Monday 23 January 2017

Y un día volvió…

Frase de la Semana

“Vamos a profundizar el modelo”

Dra. Cristina Fernández de Kirchner (Presidente de la Nación) – 19/11/2013

El lunes 18 de noviembre parecía ser un día tranquilo para la Sra. Presidente de la Nación, Dra. Fernández de Kirchner. Retornó a sus funciones tras su reposo pos operatorio, y de hecho mantuvo una agenda “serena” desde la Quinta Presidencial recibiendo a algunos funcionarios. Casi antes de terminar el día, junto a su hija, realizó un video para saludar al país y agradecer el acompañamiento que recibió en estos cuarenta días desde su intervención quirúrgica.

Por medio de este video se notó a una Presidente más relajada, de buen ánimo, con ganas de volver a trabajar y hasta con otra imagen: dejó el luto entero, y pasó a un medio luto tras los tres años que indica el protocolo por la muerte del ex Presidente Néstor Kirchner. Inclusive con la aparición de una “mascota nueva” intentó sensibilizar a la ciudadanía, en línea con el aumento de imagen positiva (que no necesariamente se traduce en votos) que obtuvo durante estos días que mantuvo reposo.

Pero su vuelta a la escena central es todo un mensaje en sí mismo. Durante este tiempo no se informó correctamente sobre la salud de la Presidente, dejando a libre albedrío todo tipo de especulaciones, tanto de medios como de otras figuras políticas. Y por eso sus palabras eran importantes para ver cómo se sentía y como enfrentaría la gestión diaria nuevamente. Pero luego de este mensaje, el vocero presidencial anunció la designación de nuevos funcionarios en el Gabinete Nacional y en los Bancos Central y de la Nación Argentina. La sorpresa fue mayor cuando nos anoticiábamos sobre la renuncia del cuestionado Secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno que dejará su función el próximo 02 de Diciembre.

Por lo tanto el primer análisis que se puede hacer es que la Presidente “allanó” el terreno con el video para luego mostrar claramente cuáles serán las nuevas directivas de su Gobierno de cara a sus últimos dos años de mandato. Luego lo remarcó cuando tomó juramento a los nuevos funcionarios nacionales y dejó en claro que “profundizará el modelo nacional y popular”. Si bien son cambios que ya se habían decidido realizar, y sólo restaba que la Presidente vuelva a sus funciones, de alguna manera se intentó mostrar respuesta inmediata a los resultados de las elecciones. Por eso no es casualidad que la mayor parte de los cambios se centren en cargos de índole económica, uno de los dos principales problemas que hoy tiene la ciudadanía. Además con la puesta de escena del video, y con las decisiones anunciadas por el vocero presidencial, tal vez la Presidente opte por salir de la escena central y comenzar a construir una imagen que le permita “irse en 2015” con un alto grado de aceptación.

De los cambios más importantes, obviamente el que más se destacó fue el del Secretario Moreno, que muchos esperaban, pero que tal vez no se pensaba que ocurra en estos días ya que se había anunciado un día antes un gran cambio de gabinete. Entre estos cambios se destaca lo ocurrido en torno a la Jefatura de Gabinete, no por la salida de Juan Abal Medina (algo que se especulaba), sino por la designación de Jorge Capitanich, Gobernador de la Provincia de Chaco. Con la asunción del gobernador norteño, el peronismo más tradicional vuelve a tomar un poco más de protagonismo. Esta designación se puede leer también como la elección kirchnerista del candidato para suceder a la Presidente, por encima de Sergio Urribarri (Gobernador de Entre Ríos) y en contra de los intereses electorales de Daniel Scioli (Gobernador de la Provincia de Buenos Aires), tal vez dándole un primer mensaje de cómo será el armado político en los próximos años, lo que lo obligará a comenzar a tomar algunas decisiones para decidir sobre su futuro político.

Seguramente lo podamos ver con un perfil más cercano a un “Primer Ministro” que a un vocero presidencial como era su antecesor. Tiene capacidad y experiencia en gestión, con sólido conocimiento en economía, y su nombramiento fue bien recibido por los principales referentes de la oposición. Trabajará para posicionar su nombre de cara a la Presidencia en 2015, con gran presencia en los medios. Además, la Presidente de alguna manera podrá “delegar” en él la gestión diaria, si es que lo quiere hacer, haciendo caso a las recomendaciones médicas y a las preocupaciones de su círculo más íntimo.

