Tuesday 24 January 2017

La elección que todos miran, pero nadie escucha (todavía)

Frase de la Semana

“Tenemos problemas estructurales por gobernadores paracaidistas y malas gestiones y el reparto discrecional de los recursos”

Margarita Stolbizer (Diputada Nacional-Provincia de Buenos Aires-FPCyS) – 22/05/2014

Dicen algunos que es más difícil gobernar la provincia de Buenos Aires, que la misma República Argentina. Cierto o no, la provincia más grande del país en cuanto a su territorio, es sin duda una jurisdicción que puede marcar un antes y un después en la carrera política de cualquier gobernador.

De hecho, desde 1880 ningún Gobernador de Buenos Aires ha logrado llegar hasta el Sillón de Rivadavia de manera consecutiva. Tal vez en 2015 tengamos un hecho histórico en sí mismo, que quedará para los libros de los jóvenes de las próximas décadas. El actual mandamás de la provincia tiene reales chances de “pasar a Balcarce 50”, pero no estará sólo en esta difícil tarea.

Buenos Aires tiene el 40% del electorado nacional y más del 35% del PBI nacional. Por lo tanto, si cualquier Gobernador tuviese una excelente gestión, su triunfo sería más fácil. Pero la provincia parece por momentos ingobernable. Actualmente arroja un equilibrio fiscal; pero tienen tantos puntos de inflexión que cualquier gestión, por más buena que sea, no alcanza.

Además, siempre las relaciones entre los Gobernadores y los respectivos Presidentes de turno fueron al menos tirantes. Con el regreso de la Democracia, las provincias consolidaron también su independencia en ciertos temas que le permitieron tener autonomía. Claro está que en época de “vacas flacas” las provincias siempre se respaldaron en lo Gobiernos Nacionales del momento. Para financiar deuda o hasta para pagar aguinaldos en algunos casos, el Estado Nacional siempre estuvo. Y eso en algún punto genera corto circuitos, porque lo que Presidencia autoriza hoy, mañana puede ser un condicionamiento para tenerlos comiendo sobre la palma de su mano, a veces en contra de las voluntades de los Gobernadores.

Actualmente todos hablamos de los candidatos a Presidente, y no está mal que sea así. Pero la “pelea electoral” para ser Gobernador de la Provincia de Buenos Aires está quedando en un segundo plano y es tan importante como la nacional. Obviamente que para otros ciudadanos de Argentina que no viven en la ciudad de Buenos Aires y en la provincia homónima, tal vez esto no resulte relevante. Pero queramos o no, estos dos distritos influyen mucho en la realidad del país. Por lo tanto es importante conocer y saber quiénes serán los posibles candidatos de cara al 2015.

Desde el oficialismo, y con todo lo que ello significa, tenemos varios pre candidatos. El que mejor imagen tiene hoy es Martín Insaurralde, que lideró la lista del Frente para la Victoria en las elecciones de octubre de 2013. Desde ser un simple Intendente del conurbano, pasó a tener una popularidad más que interesante. Tal vez perdió capacidad de gestión al dejar la Intendencia, y desde el Congreso no tiene el rol protagónico que tuvo durante las elecciones; pero sin duda es la máxima apuesta del Gobernador Daniel Scioli. Por otro lado, dentro de sus colaboradores más directos siempre se habla de Alberto Pérez (Jefe de Gabinete de la Provincia), aunque sea un referente para la Capital Federal. Pero difícil es verlo lejos de Scioli en caso de que este sea Presidente de la Nación. Es su mano derecha, su brazo ejecutor y su gestor diario.

Por otro lado, en las últimas horas comenzaron a “probar” el nombre de Santiago Montoya, a cargo del Grupo Bapro, que en realidad tiene raíces cordobesas y siempre se pensó como un candidato para la provincia mediterránea. También no deberíamos descartar a Cristina Álvarez Rodriguez, Ministro de Gobierno bonaerense. Además de ser una de las personas más cercanas al ex motonauta, tiene como aditamento que es la sobrina nieta de Eva Perón, y eso dentro el peronismo tiene un peso en sí mismo. Ella misma nunca ocultó sus intenciones de sucederlo al actual Gobernador, pero estará donde él se lo indique según lo que suele comentar.

Siguiendo con el kirchnerismo, hay hombres de mucha llegada a la Presidente de la Nación pero que tienen aspiraciones presidenciales. Julián Domínguez, Presidente de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación y ex Ministro de Agricultura de la Nación; y Florencio Randazzo, Ministro del Interior y Transporte. Ambos son vecinos de ciudades agrícolas de la provincia (como Chacabuco y Chivilcoy respectivamente) y por eso su relación con dicha provincia es muy fuerte. Tal vez Randazzo sea hoy quien más chances reales tenga de hacer fuerza en una elección nacional (detrás de Scioli es el candidato oficial que mejor mide según las encuestas de intención de voto). Domínguez, por el contrario sabe cuáles son sus limitaciones, pero no deja de ocultar su entusiasmo. Pero como hemos dicho en varios oportunidades, una estrategia puede ser que apunten a Nación para luego bajar a la provincia con un colchón de votos y por sobre todas las cosas, de exceptivas que les permitan llegar mejor posicionados.

En el medio de “ambos bandos” lo tenemos a Fernando Espinoza, Intendente de La Matanza y flamante Presidente del PJ Bonaerense. En más de una oportunidad anunció sus intenciones; corre con una ventaja por sobre el resto. Tiene el distrito más importante de la Provincia de Buenos Aires, y cualquiera que se anote para la Gobernación necesitará negociar con él. Es aquí la explicación de por qué está desarrollando una muy buena relación con el gobernador bonaerense.

