Friday 24 March 2017

Public Affairs Agenda – 10 de enero de 2014

Idas y vueltas en revaluación de Bienes Personales

kicillof2

Durante estos últimos días,  representantes de la primera plana del gobierno nacional dieron a conocer distintos tipos de información respecto a la posibilidad, o no, de que se modifique la ley de gravamen sobre Bienes Personales. El primero que comunicó que se enviaría un proyecto de ley al Congreso para modificar la vigente ley impositiva fue el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray. El viernes pasado, el responsable del ente recaudador declaró que la principal modificación consistiría en que los inmuebles se declararan a valor de mercado, en lugar de hacerlo al valor fiscal -un valor mucho menor al real-. Así, el pago de impuesto correspondiente sería mucho mayor para los propietarios de bienes que superen la suma de $305.000, el límite actual para quienes deben empezar a pagar este gravamen especial.

Frente a los rumores que se corrieron desde distintos medios de prensa respecto a que el apoyo desde la Casa Rosada a esta iniciativa no era total, el mismo Jefe de Gobierno Jorge Capitanich salió a aclarar: “No está determinado el tema de los bienes personales. El proyecto no fue elevado, va a ser elevado, para tratarse en sesiones extraordinarias”. Aseguró que el proyecto estaba en análisis técnico para luego ser elevado al Poder Legislativo, dentro del paquete de reformas impositivas que la AFIP enviará al Congreso en los primeros días de febrero.

Pero el miércoles pasado por la tarde, el ministro de Economía Axel Kicillof desmintió el avance de este proyecto: “la Presidenta descartó definitivamente un aumento de bienes personales”. Y agregó: “Lo único que tenemos en agenda es un plan anti-evasión, son cuestiones de encontrar agujeros tanto en la normativa como en la técnica tributaria”. Probablemente, la realidad haya obligado a Cristina a frenar esta modificación. La iniciativa había obtenido una muy mala recepción en la Opinión Pública y en sectores políticos opositores e incluso algunos aliados al kirchnerismo, por lo que difícilmente fuera a lograr los votos legislativos necesarios para su sanción e implementación.

Puja política entre Nación y Ciudad por corte en autopista Illia

Durante ocho días estuvo cortada la autopista que une el centro porteño con el acceso al norte de la Ciudad por vecinos de la villa 31. Habitantes del barrio de emergencia ubicado a un costado del camino reclamaban viviendas o subsidios para edificar sus casas, luego del desalojo de casas situadas sobre las vías del tren Belgrano Cargas. Además, pedían soluciones de urbanización frente a la falta de luz y agua, en estos días de temperaturas tan altas en Buenos Aires.

Durante los días que duró el reclamo, el gobierno de la Ciudad y el de la Nación se cruzaron acusaciones sobre a quién le correspondía disuadir y resolver el conflicto con los manifestantes. El Secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, declaró que “a Macri le importa dos pepinos” el reclamo de los sectores más humildes. Y agregó que el alcalde porteño “tiene un doble discurso. Para afuera, habla de diálogo, de consenso y que los problemas se resuelven hablando. Pero para adentro hace todo lo posible para impedir que las fuerzas trabajen juntas y que los funcionarios de su gobierno resuelvan eficientemente los problemas”, señaló Berni.

En la vereda de enfrente, Mauricio Macri responsabilizó al gobierno nacional de no garantizar la libre circulación en la Ciudad, y rechazó negociar bajo presión. También acusó a Berno de “hacer un show” sobre este conflicto. Agregó que el problema “es el mal manejo que hace el la administración de Cristina Kirchner de la seguridad y del respeto a la ley. Independientemente de lo que hagan estas personas, acá hay un Gobierno que se lo permite. Lo que hay que hacer es que aplicar la ley”, señaló el Jefe de Gobierno porteño.

Luego de un juego político innecesario alrededor de las demandas insatisfechas a ciudadanos en situación de vulnerabilidad, Berni logró negociar con los vecinos para que el tránsito retornara a la normalidad en la autopista Illia, mediante un compromiso de audiencia entre funcionarios de Nación y de  Provincia con los manifestantes.

Batería de reuniones entre CFK y la primera línea del Gobierno

Luego del retorno a sus funciones tras el receso de las fiestas, y pese a no haber aparecido en público todavía, la presidente Cristina Fernández de Kirchner mantuvo una serie de reuniones esta semana para comenzar a delinear la estrategia integral del gobierno nacional de cara a este 2014.

Uno de los principales puntos que quita el sueño a la Casa Rosada es la fuga de dólares de las reservas del Banco Central, y la falta de entrada de divisa extranjera. La Primer Mandataria se reunió personalmente con Axel Kicillof, Jorge Capitanich, el CEO de YPF, Miguel Galuccio, y el titular de la ANSES, Diego Bossio. Además, pidió un estado de situación al presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega y al del Nación, Juan Ignacio Forlón. Lo que Fernández de Kirchner les exigió a sendos titulares de la política económica del país fue diálogo diario ente sí, para lograr una coordinación aceitada y coherente entre los principales órganos financieros del Estado. Así, se intenta encarar una estrategia que en las formas debe ser unívoca entre los diferentes sectores, pese a que todavía no se aseguró la vía que pueda aliviar la disminución de divisas de la cartera estatal federal.

En principio, una posibilidad que se está barajando es la de colocar dólares, que el Estado tiene en materia de títulos públicos, en el mercado de valores. De esta manera se  estima que se apreciaría aún más la compra de “dólares Bolsa”, aquellos que se adquieren de manera oficial pero a través del Mecanismo Electrónico de Pago. Confían que una mayor demanda en este tipo de transacción disminuiría la brecha que hoy en día existe entre el dólar Bolsa y el Blue, o ilegal, margen importante hoy día que desanima a vender dólares en el mercado oficial.

Hasta el día hoy, pese a los cambios de figuras importantes del equipo económico nacional; como fueron el reemplazo de Mercedes Marcó del Pont, la confirmación de Axel Kicillof como el conductor de las políticas económicas, y el alejamiento de Guillermo Moreno; aún no se han dado a conocer cambios sustanciales en la estrategia del Gobierno para enfrentar la delicada situación financiera.

Sobre el autor

Nicolás Gandini is Senior Account Executive for the Public Affairs practice in Edelman Argentina. He holds a BA in Political Science from the Universidad de Buenos Aires. He led a one-year-practice in journalism in Fundación Perfil, so his profile is near Political Communication. Previously, he made field work and surveys for sociological studies and investigations in the Universidad de Buenos Aires.