Por otro lado, la designación de Axel Kicillof como Ministro de Economía de la Nación tiene varias lecturas. Por un lado muchos hablan de un “sinceramiento” de las políticas económicas, ya que Kicillof venía siendo un Ministro de Economía virtual, compartiendo algunas funciones con el ahora ex Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Sin duda alguna, el nuevo Ministro de Economía es la versión más radicalizada de los pensamientos económicos del actual modelo kirchnerista. Defensor de un mercado desdoblado, buscará frenar las políticas relacionadas al “cepo cambiario”. Tiene un perfil keynesiano, y por ende defiende la intervención del Estado en la economía mediante políticas de subsidios para fomentar el consumo interno.

Pero para ello necesitará obtener crédito internacional que garantice un colchón de dólares que le permita continuar con esta política, en un momento donde las reservas del Banco Central están disminuyendo día a día. Y aquí se sumará quien hoy es el ex Ministro de Economía, y actual responsable de la nueva Unidad Ejecutora de la Reestructuración de la Deuda, Hernán Lorenzino que tiene una gran capacidad negociadora, rol que vino cumpliendo en los últimos meses para intentar lograr revertir la confianza de los mercados internacionales sobre la Argentina.

Precisamente confianza es lo que necesita recuperar la República Argentina. Tal vez la misma pueda retornar en el corto plazo con la salida de Guillermo Moreno, quien asumirá el cargo de Agregado Comercial en la Embajada argentina en Italia. Su alejamiento de la escena central y de la tapa de todos los diarios le permitirá a los mercados internacionales, volver a mirar al país con otros ojos.  Fue sin duda una de los funcionarios más cuestionados del kirchnerismo por sus formas, tratos y políticas. Seguramente las bolsas y los mercados financieros reputen sus índices en los próximos días especulando con las próximas decisiones porque el mercado se mueve por especulaciones y por lo menos la renuncia de Moreno trae nuevas expectativas.

El desgaste de su figura tras malos resultados en algunas de sus políticas aplicadas en los últimos meses iba en contradicción con la intención de la Presidente de mejorar su imagen, y por ende podría leerse como previsible su salida en algún momento. De alguna manera la designación de Kicillof fue una manera “elegante” de obligar a Moreno a que presente su renuncia. No había lugar para los dos. Pero lo importante a analizar es que pasará en el futuro. Hay que estudiar si el Gobierno Nacional encabezado por la Presidente tiene la voluntad política de cambiar algunas cuestiones de fondo como pueden ser el sinceramiento del INDEC, la admisión de la inflación, el levantamiento del cepo cambiario, las políticas de importación y exportación, entre otros puntos. Nada cambiará si el funcionario que lo reemplaza (Augusto Costa) mantiene la misma línea, porque la Secretaria de Comercio Interior tiene entidad y protagonismo por el rol que tenía Moreno, no porque la Secretaría fuese importante en sí.

Si bien estos son los cambios más significativos, podemos esperar nuevos anuncios. De hecho todavía no es seguro que el actual Ministro de Salud, Juan Manzur, asuma su banca como Diputado Nacional por la provincia de Tucumán. Se hablan también de algunos cambios en las primeras líneas de la Cancillería argentina, inclusive en el mismo Canciller y algunas representaciones diplomáticas en el exterior (como por ejemplo en la República de Chile con la asunción de Juan Abal Medida). Lo que nos dejan estos cambios es que la Presidente nombró en cargos importantes como la Jefatura de Gabinete y el Ministerio de Economía, a dos tomadores de decisión. No son consultores compulsivos, y por ende es más que claro cuál es el objetivo de la Sra. Presidente con sus designaciones.

Sobre el autor

Mariano Vila is the Public Affairs Director at Edelman Argentina. He is in charge of developing governmental relations´ strategies for clients, like monitoring, warning systems, relationship and influence and strategic partnership. Lately he has worked with companies as MasterCard, Tyco/ADT, HP, SCJ and Bridgestone among others. He developed his career in the area of Tourism of the Argentinean National Government, where he served as Head of Product and Networking Area and as Market Manager for the long haul markets at the National Institute of Tourism Promotion (INPROTUR), of the National Tourism Ministry. Mariano has a degree in Political Science in the Pontificia Universidad Católica Argentina. He is a member of the Corporate commission of the Public Relations Council. He is fluent in Spanish, English and Portuguese and he knows about social media and web 2.0 strategies.