Tuesday 25 July 2017

Public Affairs Agenda – 27 de septiembre de 2013

GRANADOS GANA VISIBILIDAD CON EL CONSEJO DE SEGURIDAD DE BUENOS AIRES

granados_perez

El martes 24 a la tarde tuvo lugar en el Ministerio de Seguridad de La Plata el primer encuentro convocado por el Gobernador Daniel Scioli para tratar, entre diputados provinciales oficialistas y opositores, el tema de la Seguridad. Sobre todo se buscó poder avanzar en un acuerdo para una ley que reglamente la creación de las policías comunales.

La comisión de Seguridad fue liderada por el recién asumido Ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados, acompañado por el Presidente de la Cámara de Senadores Gabriel Mariotto y su par en Diputados, Horacio González. Las declaraciones de Granados dejaron ver su postura e intención de gestión al frente de la nueva cartera. Dio detalles sobre el Plan de Seguridad que desarrolló en Ezeiza durante su gestión al frente del municipio, y comentó la importancia que deben tener los municipios en la administración de las fuerzas policiales locales: “Los  primeros responsables de la seguridad son los intendentes, son quienes más cerca del vecino están y tienen que ponerse al frente”, sostuvo el ministro. Agregó que se debe realizar una “descentralización de verdad” de la Provincia de Buenos Aires, resaltó que es “un hincha fanático de las policías locales” y ratificó la llegada de Gendarmería como apoyo en la tarea de evitar una saturación de efectivos.

Al día siguiente, el Jefe de Gabinete de la Provincia Alberto Pérez junto a Granados volvió a dar otro signo de la nueva gestión y demostró la intención del gobierno bonaerense de intensificar las políticas sobre seguridad. Juntos delinearon los pasos a seguir para sumar 100 mil efectivos de la policía bonaerense hacia fines de 2015. Según trascendió, algunos funcionarios se quejaron con Granados por decir que en estos momentos hay solamente 32.000 efectivos policiales operativos en la Provincia, mientras Scioli había dicho -en su último discurso en la Asamblea Legislativa de la Provincia- que eran 59.000 los policías bonaerenses.

CRISTINA EN LA ONU: SIRIA, FONDOS BUITRE, MALVINAS Y CAUSA AMIA 

La Presidente Cristina Fernández de Kirchner trató varios temas durante su exposición en la 68° Asamblea General de Naciones Unidas, el martes pasado en Nueva York. Entre ellos, el conflicto diplomático entre Estados Unidos y Siria: reiteró que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha probado ser “obsoleto” para ese tipo de crisis, y expresó su gratitud a que se haya podido arribar a un acuerdo en la cuestión. “No hay guerras justas, sólo la paz es justa”, afirmó y sostuvo que “la paz y la seguridad no son conceptos militares, son políticos” y por ello deben ser veladas por los dirigentes gubernamentales.

Respecto a los fondos buitres y las decisiones de la corte de Nueva York que perjudican a nuestro país, Fernández de Kirchner se preguntó si en la Argentina “somos víctimas seriales de esas reglas no escritas de los lobistas, las calificadoras de riesgo, los derivados financieros, que siguen especulando como buitres sobre países que caen en default”.

En ese sentido, la Presidente alertó que hoy es el caso de “Argentina, pero podría ser la de cualquier otro país en muy poco tiempo. Este –subrayó- no es un problema de la Argentina, es un problema del mundo”. Tras destacar la permanente voluntad y cumplimiento de pagos de la deuda desde el Estado argentino, destacó que esa situación debe ser reconocida y se debe determinar una regulación global del mercado.

Luego, Cristina también tuvo oportunidad de mencionar el conflicto por el reclamo de soberanía argentina sobre las Islas Malvinas, y criticó el “doble standard” de Estados como Gran Bretaña que por un lado reclaman el cumplimiento de normas internacionales -la no proliferación de armas nucleares, por Siria- y por el otro no acatan directivas de la ONU para iniciar el diálogo sobre las Islas Malvinas, mientras continúan militarizando la región.

Otro tema que abordó fue la causa por el atentado a la AMIA en julio de 1994. Fernández de Kirchner recordó la reciente firma de un acuerdo con el Gobierno de Irán para que se avenga a aportar datos para esclarecer el crimen, pero señaló que hasta el momento no se recibió respuesta alguna. “Lo cierto -aclaró- es que hay un nuevo gobierno” en el país islámico, encabezado por el presidente Hasan Rohani, y “esperamos tener una respuesta positiva. Creo que pasó un tiempo más que prudencial para dar respuestas, que las merecen las víctimas y lo merece la propia república islámica de Irán, si quiere mostrarle al mundo que hay un gobierno diferente y hay acciones diferentes”, señaló.

RELACIÓN COMERCIAL ENTRE ARGENTINA Y BRASIL

La noche previa al comienzo de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Cristina Fernández de Kirchner y su par brasileña Dilma Roussef se reunieron en Nueva York para mostrar un gesto de rechazo compartido al espionaje que el gobierno de Barack Obama hizo sobre el gobierno brasileño y algunas empresas centrales, como Petrobras. También otro motivo del encuentro, y quizás más importante para la relación entre ambos Estados, fue destrabar algunos obstáculos comerciales y resolver asimetrías de mercado que en el último tiempo vienen perjudicando el intercambio económico entre los dos principales socios del Mercosur.

Es que durante julio y agosto, el descontento de Dilma hacia Cristina fue increscendo. Sus motivos se fundaban en las trabas por parte del gobierno argentino a empresas nacionales para comprarle a Brasil varios productos terminados y autopartes. Frente al descontento popular por el que está atravesando el gobierno de Dilma en los últimos meses, se sumó el reclamo del pujante sector empresarial-exportador de San Pablo hacia Roussef para que logre convencer a Cristina de la importancia que para ellos representa las compras de sus productos desde el territorio argentino. Incluso la semana pasada el canciller brasileño Luiz Figueiredo advirtió a su colega Héctor Timerman que las trabas al comercio desde Argentina pueden generar que “las partes busquen otros socios” y pueden “contaminar” el vínculo comercial entre ambos países.

Otro conflicto comercial entre ambos países puede darse en el sector automotriz autopartista específicamente. Con la devaluación y depreciación del real se abaratan los precios de las autopartes brasileñas, y las terminales del país vecino tienen un incentivo comercial para comprar piezas locales. Esto podría afectar directamente al sector autopartista argentino, ya que disminuiría la demanda brasileña hacia Argentina.

Sobre el autor

Gonzalo Plecity is Senior Account Executive for the Public Affairs practice in Edelman Argentina. He hold a BA in International Relations at the University of the Salvador. Previously, he worked as Operations and Supplies Officer in Pleamar Srl.