Sunday 28 May 2017

Public Affairs Agenda – 30 de abril de 2014

Argentina y Brasil acuerdan para repuntar el comercio automotriz

ArgBras

El intercambio del sector automotor entre las industrias argentina y brasileña desde fines de 2013 que viene en recaída, profundizada por la devaluación de nuestra moneda en enero pasado, que frenó varios acuerdos anteriormente alcanzados entre sectores complementarios de la industria autopartista. El alza en los precios y los costos asociados al transporte de mercadería generó que varias empresas brasileñas dejaran de comprar a proveedores argentinos, reemplazándolos por terceros países, como China, Japón e incluso naciones de la Unión Europea. Así, hoy en día el 77% del déficit comercial con Brasil -U$D 3.100 millones- corresponde al rubro automotriz -U$D 2.400 millones-.

Este saldo negativo para la Argentina es un problema estructural debido al déficit de oferta de autopartes de nuestro país para con ellos, que necesita ser equilibrado. Por esto, esta semana avanzó con el acuerdo para el comercio de autopartes y automotriz, central para lograr compensar la balanza comercial bilateral. Aunque en la reunión de esta semana no se definieron número del arreglo, hay una posibilidad concreta de que la banca privada del país vecino habilite créditos que sumarían casi U$D 2.000 millones para asistir a las autopartistas o terminales argentinas. Además, se creará un cronograma por el cual las automotrices brasileñas comprarán cada vez más a empresas argentinas.

Las negociaciones se dan en un contexto difícil para ambos países: mientras que en Brasil la producción automotriz disminuyó 8,4% durante el primer trimestre del año, en Argentina la merma productiva fue del 14,5% durante el mismo período. Con este contexto, ambos países también se comprometen a comprar más autos terminados de manera recíproca para reimpulsar el comercio. Después de lo acordado ayer martes en Brasilia entre los ministros de Economía Axel Kicillof y su par brasileño Guido Mantega, junto a sus colegas de Industria, Déborah Giorgi y Mauro Gomes, la semana próxima funcionarios técnicos de ambos países definirán los detalles de lo arreglado, principalmente las sumas y cantidades que se contemplarán para equilibrar el intercambio.

Provincias petroleras e YPF, en conflicto por renovación de concesiones

El conflicto entre Nación y las provincias por el control de las superficies petroleras comenzó luego de que se haya confirmado la indemnización a la española Repsol. YPF empezó una campaña para que las provincias con producción petrolífera aportaran de sus tesoros para dicho pago, y el primer gobernador que mostró su disconformidad fue Jorge Sapag, primer mandatario de Neuquén.

En respuesta a la intención de Galuccio para que las provincias ayuden a financiar la obligación con Repsol,  Sapag impulsó un proyecto de ley para cambiar la regulación de la provincia sobre las concesiones a empresas que invierten en su territorio. Lo polémico de este proyecto es el punto que propone que, una vez terminadas los contratos actuales en 2026 y 2027, las concesiones de explotación no convencional se trasladarían a la administración de Gas y Petróleo de Neuquén (GyP), empresa petrolera administrada por la gobernación.

Esta es una época del año en la cual las provincias suelen renovar acuerdos comerciales con las empresas inversoras, o con Nación, y la realidad muestra que a Miguel Galuccio no le gusta la libertad con la cual las provincias acuerdan con empresas extranjeras. Ésta es una potestad que las provincias tienen garantizada tras la reforma de la Constitución Nacional en 1994, pero el tipo de concesiones otorgadas obliga a que YPF quiera generar una regulación compartida entre la Nación y las provincias. La inquietud del CEO de la petrolera nacional es que varios gobernadores firmaron contratos con empresas a precios demasiado bajos, ya que los inversores se comprometen a pagar un monto inicial y un canon extra especial, según los niveles productivos alcanzados, de dudosa suma. Este tipo de negociación es más tentadora para las provincias que la propuesta por YPF, por lo que en estos momentos la prioridad de las provincias es el contrato directo con el capital extranjero.

En línea con esto, durante esta semana el ministro de Energía y Servicios Públicos de Neuquén, Guillermo Coco, viajó a Houston para presentar once áreas de exploración y explotación en Vaca Muerta. La exposición la hizo frente a más de 50 empresarios, financistas y especialistas del rubro hidrocarburífero a nivel internacional. Por ahora, la principal provincia petrolera de Argentina tiene contratos firmados con Shell, Exxon, Eog, Enarsa y la propia YPF.

Sobre el autor

Nicolás Gandini is Senior Account Executive for the Public Affairs practice in Edelman Argentina. He holds a BA in Political Science from the Universidad de Buenos Aires. He led a one-year-practice in journalism in Fundación Perfil, so his profile is near Political Communication. Previously, he made field work and surveys for sociological studies and investigations in the Universidad de Buenos Aires.