Sunday 26 March 2017

Public Affairs Agenda – 13 de junio de 2014

NACIÓN Y PROVINCIAS NEGOCIAN NUEVA “LEY DEL PETRÓLEO” PARA ATRAER INVERSIONES

ypf_poso

Desde que se descubrió que Argentina posee la tercera reserva más importante del mundo de recursos energéticos no convencionales, e YPF fue estatizada, el Gobierno nacional tomó como principal desafío estratégico lograr el autoabastecimiento energético. Meta que, por el momento, no parece fácil de ser alcanzada. En este sentido, funcionarios especializados en el tema, dentro del gobierno nacional, creen necesario reformar la ley que regula la explotación energética del suelo argentino.

El principal interés desde Nación, expresados a través de YPF, es que las provincias no puedan asociarse directamente con empresas privadas en las concesiones para la exploración y explotación de yacimientos de petróleo y/o gas. Sino que justamente el acuerdo comercial, aunque contemple a las provincias en la distribución de las regalías, sea tutelado por el Estado nacional. En este sentido, se limitará la participación provincial en la distribución de la rentra económica generada en la explotación de la empresa extranjera en cuestión. Para que las provincias reciban un rédito económico de las ganancias privadas, deberán participar con un porcentaje mínimo en la inversión inicial.

Además, lograr mayor previsibilidad legal y fiscal para atraer inversiones, aumentar la actividad y el empleo, generar más regalías para las provincias, y alcanzar el autoabastecimiento del país, es otro objetivo de máxima de la reforma que esta semana Cristina Ferrnández de Kirchner presentó a los gobernadores de provincias petroleras, nucleados en OFEPHI (Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburíferos). Y todo parece indicar que, pese a leves modificaciones que serán presentadas la semana entrante, los gobernadores aceptarán en general las nuevas condiciones. Entre ellas, una de las más discutidas es que habrá un modelo único de licitación y adjudicación de las áreas para las empresas, en el cual no se fijará canon provincial de ingreso ni será obligatoria la participación de empresas públicas locales bajo la forma de acarreo.

A nivel político, la principal disputa está entre la administración nacional y el gobierno de la provincia de Neuquén; personificados en el CEO de YPF, Miguel Galuccio, y el gobernador patagónico, Jorge Sapag (del MPN, opositor al Gobierno nacional). Neuquén, a través de su empresa provincial Gas y Petróleo, comenzó una campaña para buscar capitales extranjeros que estén interesados en explotar comercialmente las reservas de shale gas y shale oil que posee la provincia. El principal atractivo que expusieron en su misión comercial a Houston, Texas fueron tasas de pago a la provincia (sin incluir a Nación) mucho más bajas que las exigidas por YPF, en plazos de pago incluso más prolongados. Esto despertó la furia de Galuccio y compañía, por entender que los intereses provinciales perjudicaban directamente el negocio de YPF, a nivel nacional.

ARGENTINA Y BRASIL, ENTRE LA RIVALIDAD EN EL FÚTBOL Y EL ACUERDO POR LOS AUTOS

Mientras los ojos de todos comienzan a estar en el país vecino por el comienzo de la Copa del Mundo, Argentina y Brasil, rivales históricos en el fútbol y dos grandes candidatos a ganar el Mundial, ratificaron la prórroga del acuerdo para el comercio automotriz. Ésta extensión, con nuevas condiciones, regirá en principio hasta el 30 de junio de 2015.

Lo primero que vale la pena destacar es que Argentina logró reducir las importaciones desde Brasil de U$S 1,95 millones por cada millón de dólares exportado a dicho país, a U$S1,5 millones. Es decir, que la diferencia en la balanza comercial, en principio será reducida. Como contraparte, el Gobierno argentino se comprometió a tener un tratamiento más flexible con las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI), para dinamizar el comercio e intercambio de automóviles y autopartes.

Los objetivos de market share planteados son de 11% de inserción de vehículos argentinos en el mercado brasileño (en 2013 la participación fue de 10%) y del 44,3% de automóviles brasileños en los patentamientos en Argentina. Pero estos porcentajes son acuerdos “de palabra” dentro del sector privado, por lo que resulta difícil de ser reglamentado y obligado desde las regulaciones estatales vigentes en ambos países. En cuanto a autopartes, no se fijan metas claras dentro de esta nueva prórroga, algo que especialistas creen como una gran falencia en esta extensión.

La realidad indica que ese diseño para incluir las autopartes dentro del acuerdo será analizado recién dentro de nueve meses, por lo que en principio se mantendrá el sistema comercial que hasta el momento rige. Este acuerdo debe entenderse como una simple prórroga en la cual primaron los intereses de los privados. Los temas de fondo y estructurales que los Gobiernos deben tratar no fueron discutidos, por lo tanto tampoco incluidos en un convenio, que debería plantearse a largo plazo. Se prevé que el año que viene el acuerdo sí tenga modificaciones de fondo -en especial, sobre las autopartes- que favorezcan el mercado bilateral.

2015: VARIOS NOMBRES PARA LA CASA ROSADA

Recién en agosto del año que viene serán las elecciones PASO, y ya varios nombres empiezan a protagonizar notas periodistas sobre posibles candidaturas presidenciales. La rareza en algún punto, que puede generar cierta incertidumbre, es que por primera vez luego de 12 años el apellido Kirchner no estará en ninguna boleta del cuarto oscuro. Así las cosas, sobran los nombres que buscan asomarse como primeros candidatos para suceder a Cristina en el sillón de Rivadavia.

Sergio Massa, Daniel Scioli, Mauricio Macri, Julio Cobos, Hermes Binner, Florencio Randazzo, Sergio Urribarri, Agustín Rossi, Jorge Capitanich, Julián Domínguez. Todos nombres propios con razones e intenciones presidenciables, aunque algunos con mayor peso específico y posibilidades que otros, naturalmente. Como están dadas hoy las cosas, todo parece indicar que el próximo Presidente será peronista. Pero esta afirmación no logra aclarar el panorama: luego de la pérdida de liderazgo partidario que significó la muerte de Néstor Kirchner, el Partido Justicialista tiene tantas diferencias a su interior, que desde Massa, pasando por De la Sota, o Urribarri, o el mismo Daniel Scioli, todos parecen ser personajes por proyectos personalistas, que difieren entre sí.

Hoy viernes, en sus conferencias diarias, Capitanich adelantó que si Daniel Scioli gana las elecciones primarias de agosto próximo, será el elegido para encabezar la sucesión de Cristina Fernández de Kirchner desde el Frente Para la Victoria. Lo que plantearía el panorama de unas internas abiertas para el partido gobernante entre el gobernador bonaerense, su par de Entre Ríos, Sergio Urribarri, Florencio Randazzo, y por qué no el Presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez. Si esto se da, no parece fácil imaginarse que exista la disciplina partidaria necesaria como para que, llegado los resultados de agosto, todos se logren encolumnar detrás de un nombre que encabece “la continuación del proyecto”, como suelen decir desde la Casa Rosada. El mismo Sergio Massa, también de orígenes peronistas, parece ser el principal desafío a vencer por el Frente Para la Victoria. El ex alcalde de Tigre es hoy la principal “amenaza opositora”, con intenciones de voto importante al disputarle el primer lugar a Daniel Scioli.

 

Sobre el autor

Nicolás Gandini is Senior Account Executive for the Public Affairs practice in Edelman Argentina. He holds a BA in Political Science from the Universidad de Buenos Aires. He led a one-year-practice in journalism in Fundación Perfil, so his profile is near Political Communication. Previously, he made field work and surveys for sociological studies and investigations in the Universidad de Buenos Aires.