Tuesday 25 July 2017

Public Affairs Agenda – 29 de noviembre 2013

PRINCIPIO DE ACUERDO CON REPSOL POR EL PAGO DE INDEMNIZACIÓN

Repsol_YPF

La noticia política más importante de la semana fue el avance en la negociación para la compensación económica que Argentina debe hacer hacia Repsol, por la expropiación del 51% de YPF. El principio de acuerdo entre las partes significa que Argentina deberá pagar a la petrolera española, en principio, una suma estimada de entre 5 y 6 mil millones de dólares. El principal punto a consensuar es la manera en que ese pago se hará efectivo.

El Gobierno argentino le ofreció a Repsol un bono en dólares, con un interés anual de entre un 8,25% y un 8,7%. El bono se emitiría y liquidaría a Repsol en enero de 2014 y tendría luego libre cotización, porque Repsol seguramente opte por colocarlo para conseguir liquidez en dólares. Llegado el caso que los españoles prefieran un cupón, parte de la tasa estaría sujeta al crecimiento de la economía argentina, con un plazo para comenzar a liquidar intereses de entre dos y cuatro años y a pagarse íntegramente en el mercado de capitales de Buenos Aires. Es importante destacar que con esta segunda posibilidad, el pago se empezaría a liquidar con el gobierno que suceda al actual. Los detalles del pago están siendo negociados entre representantes de la petrolera española y el ministro de Economía, Axel Kicillof, y sus funcionarios cercanos. Si se llega a un acuerdo, rápidamente se enviará un proyecto de ley al Congreso Nacional que antes de terminar 2013 debería estar aprobado.

Repsol se comprometería además a retirar las causas abiertas en cualquier tribunal del mundo, incluso el reclamo ante el CIADI por unos u$s 10.000 millones, y otras presentaciones en los tribunales continentales de la Unión Europea, en París y en Nueva York. Tampoco habrá juicios posteriores, con lo que el conflicto quedaría definitivamente resuelto, a excepción, obviamente, que alguna de las partes no cumpla lo pactado.

Hay que tener en cuenta la necesidad para el gobierno Argentino de resolver lo antes posible el litigio con Repsol. La gran fuga de dólares durante 2013 se puede explicar por la diferencia entre los combustibles que debe importar y lo que exporta, un déficit energético que el país sufre, de casi 6 mil millones de dólares durante los primeros diez meses del año. Para revertir esta situación, necesita explotar el gran yacimiento de combustible en Vaca Muerta. Pero para aspirar a conseguir independencia energética, la Argentina necesita de capitales extranjeros que exploten las reservas de shale gas y shale oil.  Y para que esos inversores lleguen, Argentina busca liberar el conflicto judicial con Repsol, que por el momento generó desconfianza en el empresariado internacional vinculado a la energía.

MARATÓNICA SESIÓN EN DIPUTADOS

El pasado miércoles la Cámara de Diputados tuvo su última sesión del año y se discutieron y aprobaron varios proyectos de ley, algunos centrales y relevantes, otros de menor peso. La discusión política más importante, en la que el Frente Para la Victoria logró la mayoría con 129 votos obtener su media sanción, giró en torno al proyecto que regula la responsabilidad del Estado. La iniciativa establece que el fuero en lo Contencioso Administrativo será el que atenderá los conflictos entre el Estado y los particulares. Si bien la aprobación definitiva del Senado quedó postergada hasta el próximo año, el oficialismo evitó así que la norma pierda status parlamentario. Otra modificación que tuvo repercusión mediática fue sobre la Ley de Impuestos Internos, que incluye una suba a las tasas de bienes suntuarios. Especialmente, sobre autos y motocicletas de alta gama. Antes, se había aprobado la penalización para las empresas que realicen tareas de exploración y explotación de hidrocarburos sin el permiso del Estado argentino, en la zona ubicada alrededor de las Islas Malvinas. Una medida central para defender la soberanía sobre los recursos naturales en territorio argentino.

Además los diputados convirtieron en ley el proyecto que otorga una pensión de compensación para las personas que fueron víctimas de detención ilegal por razones de carácter política o sindical durante la última dictadura militar.

