Tuesday 28 March 2017

Public Affairs Agenda – 7 de marzo de 2014

Nuevos rounds en la paritaria docente

paritaria

El Gobierno y los sindicatos aún no llegaron a un acuerdo. Luego de la tercera reunión que mantuvieron Jorge Capitanich, el ministro de Educación Alberto Sileoni, su par de Trabajo Carlos Tomada; junto con los representantes docentes de CTERA, Uda, Amet, Sadop, CEA, persisten las diferencias entre lo ofrecido desde el Estado y lo que reclaman los trabajadores de la educación.

La primera propuesta desde el Gobierno nacional fue un incremento salarial del 22% distribuido en tres cuotas (marzo, agosto y noviembre), con un aumento ideal por presentismo de $3000, y una promesa de incremento final del 31% pero a concretarse recién en 2015 ­-lo que sería un plazo de 18 meses-. Los docentes rechazaron enfáticamente esta propuesta y, a pesar de que desde el ministerio de Trabajo se dictó la conciliación obligatoria, los gremios más representativos sostuvieron el paro por 48 horas, entre el miércoles y jueves pasados. Stella Maldonado, delegada de CTERA, había adelantado que su grupo no iba a acatar la orden de Trabajo, por considerarla “absolutamente insuficiente” para cubrir sus necesidades.

En la provincia de Buenos Aires, el conflicto también continúa. Roberto Baradel, Secretario General del gremio Suteba, el miércoles por la mañana encabezó una conferencia de prensa en la que comunicó que la propuesta enviada desde la Gobernación de Scioli era insuficiente para sus reclamos salariales. Un tema sensible para los docentes es el presentismo: mientras que el Gobierno propuso un plus salarial por cumplir con la asistencia completa docente, los educadores creen que este ofrecimiento de pago extra es “extorsivo”. Su explicación se basa en que ese pago será válido sólo bajo el acatamiento total a las condiciones que se impongan desde el Gobierno. Ante un paro o huelga por reclamos de mejoras salariales, los docentes perderían ese cobro adicional. Es por esto que los docentes sostienen que “el presentismo no es salario”, y quieren que ese incremento ofrecido se incluya en el salario básico, o incrementar el incentivo docente, que actualmente es de $255.

En la Ciudad, si bien se concretó la suba salarial del 44% para el sueldo inicial y del 31% para las restantes categorías, en dos tramos, los docentes se solidarizaron con las más de 7.000 familias que no pudieron inscribir a sus hijos por falta de vacantes en la suscripción online dispuesta por el ministerio de Educación porteño. La realidad demuestra que, en la semana en la que las clases deberían haber comenzado en todo el país, en Capital Federal, Mendoza, Salta, Neuquén, Río Negro, La Rioja, Corrientes, Chubut, Formosa, Jujuy, Tucumán, Catamarca y Entre Ríos, el inicio del ciclo lectivo se vio perjudicado por la falta de respuesta de los gobiernos locales frente a las demandas de los trabajadores.

Disputa política en la reforma del Código Penal

El cruce de opiniones y diferentes posturas políticas de esta semana fue alrededor de la posible modificación del Código Penal. Una iniciativa que desde hace tiempo viene estudiando una comisión especializada, con diferentes legalistas y representantes políticos de diverso color partidario, encabezada por el Ministro de la Suprema Corte de Justicia, Eugenio Zaffaroni.

Entre los opositores a la modificación, Sergio Massa y su Frente Renovador encabezaron las críticas. Desde este espacio político, además de rechazar abiertamente frente a los medios algunos cambios sustanciales que contempla el nuevo Código, como la reducción de penas carcelarias, se desarrolló una web para juntar firmas en la ciudadanía entre quienes crean que esta reforma es contraproducente. Julio Cobos también había expresado su rechazo en alterar las penas criminales: “en el nuevo Código Penal se prevé la disminución de penas en homicidios, robos y por narcotráfico” criticó el ex vicepresidente, y agregó que al reducir la pena máxima por tráfico de drogas de 15 a 10 años, se “alienta a la radicación de narcos y de sus organizaciones”.

