Wednesday 24 May 2017

Apertura de Sesiones, qué podemos esperar?

Frase de la Semana

“En el Senado recogí el apoyo de todos los senadores para la decisión estratégica de la Presidenta de la Nación” (en alusión a la propuesta de G. Zamora como Presidente Provisional del Senado Nacional)

Jorge Capitanich (Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación) – 28/02/2014

Hemos dicho que el 2014 será un año muy político a pesar de no ser un año electoral. Sin embargo el año en curso dejará muchas definiciones, entre ellas, quienes serán los pre candidatos para ocupar el Sillón de Rivadavia a partir de diciembre de 2015.

Tal vez mañana mismo comencemos a notar algunas de estas definiciones. Como también comentamos, este sábado la Sra. Presidente de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner abrirá el periodo ordinario de sesiones número 132 cumpliendo con un ordenamiento constitucional. A diferencia de otros años, este será un sábado, la Presidente no estará vestida de negro (como ordena el protocolo por luto) después de tres años y seguramente sea un discurso más breve a los que nos tiene acostumbrado. Esto se debe básicamente a los cuidados personales de salud que debe tener presente la Primera Mandataria.

De todas maneras, por más breve que sea, nos permitirá analizar diversas interpretaciones. Como siempre, se repasarán los logros que a los ojos del oficialismo, este Gobierno realizó durante la denominada “Década Ganada” que entrará en su onceavo año de manera continua e ininterrumpida. Destacará algunas estadísticas, como la reducción del desempleo (aunque suene paradójico en este momento), el aumento de la cobertura social, de la asignación universal por hijo o la reciente suba para los jubilados entre muchos otros.

El contexto que la rodeará no será muy distinto a lo que estamos acostumbrados. Una fuerte movilización en la plaza del Congreso con agrupaciones partidarias dentro del recinto seguramente, a pesar de las amenazas de algunos bloques opositores de levantarse si son insultados. También, y por primera vez en mucho tiempo, se espera que la Presidente se pronuncie en la explanada del Parlamento para toda la militancia que mirará la apertura de sesiones desde el exterior por medio de pantallas gigantes.

Además, entre algunas de las particularidades, se la volverá a ver junto al Vice Presidente de la Nación, Amado Bodou, después de mucho tiempo; en medio de la investigación judicial por el caso Ciccone que tiene al Vice Presidente en la escena central. A esto debemos sumarle la novedad de último momento que el radical K, Gerardo Zamora, será el tercero en la línea de sucesión en lugar de la Senadora tucumana Beatríz Rojkés de Alperovich. Seguramente vayamos a escuchar algunas declaraciones en alusión a esto, y tal vez el Jefe de Bloque de la Cámara Alta por parte del kirchnerismo, Miguel A. Pichetto, pueda continuar molesto con algunas decisiones que viene tomando el Poder Ejecutivo al que él solía defender con otras energías.

La Presidente debe mostrarse fuerte y que todos los embates que recibió en este último tiempo, inclusive su propia enfermedad como así también la conmemoración de un aniversario más del nacimiento de Néstor Kirchner días atrás, la ayudaron a fortalecerse. “Estoy más viva que nunca” podría ser una de las frases que repita. Comienzan sus últimos años de poder, y no debe perderlo si el kirchnerismo quiere mantener continuidad. Y ella es la única que puede sostenerlo en el tiempo.

Parte de su Gabinete trabajó en los últimos días en desactivar una “bomba de tiempo”. Lograr que los maestros (a nivel nacional) hayan dejado sin efecto, o en suspenso, su amenaza de paro si no lograban llegar a un acuerdo salarial, no es casual. De hecho, el objetivo de la última reunión que juntó a los gremios alineados dentro de la CGT de Caló con los Ministros de Educación, Trabajo, Economía y el propio Jefe de Gabinete, no era llegar a un acuerdo tal vez. Sino calmar las aguas para que la Presidente pudiera hablar con un escenario más tranquilo. A cambio el Gobierno “tuvo que entregar” la posibilidad de que se pactará por medio de decreto de manera unilateral. Todavía las partes no acordaron, pero no es lo mismo hablar en el Congreso con un clima de paro docente, que tener saber que se pasó a un cuarto intermedio. Debemos remarcar la importancia de esta paritaria en particular; sirve de alguna manera como termómetro para el resto de los acuerdos que se suscitarán.

