supplies Officer in Pleamar Srl.