Thursday 23 March 2017

Llegó el lunes

Frase de la Semana

“La victoria nos obliga a cruzar la frontera y caminar la Argentina”

Sergio Massa (Diputado Nacional electo por la Provincia de Buenos Aires) – 27/10/2013

El pasado 27 de octubre, la República Argentina volvió a votar. En esta oportunidad votó casi el 80% del total del padrón electoral, mientras que en las PASO hubo cerca del 77% de participación sobre la totalidad de las más de 30 millones de personas habilitadas para sufragar.

Lo significativo de esta elección es que será la última de medio término ciento por ciento antes de las elecciones de 2015 donde la Presidente Dra. Cristina Fernández de Kirchner dejará su mandato tras ocho años de gobierno de kirchnerismo, y doce años si sumamos el periodo que presidió el fallecido Dr. Néstor Kirchner.

Pero como comentamos en nuestro post anterior, después del domingo llegó el lunes y qué cambió. Por ahora nada, y más si sumamos que la noticia que tapó los medios sobre la constitucionalidad de la “ley de medios”, hizo correr el foco del análisis de resultados de los últimos sufragios.

De todas maneras podemos realizar un breve análisis, y para ello tenemos que diferenciar dos tipos de resultados que arrojaron estas elecciones. Por un lado uno más electoral, donde el kirchnerismo mantuvo su fuerza como principal partido a nivel nacional  y mantuvo la mayoría en ambas Cámaras del Congreso de la Nación aunque tendrá menor margen de negociación ya que en Diputados perdió aliados, y en Senado perdió algunas bancas propias; y otro de corte político que demuestra el surgimiento de otras alternativas políticas que ponen en discusión precisamente el poder del Frente Para la Victoria.

El triunfo de Sergio Massa lo posiciona definitivamente como un actor relevante de cara a los próximos dos años. Aunque podríamos compararlo con el triunfo que obtuvo en 2009 de Narváez y que no pudo capitalizar después, Massa acordó directamente con los Intendentes de la Provincia de Buenos Aires y eso lo diferencia del empresario devenido en político. Otro rasgo importante del líder comunal es que está logrando construir poder con sustento territorial, algo fundamental para aspirar a cargos ejecutivos. Desde su Tigre, Massa demuestra gestión con resultados e intentará en el Congreso maximizar su imagen a nivel.

Por otro lado, si es que quiere “jugar en las grandes ligas”, deberá encontrar un opositor a quién golpear y posicionar como “enemigo político”. El más previsible sería Scioli, y por lo tanto el mensaje que deberían dar desde las filas del massimo es que también esta derrota le cabe al Gobernador de la Provincia  y debería hacerse cargo.

En cuanto al Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, si bien electoralmente salió muy golpeado tras la derrota del candidato oficial, Martín Insaurralde, mostró siempre tener la suficiente capacidad para que no le afecte políticamente. La irrupción de la decisión de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, lo ayudó un poco a que el tema se corra de foco. Desde ahora cualquier movimiento que haga será estratégico. Tendrá una legislatura provincial por lo menos adversa, y dos años de gobierno en donde deberá negociar tanto con Intendentes que hoy están pasándose a mansalva a las filas del Frente Renovador, y además con la cúpula del actual Gobierno Nacional para definir si será la cara del kirchnerismo en 2015 o se correrá para presentarse por afuera, ya que no hay dudas que será candidato presidencial.

Por otro lado, Mauricio Macri oficializó su candidatura presidencial luego del más que positivo resultado de sus candidatos en la Ciudad de Buenos Aires. Además en su discurso dejó en claro quién sería su “enemigo político”. Habló sobre la no participación de miembros del gabinete nacional es sus listas, haciendo obvia alusión a Massa y terminando así la alianza electoral que tuvieron sólo para la Provincia de Buenos Aires. Seguramente Macri piense que los votos los puede perder con un candidato como Massa, y no como Scioli por su condición de peronista (que es más peronista que el peronismo que dice ostentar Massa).

De todas maneras, el Jefe de Gobierno de la Ciudad tiene que salir urgentemente a buscar apoyos nacionales. No sólo de otros Gobernadores, sino también en la misma provincia de Buenos Aires. Difícilmente sus aspiraciones puedan convertirse en una realidad sin una estructura nacional propia y de aliados. Por su parte el Gobierno Nacional deberá afrontar dos años muy difíciles políticamente. Debe retomar el control de la agenda pública, la cual en el corto plazo estará dominada por los proyectos que imponga Massa ya que fue el gran ganador. Además deberá definir que hace con Scioli, si lo mantiene entre sus filas o lo empieza a desplazar. Para ello tendrá que tener un plan B para la sucesión presidencial, que en caso de que ocurra puede provenir de alguno de los Gobernadores alineados.

Los cambios de Gabinete y decisiones políticas importantes, en materia económica por ejemplo, deberán esperar al regreso de la Presidente. Además habrá que analizar también como regresa la mandataria nacional y cuál serán sus primeras señales. El objetivo del kirchnerismo deberá ser reconstruir alianzas con Intendentes de la Provincia que hoy están alineados con Massa.

Este último tendrá que mantener las expectativas que existen detrás de él. El país entero lo menciona y los principales medios lo nombran. Tendrá que mantener unificado a su bloque, y dependerá de él empezar a cooptar aliados dentro del Congreso Nacional si quiere restarle quorum al kirchnerismo, por lo menos en la Cámara Baja.

Por otro lado, y en la misma línea, el radicalismo, Unen y el Frente Progresista Cívico y Social tendrá que unificar criterios sino quieren ser funcionales al kirchnerismo jugando por separados. El radicalismo encontró en Julio Cobos al gran referente del momento. Tras él deberá encolumnarse la UCR más tradicional, y no deberá descuidar los pasos a seguir por parte de Hermes Binner. Elisa Carrió, en la Ciudad de Buenos Aires se incumbirá tal vez en trabajar para conformar un espacio como el de Unen pero a nivel nacional.

Por lo tanto por ahora todos son meras especulaciones. El Gobierno Nacional deberá tomar nota de estos resultados, y evaluar si quiere profundizar el “modelo nacional y popular” o hacer algunos cambios considerables para terminar sus últimos dos años de gobierno de la mejor manera. Por su parte la oposición, tiene una oportunidad única para tener mayor protagonismo en la construcción de la República.

Sobre el autor

Mariano Vila is the Public Affairs Director at Edelman Argentina. He is in charge of developing governmental relations´ strategies for clients, like monitoring, warning systems, relationship and influence and strategic partnership. Lately he has worked with companies as MasterCard, Tyco/ADT, HP, SCJ and Bridgestone among others. He developed his career in the area of Tourism of the Argentinean National Government, where he served as Head of Product and Networking Area and as Market Manager for the long haul markets at the National Institute of Tourism Promotion (INPROTUR), of the National Tourism Ministry. Mariano has a degree in Political Science in the Pontificia Universidad Católica Argentina. He is a member of the Corporate commission of the Public Relations Council. He is fluent in Spanish, English and Portuguese and he knows about social media and web 2.0 strategies.