Por el lado del Frente Renovador, la novedad de estas elecciones, hay varios postulantes que se están anotando. Darío Giustozzi, actual Diputado Nacional y Jefe del Bloque del FR, tiene como antecedente más reciente su gestión en el Municipio de Almirante Brown. Desde allí busca construir su candidatura con el respaldo de Sergio Massa, que tampoco se inclinó por uno u otro candidato todavía. Su principal desafío es recorrer la provincia y lograr posicionarse en la opinión pública con un candidato factible, y acordar con el resto de las fuerzas del frente massista. En este sentido, otros dos que tienen ganas son Gustavo Posse, Intendente de San Isidro y de origen radical.

Lo más difícil para este y para cualquier radical, es que en caso de asumir tendrá que lidiar con los tradicionales Barones del Conurbano, todos peronistas. Por eso cuesta verse una estructura peronista, con un líder radical. Lo mismo sucede con Mario Meoni, el Alcalde de Junín proveniente de la Unión Cívica Radical. Por otro lado, un viejo conocido es Felipe Solá quien ya estuvo en La Plata y es uno de los dirigentes de mayor experiencia dentro del massimo. Quiere repetir la historia y dejar el Congreso después de muchos años. Solá paso por diferentes espacios en los últimos años, pero no podemos negar que estuvo siempre con aquellos que ganaron las elecciones. Y no querrá que esta sea la excepción.

Por su parte, el pase más resonante fue el de Raúl Othacehé (Intendente de Merlo) quien provenía del peronismo también y molestó a más de uno de los que solían acompañar a Sergio Massa cuando este se unió al tigrense. También busca ser Gobernador, aunque sus chances son menores que las del resto. Sobre todo por las internas que se generaron en el Frente Renovador con su llegada, por la fuerte raíz kirchnerista que tiene.

Por el lado del PRO la decisión fue buscar a una persona que pueda traccionar votos pensando en la candidatura de Mauricio Macri a Presidente. El PRO sabe que en la provincia tiene una deuda pendiente y que 2015 no es su elección, pero necesita trabajar para construir una base de poder que le dé mejores chances en 2019 y ayude a empujar a Macri al Sillón de Rivadavia. Para ello apostaron a María Eugenia Vidal (Vice Jefa de Gobierno de la Ciudad), quien parte de su trabajo es molestar precisamente al Frente Renovador. Allí está su electorado, y para ello trabaja. También se habla del primo del Jefe de Gobierno de la Ciudad, Jorge Macri (actual Intendente de Vicente López). Se sabe que este tiene excelente relación con Massa, y de hecho mantiene aún una alianza política. Pero el apellido Macri pesa como para que este quiera ser candidato a Gobernador por medio del PRO. De todas maneras, por el momento Jorge Macri habría optado por renovar su mandato en Vicente López y allanar el camino para otro candidato en la provincia.

El FA-Unen acaba de presentar su alianza en la provincia así como lo hicieron en la Nación hace algunas semanas. De la ceremonia participaron los máximos representantes como Ricardo Alfonsín, Margarita Stolbizer, Julio Cobos, Hermes Binner, Fernando “Pino” Solanas y Ernesto Sanz entre otros. Como sucede de cara a las presidenciales, aquí tampoco tiene claro quiénes son los postulantes. Algunos pretende impulsar la candidatura de Facundo Manes, neurocirujano que operó a la Primera Mandataria el año pasado, aprovechando la excelente imagen que tiene; pero llegar a la gestión y al cargo de Gobernador precisamente, parece un desafío más que difícil. También se anotó en esta carrera Elisa Carrió, aunque su postulación apunta más a generar “un ruido político” para ensuciar un poco la cancha dentro de UNEN y que su voz sea escuchada. Otros referentes del espacio, como Julio Cobos, apuestan a Héctor “Cachi” Gutiérrez, Diputado Nacional y ex Intendente de Pergamino.

Finalmente el Frente de Izquierda, quiere mantener las buenas exceptivas que logró en octubre de 2013 y seguir ganando lugar como un espacio político totalmente distinto al resto. Cristián “el Chipi” Castillo, Diputado Provincial y Néstor Pitrola, Diputado Nacional son los referentes más importantes que tiene dicho frente, y con ellos buscarán ser algo más que una sorpresa.

No hay que dejar de ver lo que acontece y cómo se conforma de cara al 2015 la legislatura provincial. En Cámara de Diputados hoy el massismo y el oficialismo tienen más paridad que la Cámara Alta, donde sobresalen los legisladores kirchneristas más que sciolistas. Este ámbito es clave porque de alguna u otra manera, determina la capacidad de tratamiento de proyectos de leyes que tiene el gobierno de turno y con cuánta libertad lo dejan gestionar. La provincia es un país en sí mismo, y como tal tiene una relevancia trascendente en el futuro del país. No vale la pena dejar de prestarle atención.

Sobre el autor

Mariano Vila is the Public Affairs Director at Edelman Argentina. He is in charge of developing governmental relations´ strategies for clients, like monitoring, warning systems, relationship and influence and strategic partnership. Lately he has worked with companies as MasterCard, Tyco/ADT, HP, SCJ and Bridgestone among others. He developed his career in the area of Tourism of the Argentinean National Government, where he served as Head of Product and Networking Area and as Market Manager for the long haul markets at the National Institute of Tourism Promotion (INPROTUR), of the National Tourism Ministry. Mariano has a degree in Political Science in the Pontificia Universidad Católica Argentina. He is a member of the Corporate commission of the Public Relations Council. He is fluent in Spanish, English and Portuguese and he knows about social media and web 2.0 strategies.