Desde el oficialismo, el titular de la banca del Frente Para la Victoria en Diputados, Julián Domínguez, cruzó directamente al ex intendente de Tigre al sostener que “la participación popular en proyectos de materia penal es inconstitucional. Nadie que pretenda ser Presidente puede desconocer la Constitución Nacional”.

Por su parte, el radical Ricardo Gil Lavedra, integrante de la comisión de reforma, defendió el proyecto y criticó directamente a Sergio Massa, al acusarlo de querer “sacar rédito político con demagogia punitiva” y al agregar que “no vamos mejorar juntando firmas, se necesita trabajo legislativo”. Gil Lavedra explicó que “lo que hay es una armonización, con penas que suben, nuevos delitos y otras que bajan, pero no escandalosamente”. También opinó sobre los temas más discutidos: “Es un estándar en derecho internacional que las cadenas perpetuas son inhumanas y no existen en nuestro derecho positivo actual. Con la reincidencia se trata de castigar a una persona por lo que hizo y no por lo que es”.

Desde el PRO, el mismo Mauricio Macri también criticó el oportunismo de Sergio Massa en salir a hablar y criticar abiertamente el proyecto de reforma: “no hay que debatirlo demagógicamente y debemos sacarlo del debate electoral, sin oportunismos”. Gabriela Micchetti, por su parte, consideró que el massismo “no tiene autoridad moral” para rechazar los cambios en la materia.

Discurso de Scioli en apertura de sesiones legislativas bonaerenses

Junto al vicegobernador Gabriel Mariotto y todo su Gabinete, el miércoles pasado el Gobernador de la Provincia inauguró un nuevo año legislativo de Buenos Aires frente a todos los senadores y diputados provinciales. Repasó cada uno de los logros de su gestión, ministerio por ministerio, y se animó a prometer efectivizar sobre todo obras pendientes para lo que resta de su mandato al frente de la Provincia.

Lo más destacado de su discurso fue que se alineó claramente detrás del proyecto nacional encabezado por Cristina Fernández de Kirchner. De esta manera, buscó espantar algunos rumores que desde hace algunos meses merodean en La Plata sobre su potencial distanciamiento del Frente Para la Victoria nacional para posicionarse autónomo de cara a 2015. Destacó la gestión de Arba en materia de recaudación fiscal, el desarrollo turístico de la Provincia, la baja en la tasa de desocupación al 6,5%, la suba de 40 a 80 parques industriales en la Provincia, una cosecha récord en el sector agropecuario e incluso la posibilidad de nuevas inversiones extranjeras luego de su visita a New York.

En medio del conflicto con los docentes, les pidió a los maestros que tengan responsabilidad a la hora de negociar por sus demandas. Otro momento que sorprendió fue cuando apeló directamente a Mauricio Macri al criticar la postura de autoridades del gobierno de la Ciudad respecto al tratamiento de la basura en Ceamse. También le criticó al Jefe de Gobierno porteño su ataque constante a los bonaerenses que van a atenderse a hospitales de la Ciudad.

Respecto a la inseguridad, insistió en que es fundamental la sanción de la ley de policías comunales, y reconoció que es la problemática que más preocupa a los bonaerenses. Además, ratificó que la Gendarmería va a seguir operando en la Provincia con aproximadamente 5.000 agentes. Ahondó en la temática de narcotráfico, al asegurar que “fuimos pioneros en el desbaratamiento de laboratorios de drogas”.

Definitivamente, su discurso tuvo rasgos presidencialistas: “Voy a seguir articulando acciones provinciales con todos los gobernadores de todos los partidos políticos”; “ahora están dadas todas las condiciones para que entremos a la gran década del desarrollo, para que todos los argentinos puedan progresar con su esfuerzo”; “estoy convencido que es la hora del desarrollo en nuestra provincia y nuestro país”; y “lo mejor está por venir”. Sólo algunas de las frases que ratifican sus intenciones de posicionarse como figura política a nivel nacional.

 

Sobre el autor

Nicolás Gandini is Senior Account Executive for the Public Affairs practice in Edelman Argentina. He holds a BA in Political Science from the Universidad de Buenos Aires. He led a one-year-practice in journalism in Fundación Perfil, so his profile is near Political Communication. Previously, he made field work and surveys for sociological studies and investigations in the Universidad de Buenos Aires.