Tuesday 25 July 2017

La mesa de los Gobernadores

Frase de la Semana

Acá puede caer cualquier provincia si Nación no hace algo

Ricardo Colombi (Gobernador de la Provincia de Corrientes) – 26/12/1

 

El Gobierno, por medio del Jefe de Gabinete Jorge Capitanich, ha convocado durante esta mañana a una reunión a la mayoría de los Gobernadores del país. El motivo original fue la firma de un convenio para la reprogramación de los vencimientos de las deudas públicas que las provincias tienen con Nación.

Dichos acuerdos serán bilaterales y renovables por tres meses. El Estado Nacional pondrá en marcha un sistema de compensación con “reprogramación de deudas por capital e intereses, con aportes del Tesoro Nacional”. A cambio se les exigirá a cada provincia deberán comprometerse a reducir la mortalidad infantil y materna, como así también el empleo informal; y generar informes que le permita al Gobierno Nacional llevar un control de información y gestión financiera. O sea una condición más para tener controladas a las provincias.

La novedad que tiene este tipo de acuerdos es que ahora la duración de los mismos es sólo de 90 días a diferencia de los anteriores que eran de dos años iniciados en 2009 y renovados en 2011 por medio del Plan Federal de Desendeudamiento que fue acordado con el ex Presidente Néstor Kirchner. Con esto, cada Gobernador firmante tendrá menos previsibilidad en el manejo de sus cuentas porque se achicarán los márgenes de financiamiento, aunque el Jefe de Gabinete haya dicho que esto traerá un alivio de más de $ 11.000 millones a las cuentas provinciales luego de ratificar la política de coparticipación que ha desarrollado el Gobierno Nacional entre 2003 y 2013, con un aumento de más del 1000%.

El tema está en que esto no será una solución definitiva. Lo que se está haciendo de alguna manera es “patear la pelota” para más adelante, ya que la deuda seguirá existiendo. Esto se suma a una discusión que todavía está pendiente sobre cuál debería ser el porcentaje real que las provincias tendrían que recibir en materia de coparticipación federal; y la asimilación de recursos que provienen de las arcas nacionales pero por medio de otras políticas como el Fondo de Incentivo Docente, las pensiones y jubilaciones, la Asignación Universal por Hijo, y/o los subsidios.

Si bien los medios publican que la convocatoria fue para 18 provincias (aunque terminaron siendo 17 por la ausencia de Córdoba), habría que sumar a un representante más que es el mismo Jefe de Gabinete, ya que sigue siendo el Gobernador de la Provincia de Chaco en ejercicio de licencia y debe tener su propio interés en que este acuerdo tenga buenos resultados. Con relación a él, muchos de sus “colegas” han sentido en este último tiempo, sobre todo a partir de los acuartelamientos de las policías, que el Jefe de Gabinete los ha dejado “solos” a pesar de la rondas de reuniones que han tenido y que se ha olvidado que todos ellos “son sus pares” y que el mismo Capitanich “podría haber tenido ese problema” si continuaba en su cargo.

La situación de las provincias de cara al próximo año será adversa tal cual adelantamos en nuestro post de la semana pasada. Todas sufren un rojo fiscal importante y cada una a su vez tiene sus propias paritarias que tendrán que enfrentar. En este sentido cada una de ellas depende mucho de la Nación y de estos acuerdos como el que se ha firmado hoy. Para pagar sueldos no les alcanza con la presión tributaria que tienen y por ende deben pedir financiamiento nacional, aumentado así las deudas que ya mantienen con el Estado.  Es por eso que muchas de ellas están reclamando pesos como una forma de pre coparticipación.

Hasta algunas han amenazado con emitir cuasi monedas, como sucedió en 2001 y 2002. Pero la emisión de cuasi monedas suele ser para paliar la inexistencia de liquidez. Lo paradójico es que esto no es un problema que tangan las provincias actualmente, todo lo contrario. El mismo Banco Central durante los últimos meses ha emitido billetes en cantidad para crear una sobre oferta de pesos y encubrir la devaluación que crece diariamente (aunque durante los últimos días el Presidente del BCRA declaró que en el 2014 buscarán reducir la emisión por debajo del 25%). Por lo tanto el problema no es financiero, sino político más que nada. O sea, las provincias necesitan sí o sí ese dinero para pagar sueldos ya que el incumplimiento traería malestar social entre otras disconformidades.

Pero el mismo Estado Nacional tiene que estar preocupado por esta situación. No sólo porque la falta de pagos en tiempo y forma de los salarios produce un descontento social, sino también porque de esta manera estaría abandonando una de sus banderas durante esta “década ganada”. El fomento al consumo ha sido uno de sus fuertes, y un ejemplo perfecto lo hemos oído en estas últimas semanas con la crisis energética cuando el Jefe de Gabinete de Ministros decía que los cortes se producían en parte por el aumento del consumo de los argentinos (además de la falta de inversión por parte de las empresas distribuidoras del servicio).

Durante la reunión de hoy pudimos ver a los Jefes Provinciales de Buenos Aires, Chaco, Catamarca, Chubut, Corrientes, Entre Ríos, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta San Juan, Santa Cruz, Tucumán y Tierra del Fuego. Por lo tanto y por primera vez en mucho tiempo, se reunieron en una misma mesa Gobernadores afines y opositores al modelo oficialista sumándose como dijimos un Gobernador en uso de licencia.

La foto no sólo muestra la necesidad que tienen las provincias de la ayuda monetaria, sino también la necesidad por no quedar afuera de la contienda política hacia el 2015. Muchos de los que estuvieron hoy, tienen aspiraciones presidenciales y otras las están descubriendo. El Jefe de Gabinete es quien hoy tiene la gestión nacional a cargo, y quien parecía comenzar a construir su camino al Sillón de Rivadavia. Pero las diversas situaciones atravesadas en las últimas semanas lo han retrasado un poco, posicionando de mejor manera a otros por encima de él.

Sobre el autor

Gonzalo Plecity is Senior Account Executive for the Public Affairs practice in Edelman Argentina. He hold a BA in International Relations at the University of the Salvador. Previously, he worked as Operations and Supplies Officer in Pleamar Srl.