Sunday 26 March 2017

Public Affairs Agenda – 4 de abril de 2014

Capitanich en Diputados, informó sobre la gestión nacional

Jorge-Capitanich-Diputados-legisladores-Telam_CLAIMA20140403_0178_17

Luego de haber visitado el Senado semanas atrás, este jueves el Jefe de Gabinete Jorge Capitanich visitó la Cámara de Diputados de la Nación para dar su primer informe frente a los legisladores sobre la administración del Poder Ejecutivo nacional. En su discurso de poco más de una hora, defendió la iniciativa de la Casa Rosada para reestructurar la deuda pública, y entre otras cosas la intención del Gobierno de conseguir financiamiento extranjero con YPF como “nave insignia, para obtener autoabastecimiento y así sustituir importaciones”.

Su reporte fue un rápido repaso por los distintos ministerios y diferentes tipos de iniciativas que el Ejecutivo viene desarrollando y objetivos que busca alcanzar durante este año. El funcionario hizo un informe específico sobre salud y educación, detalló los cambios en el método de medición del PBI -que resultó en un crecimiento económico que no alcanza el umbral para el pago de bonos-, destacó la inversión del Estado en infraestructura y energía y a su vez los mecanismos de recaudación de impuestos federales.

Además, Jorge Capitanich planteó tres desafíos para el Estado nacional: el autoabastecimiento energético, la sustitución de importaciones y generar las condiciones para acelerar el ritmo y expandir el volumen de exportaciones. Al respecto de las fuerzas políticas representadas en la Cámara, la jefa de la banca oficialista, Juliana Di Tullio, fue clara sobre la exposición del Jefe de Gabinete: “el bloque no pregunta ni repregunta”.

Desde la oposición, el jefe de la bancada de la UCR, el cordobés Mario Negri, cuestionó las condiciones de pago a Repsol como indemnización por la nacionalización de YPF. También, expresó su preocupación por los subsidios en los servicios, sobre todo en la inequidad del apoyo estatal entre la Capital Federal y el resto del país. También mencionó la falta de información respecto al contrato con Chevron y la compra de Apache y cuestionó las políticas contra el narcotráfico. Su par del Frente Renovador, Darío Giustozzi, le reprochó a Capitanich la falta de estadísticas confiables por parte del INDEC. Desde el PRO, se reclamó por inversión en obras de ruta y autopistas.

Cristina y su discurso en un nuevo aniversario de Malvinas

En un nuevo aniversario del desembarco de las fuerzas militares argentinas a las Islas Malvinas, se homenajeó a los ex combatientes y caídos en la guerra contra Gran Bretaña. La Presidente Cristina Fernández de Kirchner, en su discurso, volvió a reclamar al Reino Unido instancias de diálogo y negociación por la soberanía de las islas.

En uno de sus reclamos más encendidos de los últimos años, Cristina sentenció que “la verdad sobre Malvinas es que constituye la base militar y nuclear de la OTAN en el Atlántico Sur”. En el mismo tono, dirigió sus críticas a la gestión británica encabezada por David Cameron, al afirmar que “el gobierno inglés no desglosa de su presupuesto los gastos destinados a Malvinas. Es lógico para un gobierno que está en todos los frentes y siempre está del lado agresor. Eso es una pena, porque hay un 20% de jóvenes desocupados. Sería bueno que Inglaterra se dedique menos a guerrear y más a su pueblo”. Además, Fernández de Kirchner denunció que “en las islas, el Reino Unido tiene misiles capaces de alcanzar gran parte del Cono Sur, hasta Ecuador inclusive” y pidió a Londres respetar las resoluciones de las Naciones Unidas: “No ha habido foro internacional que no se pronuncie a favor de respetar la resolución de la ONU, que pide a Inglaterra sentarse a dialogar sobre la soberanía de las Islas Malvinas”. Cristina también aseguró que “lo que domina la política internacional es la relación de fuerzas y no el derecho internacional, o los derechos humanos, o el respeto a la paz, o a la integridad territorial”.

En relación a esto, desde Londres se mostraron decepcionados por la postura que asumió Estados Unidos en el conflicto por el archipiélago. El jueves, desde Washington dieron señales que Gran Bretaña debería dar lugar a las negociaciones diplomáticas con Argentina.

El Banco Central busca engrosar sus reservas y terminar el año arriba de los U$D 30.000 millones

La administración de la máxima autoridad financiera en el país, encabezada por Juan Carlos Fábrega, se planteó como objetivo para este 2014 cerrarlo con al menos U$D 30.000 millones en las arcas del Banco. Esto representaría un colchón importante de divisas, al tener en cuenta que 2013 terminó con U$D 26.969 millones de billetes verdes en el Central. De esta manera, el Gobierno demostrará mayor capacidad de pago y puede tener mayor capacidad de seducir a capitales extranjeros a invertir en nuestro territorio.

Uno de los ingresos que permitiría acrecentar las reservas está relacionado con el sector agroexportador. Economistas y cercanos al negocio estiman que en este segundo trimestre, con los agrodólares vinculados a una cosecha récord en volumen y con un tipo de cambio más competitivo, habrá un aumento considerable en las reservas federales. Hasta el momento, la realidad indica que pese a que las medidas tomadas por Fábrega y compañía fueron las necesarias para contener el déficit en las cuentas, en el Banco Central aún no se lograron saldos positivos: en el primer trimestre 2014, la caída de reservas fue de U$S 3.500 millones. En enero se concentró la mayor pérdida, con U$D 2.500 millones menos, pero la devaluación, al suba de la tasa de interés y la obligación a bancos a deshacer su tenencia en dólares pudieron frenar el ritmo descendente durante febrero y en marzo.

Los pilares sobre los cuales el Banco Central buscará cerrar el año por sobre los U$D 30.000 millones tienen que ver, además del ingreso de dólares por las exportaciones del agro, con el no-pago del cupón PBI, con poder colocar deuda en el extranjero a través de YPF, y también con la obtención de inversiones directas de empresas interesadas en Vaca Muerta, principalmente. Además, en estos momentos el Banco Central está negociando con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y con el Banco Mundial (BM) créditos por U$D 7.000 millones, a tasas bajas y favorables para la Argentina. Hay que tener en consideración que mermó la preocupante pérdida de moneda estadounidense vinculada al turismo luego del incremento del 35% en las compras en el extranjero. El consumo de argentinos afuera disminuyó considerablemente: los U$D 58 millones diarios que se perdían con estas compras, disminuyeron a menos de U$D 25 millones.

Lo que realmente implica un desafío difícil de alcanzar para el Gobierno es frenar el déficit económico en el sector energético. Los meses de más frío se aproximan y la demanda de gas obligará a que el Estado deba importar este hidrocarburo de países vecinos.

Sobre el autor

Nicolás Gandini is Senior Account Executive for the Public Affairs practice in Edelman Argentina. He holds a BA in Political Science from the Universidad de Buenos Aires. He led a one-year-practice in journalism in Fundación Perfil, so his profile is near Political Communication. Previously, he made field work and surveys for sociological studies and investigations in the Universidad de Buenos Aires.