Tuesday 24 January 2017

Reservas no tan reservadas

Frase de la Semana

“Hay reservas para conjurar cualquier jugada especulativa del mercado”

Mercedes Marcó del Pont (Presidente Banco Central de la República Argentina) – 05/09/13

Si miramos para atrás, vamos a notar que en los últimos meses la palabra reserva debe estar en todos los titulares de los diarios. Sin duda alguna es la protagonista del mundo económico y financiero hoy. Todos hablamos de ellas y todos aspiramos a que sus niveles no sigan disminuyendo, como si estas fueran justamente el “tesoro” mejor guardado del país.

La preocupación sobre ellas pasa por el hecho de que las mismas bajan día a día, y parecería que el Gobierno no está pudiendo frenar esa fuga. Organismos como la Anses o el mismo Banco Central de la República Argentina (BCRA), emiten deuda e imprimen billetes (respectivamente) para contra restar esta disminución, aunque no con buenos resultados.

Los próximos dos años, tanto para el Gobierno como para la oposición serán difíciles en términos políticos y económicos. El BCRA mantiene entre sus dividendos hoy menos de USD 37.000 millones. Si lo comparamos con diciembre de 2012, disminuyeron más de USD 6.000 millones (aproximadamente 17% menos). Lejos quedarían, de mantenerse este ritmo, los USD 10.000 millones que el Gobierno Nacional aspira a obtener para fin de año como resultado de la balanza comercial según el presupuesto 2013. De hecho el primer semestre cerró con USD 5.000 millones de dólares a favor (USD 1.000 millones menos que los pensado para ese término de tiempo).

Paralelamente el sector energético es el área que más recursos está demandando en este momento. Concentra más del 85% de todos los subsidios que el Estado destina bajo todo concepto. Este último tuvo que autorizar por Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) la ampliación de su presupuesto para solventar gasto público para lo que resta del año en $23.000 millones, siendo el sector energético el más beneficiado. El invierno pasó, y tal vez no fue lo crudo que se esperaba, pero aún falta el verano que suele tener mucha demanda de energía. También los ciudadanos debemos concientizarnos en el consumo de energía, no por la necesidad de recursos sino más que nada porque es una manera de cuidar el planeta y ser socialmente responsables.

En otro sentido, la disminución de las reservas se debe también al aumento (paradójicamente) de salidas de argentinos al exterior. Si hay algo que fomentó este Gobierno fue el consumo y que mejor que el ciudadano pueda gastar lo que gana. En teoría tendría que ser una buena noticia ya que si el argentino consume en cantidad, es porque está mejor económicamente. Pero la imposición del 20% sobre consumos con tarjetas de crédito en el exterior y por medio de compras on line, terminó siendo un arma de doble filo tal vez. La gente opta en este momento por viajar al exterior a un dólar que ronda los $6,9, siendo este mucho más atractivo que el “dólar paralelo”. De esta manera ya “salieron del país”  en el primer semestre unos USD  4.500 millones (más del 65% que mismo periodo de 2012) en materia de turismo en el exterior, gasto que determina una balanza comercial turística deficitaria.

Por otro lado, si bien la cosecha del campo fue récord (con más de 115 millones de toneladas), el campo no liquidó lo que el Gobierno esperaba y/o necesitaba. En parte para hacerle sentir esa presión al mismo Gobierno, y en parte porque los precios internacionales de la soja y el maíz por ejemplo, empezaron a no ser  competitivos.

También el país deberá afrontar algunos compromisos de deuda, que si bien son menores en relación al resto de los números que estamos mencionando, pero en la totalidad suman. Bonos como el Bonar 2007 o el Boden 2015  hacen un total de poco más de USD 4.000 millones (casi el mismo número de lo que el Gobierno Nacional pensaba obtener con el “Blanqueo de Capitales” por medio de los CEDIN y BAADE). También habrá que analizar cuál será el comportamiento que tomarán los “fondos buitres” (el 7% que no aceptó los términos de pagos originales) tras la reapertura del canje por tercera vez desde que asumió el kirchnerismo.

La responsabilidad de reencaminar todo esto el del Gobierno Nacional porque es quien fue votado por más de 54% en las últimas elecciones y tiene la responsabilidad de conducir a la Nación. Pero la oposición, desde su lugar, debe colaborar para esto. Un Gobierno, como siempre decimos, es oficialismo y oposición. Lo que el país necesita es previsibilidad y evitar medidas arbitrarias. El problema, es que ante la falta de reglas claras, no tenemos certezas de políticas claras y por eso, temas como las reservas del BCRA han tomado un protagonismo inusual y sin sentido.

Sobre el autor

Mariano Vila is the Public Affairs Director at Edelman Argentina. He is in charge of developing governmental relations´ strategies for clients, like monitoring, warning systems, relationship and influence and strategic partnership. Lately he has worked with companies as MasterCard, Tyco/ADT, HP, SCJ and Bridgestone among others. He developed his career in the area of Tourism of the Argentinean National Government, where he served as Head of Product and Networking Area and as Market Manager for the long haul markets at the National Institute of Tourism Promotion (INPROTUR), of the National Tourism Ministry. Mariano has a degree in Political Science in the Pontificia Universidad Católica Argentina. He is a member of the Corporate commission of the Public Relations Council. He is fluent in Spanish, English and Portuguese and he knows about social media and web 2.0 strategies.