Monday 23 January 2017

Public Affairs Agenda – 27 de diciembre de 2013

De la Rúa y resto de imputados, absueltos en causa por coimas en el Senado

DE LA RUA ABSUELTO

El ex Presidente junto a otros 7 imputados fueron absueltos el lunes pasado por el Tribunal Oral Federal 3, en la causa por el supuesto pago de sobornos a senadores para la aprobación de la ley de Reforma Laboral, en abril de 2000. Además, el Tribunal condenó al Estado nacional a pagar los costos del juicio.

Los jueces Miguel Pons, Guillermo Cordo y Fernando Ramírez dieron a conocer el fallo e informaron que no encontraron pruebas fehacientes para demostrar que los hechos denunciados hayan existido. También negaron la existencia de la supuesta reunión en Casa de Gobierno en la que el arrepentido Mario Pontaquarto aseguraba que De la Rúa no sólo supo del pago, sino que también lo autorizó. Al mismo tiempo, el Tribunal dijo que “no es cierto” que Pontaquarto haya ido a la Subsecretaría de Inteligencia (cuyo titular era Fernando de Santibañes) a retirar el maletín con los cinco millones de pesos que dijo haber entregado al senador peronista Emilio Cantarero; exceptuado del juicio por enfermedad.

Además, el fallo agrega que “constituye una afrenta que el sistema de enjuiciamiento penal permitiese el avance de la causa hasta esta instancia, adonde se trajeron a quienes fueran presidente y senadores de la Nación, un ministro y un secretario de Estado, sobre la base de una versión de los hechos inverosímil, contradictoria y mendaz”.

Por ello, en su aspecto resolutivo, el Tribunal no dio lugar al pedido de condena de seis años de prisión para el ex Primer Mandatario, y denunció ante el Consejo de la Magistratura al juez federal Daniel Rafecas, instructor del proceso, junto a los fiscales de la causa Federico Delgado y Eduardo Freiler, “quienes estaban encargados de controlar la legalidad del proceso”, según el Tribunal.

Además de Fernando De La Rúa, Fernado de Santibañesn y Mario Pontaquarto, fueron absueltos el ex ministro de Trabajo Alberto Flamarique y cuatro ex senadores: Alberto Tell, Augusto Alasino, Remo Constanzo y Ricardo Branda.

El Gobierno Nacional, junto a empresarios y gremios, comienza a delinear el 2014

El lunes pasado, el Jefe de Gabinete Jorge Capitanich, junto a los ministros de Economía Axel Kicillof; de Trabajo, Carlos Tomada; de Planificación, Julio de Vido; del Interior, Florencio Randazzo; y su par de Industria, Débora Giorgi; recibieron en la Casa Rosada a los principales representantes del sector económico privado, y también a líderes sindicales, en representación del sector trabajador.

El objetivo del encuentro fue definir medidas en conjunto para mejorar la competitividad económica, el cumplimiento de un acuerdo de precios y de aumentos salariales, al mismo tiempo que trabajar en conjunto para reducir el trabajo informal en la economía argentina.

Finalizado el encuentro multisectorial, Axel Kicillof anunció la creación de un fideicomiso de $10 mil millones, para estimular la inversión privada. Se llama FONDEAR (Fondo para el Desarrollo Argentino), será emitido y regulado por el Banco Nación para financiar proyectos de empresas, cooperativas y asociaciones; para sectores estratégicos como el tecnológico, en relación con las universidades nacionales y las economías regionales, según afirmó el titular del palacio de Hacienda. Kicillof también comunicó la decisión del Gobierno Nacional de otorgar créditos hasta por $100 mil millones, a una tasa del 15%, para proyectos productivos, a través de la regulación del Banco Central.

Para impulsar las economías regionales, el Ministro de Economía dijo que el Gobierno va a desarrollar un plan de devoluciones y distintos reintegros para los productores exportadores, y también un sistema de compensaciones para aquellas empresas que amplíen su capacidad productiva y aumenten sus exportaciones. De acuerdo a lo que comunicó Randazzo, también habrían mejoras en logística y transporte -aspecto clave para el crecimiento económico-. Se mejorarán los principales puertos del país y el ferrocarril Belgrano Cargas, dedicado exclusivamente al transporte productivo.

A su vez, el ministro Carlos Tomada tuvo un rol central en el encuentro. Ya que fue él quien puso sobre la mesa la necesidad de que el esfuerzo debe darse entre el Estado, el sector privado y los trabajadores, para intentar reducir los preocupantes niveles de informalidad laboral que hoy en día hay en Argentina: cerca del 35% de los trabajadores están por fuera del sistema regulatorio laboral. El objetivo planteado por Tomada es reducir ese porcentaje por debajo del 30%, en los próximos 2 años.

La oposición busca definir una estrategia en común para el Congreso

El FAP, GEN, Partido Socialista, UCR y la Coalición Cívica buscan definir una agenda en común para presentar proyectos legislativos de manera conjunta y coordinada, una vez iniciadas las sesiones legislativas en marzo próximo. El objetivo no es presentarse como un interbloque legislativo, pero sí como una alternativa progresista frente a las distintas vertientes peronistas. Algo que, a priori, no parece fácil de lograr.

En principio, hay un acuerdo de palabras para dirimir el liderazgo, de cara a 2015, de esta alternativa no peronista autodenominada progresista a través de primarias abiertas entre sus principales referentes: Elisa Carrió (Coalición Cívica), Hermes Binner (FAP), Julio Cobos y Ernesto Sanz (UCR); todos personajes activos en el Parlamento.

Al respecto, Ernesto Sanz fue claro cuando asumió la conducción nacional de la Unión Cívica Radical el pasado 13 de diciembre: “La primera medida del nuevo Comité Nacional va a ser invitar a los partidos afines a no perder ni un minuto en la construcción de una alternativa común. No vamos a buscar las fotos vacías, vamos a dedicarnos a dialogar para construir una alternativa distinta”. Así, se reuní la semana pasada con Margerita Stolbizer, referente del GEN, en un gesto de proximidad política.

Desde el Frente Amplio Progresista, su líder Hermes Binner también tuvo gestos similares a los del radical Sanz; y quizá la menos abierta al diálogo con estos partidos sea Elisa Carrió; ya que ella ya integra el frente UNEN en la Capital Federal, con Fernado “Pino” Solanas, Martín Lousteau y Rodolfo Terragno, como principales figuras políticas.

Por su parte, los tres diputados del Frente de Izquierda que asumieron se muestran como los más reacios a éste tipo de alianzas políticas y buscan diferenciarse al posicionarse con una actitud de mayor confrontación. En principio, no avalaron a ninguna de las autoridades de comisiones elegidas en la Cámara de Diputados.

 

Sobre el autor

Nicolás Gandini is Senior Account Executive for the Public Affairs practice in Edelman Argentina. He holds a BA in Political Science from the Universidad de Buenos Aires. He led a one-year-practice in journalism in Fundación Perfil, so his profile is near Political Communication. Previously, he made field work and surveys for sociological studies and investigations in the Universidad de Buenos Aires.