Thursday 25 May 2017

Public Affairs Agenda – 1° de noviembre de 2013

PLENA CONSTITUCIONALIDAD DE LA LEY DE MEDIOS

Martin-Sabbatella-Grupo-Clarin-

El martes pasado, la Corte Suprema de Justicia falló a favor de la validez constitucional de La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, sancionada en 2009, que hasta el momento no regía en su totalidad. El fallo perjudica principalmente al Grupo Clarín, que hasta el momento había logrado neutralizar la validez de algunos artículos claves de la norma que afectaban a su negocio directamente.

Esta decisión del máximo tribunal de Justicia de la Argentina pareciera ser el final de una disputa política entre el Gobierno Nacional y el principal grupo de medios del país, pero todo hace prever que será un capítulo más en esta lucha de intereses que comenzó en 2008, con el conflicto entre el campo y el Gobierno de Cristina Kirchner, el fallido proyecto de la Ley 125 con el voto “no positivo” de Julio Cobos. Por lo pronto, el titular del AFSCA (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual) Martín Sabbatella se hizo presente en varios edificios de medios del Grupo Clarín -en la redacción del diario, en Cablevisión, Canal 13 y en Radio Mitre- para proponer condiciones para que el multimedio dirigido por Héctor Magnetto se adecúe de oficio a la Ley de Medios, ya que los plazos están vencidos.

El ajuste consiste en una desinversión -según el multimedio, venta compulsiva- de Clarín mediante la puesta a licitación de unas doscientas licencias de TV por cable (la ley sólo permite 24 por grupo empresario), y entre otras condiciones ajustar la cantidad de abonados a Cablevisión: un mismo multimedio no puede reunir más del 35% del share de mercado de TV por cable, como así tampoco producir y distribuir contenidos.

Pero hay otros diez grupos de medios, algunos afines al gobierno nacional, que también deben adecuarse a la ley. El AFSCA venía demorando la exigencia de aplicación de la norma a otros jugadores (Grupo América, Veintitrés, entre otros) con el argumento de que no tenía sentido avanzar si el mayor jugador del mercado no obedecía la ley en su totalidad. Ahora, la autoridad encargada de regularizar la implementación y cumplimiento de la ley debe hacer cumplirla para todos los jugadores y con el mismo criterio.

Es importante destacar que el fallo de la Corte Suprema de Justica también exige la independencia del AFSCA, al mismo tiempo que este organismo debe regular la pauta oficial, es decir de qué manera es distribuida el  apoyo económico estatal entre los medios. El Máximo Tribunal también pidió por transparencia política de subsidios a los entes periodísticos y que el AFSCA no influya sobre los medios públicos a su servicio.

La declaración de constitucionalidad de la ley de medios exige responsabilidades desde todos los jugadores: Clarín –y el resto de grupos de medios- debe adaptarse a los límites que se exigen; y la administración pública tiene la responsabilidad de demostrar que ésta ley verdaderamente es para garantizar la pluralidad de medios, de voces y de jugadores dentro de la comunicación, en todos los formatos.

ELECCIONES LEGISLATIVAS: ALGUNOS RESULTADOS A TENER EN CUENTA

A esta altura ya todos sabemos los principales resultados que dejaron las elecciones legislativas del domingo pasado. Ahora bien, también es útil analizar los detalles que explican algunas diferencias de votos sumados entre las primarias de agosto y las generales de octubre.

En Provincia de Buenos Aires, parte de la sorpresiva diferencia conseguida por Massa sobre Martín Insaurralde se explica por la pésima performance de Francisco de Narváez. La lista de Unidos por la Libertad y el Trabajo en agosto había conseguido casi 949 mil votos; el domingo pasado, apenas la mitad: aproximadamente 469 mil. La mayoría de esas 400 mil voluntades de diferencia migraron hacia las arcas del Frente Renovador: Massa había conseguido 3.137.323 votos en las primarias, y el domingo pasado sumó 3.776.898. De esta manera, queda claro el porqué de la diferencia duplicada: mientras el intendente de Tigre obtuvo 600 mil votos más, su par de Lomas de Zamora apenas sumó 100 mil.

En Capital Federal, muchos especulaban con que, luego de la interna de UNEN en las primarias, muchos de sus votos pasarían a los candidatos del PRO. El principal desafío del frente liderado por Carrió, Solanas y Lousteau estaba en mantener cautivo a su electorado. En parte, esto no se logró: para Senadores, “Pino” obtuvo 100 mil votos menos en octubre respecto a agosto, mientras su rival Gabriela Michetti acrecentó el apoyo a la lista del PRO con 200 mil votos más. En la categoría de Diputados sucedió algo similar: los candidatos liderados por el rabino Sergio Bergman fueron elegidos por 100 mil electores más que en las PASO, en detrimento de la lista de UNEN, que obtuvo cerca de 100 mil boletas menos que en las elecciones primarias; ganadas por Carrió en la interna del frente de Coalición Civica, Proyecto Sur y la UCR. Otro detalle a tener en cuenta, es que, pese al escándalo desatado luego del video de Cabandié en el conflicto con la agencia de tránsito, el candidato porteño del Frente Para la Victoria no disminuyó su caudal de votos, sino que sumó poco más de 11 mil electores “nuevos”.

En Córdoba hubo sorpresas interesantes para analizar. La fuerza liderada por Juan Schiaretti tuvo un resultado agridulce. Pese a haber mantenido el primer puesto de cara al Congreso, perdió 70 mil votos en relación a la elección de agosto, y otros partidos ganaron terreno: Baldassi duplicó su performance, con 220 mil votos más, y el Frente Para la Victoria también mejoró lo hecho en las PASO. Claramente, los casos de corrupción dentro del gobierno de Juan Manuel De la Sota, y la relación entre la cúpula policial de la Provincia con el narcotráfico perjudicaron al Peronismo disidente cordobés.

En Mendoza, la diferencia obtenida por Cobos no fue sorpresa. En la provincia cuyana, lo extraño vino de parte del Frente de Izquierda y de los Trabajadores, que duplicó la cantidad de votantes y consiguió que su primer candidato, Nicolas del Caño, acompañe al Congreso a Néstor Pitrola -por Buenos Aires-  y a Pablo López, por Salta.

Sobre el autor

Nicolás Gandini is Senior Account Executive for the Public Affairs practice in Edelman Argentina. He holds a BA in Political Science from the Universidad de Buenos Aires. He led a one-year-practice in journalism in Fundación Perfil, so his profile is near Political Communication. Previously, he made field work and surveys for sociological studies and investigations in the Universidad de Buenos Aires.