Una de las iniciativas que despertó polémica fue un proyecto para subsidiar, con 30 millones de pesos, la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres de Tucumán, un centro para la investigación técnica y científica, que fue aprobado por Senadores y enviado a la Cámara Alta. Al respecto, el diputado del Frente del Renovador Felipe Solá denunció que se trata de “un subsidio encubierto a la provincia de Tucumán” y se quejó porque “no existe el mismo tratamiento para otras provincias”. El ex gobernador de Buenos Aires declaró que el subsidio es “un regalo a la señora de (José) Alperovich”, en referencia a la senadora Beatriz Rojkés, esposa del gobernador tucumano.

También se aprobó la Ley de Trasplantado, que ya tenía la media sanción de la Cámara alta, y que la cobertura del 100% en medicamentos, tanto los que se usan directamente luego del trasplante como para tratar patologías relacionadas, entre otros beneficios. Por unanimidad, la Cámara Baja sancionó la reforma a la ley de atención y prevención de la diabetes, por el cual se establece la obligatoriedad de actualización cada dos años de la referida norma con el objeto de abarcar con la cobertura de los avances científicos y tecnológicos. Los diputados también dieron media sanción a una ley que propone “la acuñación de una moneda conmemorativa” de la designación de Jorge Bergoglio como el Papa de la Iglesia Católica.

CAPITANICH BUSCA DEMOSTRAR UN ‘CAMBIO DE AIRE’ EN EL GOBIERNO

Desde que asumió la Jefatura de Gabinete, Jorge Capitanich comenzó a tener un rol central en la administración del gobierno nacional. Se reunió con los principales gobernadores cercanos al Frente Para la Victoria, con cámaras empresariales, y con líderes sindicales. Todo esto, en apenas 10 días de gestión del Gabinete.

Con la designación de un gobernador para que lidere la administración diaria de Gobierno, se puede pensar que Cristina Fernández de Kirchner haya buscado una figura política con peso específico propio (por primera vez, un jefe de gabinete ajeno al ‘círculo de confianza’ más kirchnerista) para afrontar los anuncios y nuevas conversaciones con diversos actores políticos, necesarias sobre todo tras la derrota electoral de octubre. Capitanich es un jefe de Gabinete que particularmente tiene gestión gubernamental, conserva poder territorial, tiene un perfil económico por su formación, y al mismo tiempo mantiene buenas relaciones con el peronismo más tradicional. Al mismo tiempo, un sector amplio del empresariado vio con buenos ojos, en principio, su nombramiento como ejecutor político del gobierno.

Esta semana comenzó con una serie de reuniones con mandatarios provinciales. Los primeros en ser llamados a la Casa Rosada fueron Fellner, Closs, “Paco” Pérez y Corpacci; mandatarios de Jujuy, Misiones, Mendoza y Catamarca, respectivamente. En los próximos días la idea es continuar los encuentros con líderes opositores, como el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, y el gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti.

En paralelo, también se reunió con todo el Gabinete. Con Tomada comenzó a evaluar la posibilidad de negociar el pedido de aumento salarial de los líderes sindicales, con las paritarias para el 2014. Kicillof es quien lidera la administración económica del país, pero Capitanich no quiso ser ajeno y logró influencia en Economía. Un hombre de su confianza integrará el directorio del Banco Central; Sebastián Aguilera, hasta ahora presidente del Nuevo Banco del Chaco. También, junto a Rossi delinearon proyectos a corto plazo en materia de defensa, y con Barañao definió las metas para los próximos dos años sobre investigación y desarrollo tecnológico y científico.

Con una rueda de prensa diaria y tempranera, logra un gran perfil de  exposición mediática al asumir el rol de gestor y administrador de gobierno. Incluso el miércoles aseguró que va a cumplir su deber de enlace parlamentario, es decir, el deber que tiene de presentar la gestión del Poder Ejecutivo frente al Congreso. Aseguró que alternará sus visitar mensuales a ambas cámaras legislativas. Asimismo, se refirió al acuerdo en principio alcanzado con Repsol para el pago de indemnización, al asegurar que la semana próxima se iniciará la negociación entre las partes, que implica precio, condiciones e instrumentos de pago.

Sobre el autor

Gonzalo Plecity is Senior Account Executive for the Public Affairs practice in Edelman Argentina. He hold a BA in International Relations at the University of the Salvador. Previously, he worked as Operations and Supplies Officer in Pleamar Srl.