Friday 24 March 2017

Public Affairs Agenda – 30 de mayo de 2014

RANDAZZO QUIERE SER EL ELEGIDO ENTRE LOS “K”

cristina.randazzo

En los últimos días, el ministro del Interior y Transporte estuvo presente en varios titulares periodísticos. Se estuvieron presentando en sociedad resultados de su gestión: la entrega del nuevo DNI número 37 millones y la llegada a Buenos Aires de los trenes nuevos para el ferrocarril Sarmiento son algunas de las noticias positivas que en su círculo cercano reconocen como posibles “trampolines” para terminar de posicionarlo como presidenciable, de cara a 2015.

Es que su nombre hoy en día, dentro de Presidencia, suena fuerte como principal alternativa a disputarle la candidatura a Daniel Scioli desde el Frente Para la Victoria. Los kirchneristas más cercanos a Cristina, nunca vieron con buenos ojos la figura del gobernador de Buenos Aires, por su cercanía política con el viejo peronismo provincial y algunos históricos del interior del país. En este contexto, el perfil de Randazzo comenzó a destacarse en la opinión pública, a raíz de su buena gestión en Interior y Transporte, sobre otros cristinistas con aspiraciones a Balcarce 50; como Sergio Urribarri, Julián Domínguez, Jorge Capitanich o incluso Aníbal Fernández.

El mismo Ministro esta semana declaró que se alegra de “tener un grado de aceptación importante en la gente, pero más allá de las encuestas, yo lo siento en la calle, con la gente común que me para, me felicita por el documento, por el pasaporte, por los trenes, así que finalmente no me importa tanto una encuesta”. Así, hizo referencia a algunos estudios que revelan que su intención de voto e imagen positiva aumentaron y lo dejan muy cerca detrás de Scioli entre los presidenciables del Frente Para la Victoria. En relación al ex motonauta, Randazzo descartó un posible acuerdo, ya que tienen “formas diferentes de concebir la política”, según lo declarado. En relación a Julián Domínguez -oriundo de Chacabuco-, el ministro mantiene una vieja interna territorial, ya que él es referente de la ciudad vecina de Chivilcoy.

Según fuentes cercanas a Presidencia, Cristina comenzó a ver de manera auspiciosa la figura de Randazzo, y le estaría dando apoyo político para que comience a recorrer el país como futuro presidenciable. Es que en el interior del país no se lo conoce, y más allá que mida bien en Capital y Provincia de Buenos Aires, necesita tejer redes electorales en los principales distritos del interior. Esta semana, por ejemplo, viajó hasta La Rioja para reunirse con su gobernador, Beder Herrera, y el intendente de la capital, Ricardo Quintela. Hoy viernes, el ministro está en Río Negro, tierra de Miguel Ángel Pichetto, quien comenzó a acercarse a Scioli.

ACUERDO CON EL CLUB DE PARÍS Y SUS REPERCUSIONES POLÍTICAS

Luego de varias idas y vueltas, esta semana Argentina finalmente arribó a un acuerdo con los representantes del Club de París, para el pago de 9.700 U$D millones en concepto de deuda pública. La cancelación tendrá un plazo de cinco años, con la posibilidad de extenderse a siete, con una tasa interanual del 3%. El primer pago de U$S 650 millones será en julio próximo, luego uno de U$D 500 millones en 2015, y el tercero ya definido -de un monto similar a los anteriores- será en 2016.

Las repercusiones políticas no se hicieron esperar, y varios líderes dieron su opinión sobre el acuerdo alcanzado. A grandes rasgos, el común criterio es que esto permitirá a la Argentina una nueva inserción en el mercado internacional, con una imagen renovada frente a los organismos multilaterales de crédito, lo que dará la posibilidad de adquirir financiamiento externo bajo condiciones favorables para nuestra economía. La realidad hoy en día indica que para el desarrollo de infraestructura, energía e industria, se necesita de capitales externos que inviertan en nuestro país, con la regulación necesaria para que las ganancias se reflejen en nuestra economía y población.

Desde la oposición, Fernando “Pino” Solanas fustigó el pago de la deuda. “Es un acuerdo muy negativo. El año pasado el Ministerio de Economía declaró 6.300 millones de dólares, no se sabe cómo en un año hemos llegado a 9.700. Además, es una vergüenza y una expresión de la decadencia nacional, que ningún gobierno en estos 40 años se haya animado a investigar la deuda del Club de París”, agregó. “Acá se ha firmado un acuerdo de pago de deuda sin saber quiénes son exactamente sus beneficiarios, no hay nombres concretos, ni de las empresas, además se le vuelca al próximo gobierno el pago de la deuda. Las macanas que hacen son enormes. Hoy es una jornada de vergüenza argentina”, finalizó.

Lo último que dijo Solanas fue repetido por varios referentes opositores. Es que el mayor monto de la deuda acarreará sobre las espaldas de la próxima administración nacional, a partid de 2016. Otro político opositor, Mauricio Macri, respaldó el acuerdo alcanzado al considerarlo positivo porque “abrirá puertas”. Felicitó al Ejecutivo por ser algo que se esperaba “desde hace mucho tiempo”. En el mismo sentido, Sergio Massa, mediante su cuenta de Twitter, calificó el acuerdo como “una señal positiva y un paso importante de cara al futuro de la Argentina”. Algo muy similar digo el referente radical, Ernesto Sanz, al calificarlo como “un gesto en el camino correcto para que Argentina retome la normalidad”.

EL CENTRAL FRENÓ IMPORTACIONES PARA NO PERDER RESERVAS

Frente a un panorama que dejó de ser el de hace unas semanas atrás, cuando el gran caudal de dólares por las exportaciones del agro maquilló un poco las ajustadas cuentas del Central, la principal autoridad financiera en los últimos días volvió a tomar medidas restrictivas. Así, limitó las compras del exterior de grandes importadores para evitar lo que podría haber sido una importante fuga de billetes verdes, por la gran demanda del sector en los últimos días. Además, se buscó ponerle un freno al aumento del dólar paralelo, que esta semana rozó los 12$. Con el freno a las autorizaciones para importaciones, el objetivo logrado fue logrado para la administración Fábrega.

Hoy en día, la principal necesidad de moneda norteamericana desde el Central es para paliar los pagos de energía importada. Cuando la entidad dirigida por Juan Carlos Fábrega debe realizar estos pagos, absorbe y limita la salida de dólares para evitar una disminución considerable en sus reservas. Esto explica por qué la importación de energía es el asunto más sensible a resolver para lograr estabilidad en las reservas.

Otra herramienta que se implementó desde las oficinas de la calle Reconquista es vender bonos en dólares, para ayudar en la cotización del dólar “contado con liqui” y del blue. 

Sobre el autor

Nicolás Gandini is Senior Account Executive for the Public Affairs practice in Edelman Argentina. He holds a BA in Political Science from the Universidad de Buenos Aires. He led a one-year-practice in journalism in Fundación Perfil, so his profile is near Political Communication. Previously, he made field work and surveys for sociological studies and investigations in the Universidad de Buenos Aires.