Pero por otro lado, hay en puerta otro conflicto. La suspensión y despido, en algunos casos, de trabajadores que se están dando en estos días. Subiendo la apuesta, autoridades de la Unión Argentina Industrial declararon que sería una “locura” aumentar salarios por encima de la inflación real; obligaría a las empresas a tomar decisiones que nadie quiere tomar. Es casual esto, porque días atrás el propio Presidente de dicha entidad celebraba los “cambios ortodoxos” que había tenido la economía argentina para ajustarse a la realidad.

Por lo tanto, y una vez más, la Presidente tendrá palabras para con diversos sectores de la vida política, económica y social argentina. Por empezar los medios y empresarios (en el marco del Programa Precios Cuidados) serán el blanco de las críticas más fuertes. No tiene sentido repetir que se dirá o quienes serán los principales receptores de estos mensajes, es algo que escuchamos casi todos los días.

A la justicia también le puede dedicar un párrafo. Ante los aumentos de caso de inseguridad, sobre todo en Conurbano bonaerense, el Gobierno debe buscar culpables. La Justica, por no actuar como corresponde, según algunos funcionarios oficiales, deja que aquellos que delinquen “entren y salgan de las cárceles como si fuese algo normal”. También destacará las modificaciones que tendrá el Código Civil, proyecto que ya fue presentado por el Ministro de la Corte, Eugenio Zaffaroni, ante la misma Presidente.

Al sector bancario seguramente le pida más responsabilidad. Con un banquero a cargo del Banco Central, intentó contener al sector que según el último informe del BCRA, fue uno de los que más ganancias obtuvieron durante el 2013. A tal punto que algunos medios destacan la posibilidad de que el Gobierno, ante este panorama, este pensando en gravar las ganancias de los bancos. Por otro lado, su asistencia después de muchos años a la Catedral de la Ciudad de Buenos Aires para el tradicional Tedeum del 25 de mayo próximo, no pasará desapercibido. Es más, por primera vez abrirá sesiones del Parlamento con un Papa que es argentino, y puede ser que lo destaque.

Un espacio importante seguramente tendrá los “logros” en materia de financiamiento internacional. Luego de sincerar los números del INDEC, o por lo menos la inflación, el Ministro de Economía de la Nación, tiene como objetivo recuperar confianza internacional y hacerse de créditos. El primer paso parece haberlo dado con el acuerdo que llegó con la empresa española Repsol por la expropiación de YPF. Esto, sumado a la revisión que tiene que hacer el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre los nuevos números inflacionarios, le permitirá posicionarse de otra manera al país frente al Club de París (donde Japón y Alemania todavía se oponen a las formas de pago que Argentina propone) y ante los Fondos Buitres, que están esperando que la Corte Suprema de los Estados Unidos se expida sobre la propuesta que nuestro país ofreció para saldar la deuda.

En paralelo, en medio del estudio que está haciendo el Gobierno Nacional sobre los subsidios, puede que la Presidente mencione esto como un anuncio. O sea, pedirle a la sociedad que tenga responsabilidad y que aquellos que más tienen deban tributar más; sin mencionar que las empresas que reciben estos subsidios son las que no fueron controladas como corresponde en estos últimos años.

Obviamente no perderá la costumbre de marcarles la cancha a algunos Gobernadores tanto opositores como oficialistas. Si quiere mostrarse en pleno ejercicio de sus funciones, va a dejar bien en claro que ella todavía sigue mandando y será ella la que decida quién va a ser su candidato o candidata en 2015.

Sobre el autor

Mariano Vila is the Public Affairs Director at Edelman Argentina. He is in charge of developing governmental relations´ strategies for clients, like monitoring, warning systems, relationship and influence and strategic partnership. Lately he has worked with companies as MasterCard, Tyco/ADT, HP, SCJ and Bridgestone among others. He developed his career in the area of Tourism of the Argentinean National Government, where he served as Head of Product and Networking Area and as Market Manager for the long haul markets at the National Institute of Tourism Promotion (INPROTUR), of the National Tourism Ministry. Mariano has a degree in Political Science in the Pontificia Universidad Católica Argentina. He is a member of the Corporate commission of the Public Relations Council. He is fluent in Spanish, English and Portuguese and he knows about social media and web 2.0 strategies.