Tuesday 25 July 2017

Public Affairs Agenda – 16 de agosto

candidatos 2013

De cara a octubre

Los distintos actores políticos están definiendo sus estrategias para tratar de profundizar o cambiar los resultados de las pasadas elecciones primarias. Desde el Frente Para la Victoria, el principal desafío será recuperar los votos para Martín Insaurralde. Sobre todo en aquellos distritos históricamente peronistas del Gran Buenos Aires, en los cuales se suponía una victoria cómoda del kirchnerismo, y sorprendió la irrupción del Frente Renovador; como en Lanús, José C. Paz, Moreno y Tres de Febrero, entre otros.

En este sentido, algunos funcionarios kirchneristas tuvieron poca o nula autocrítica sobre la derrota. Como Aníbal Fernández, o la misma Presidente; y por el otro lado, Mario Ishii declaró “No tuvimos conducción, estrategia ni organización”, en clara crítica a La Cámpora por la organización de la campaña electoral. Otros que debe reorientar su estrategia es Francisco de Narváez para intentar recuperar el voto anti-kirchnerista que eligió a Sergio Massa como alternativa al modelo actual. Asimismo, el radicalismo, pese a los buenos resultados conseguidos en la mayoría de las provincias donde participó que lo volvieron a posicionar como una fuerza relevante a nivel nacional, tuvo una cosecha pobre de votos en provincia de Buenos Aires, en la alianza entre Alfonsín y Stolbizer y deberá ver de qué manera atrae al electorado no-peronista bonaerense.

En la Ciudad de Buenos Aires también se plantean diversos desafíos. Desde el PRO, pese al triunfo en Senadores, puede surgir una preocupación respecto a la elección del Frente UNEN, que tuvo una verdadera interna entre sus listas y logró en conjunto el primer puesto para Diputados. En este sentido, el desafío de este Frente será mantener cautivos a sus votantes para que vuelvan a elegir en octubre a los precandidatos ganadores de la disputa primaria. En consecuencia, la principal lucha está ahí: en si el PRO logra recuperar a los votantes que en las PASO eligieron a UNEN, o si verdaderamente el Frente se consolida, con gran apoyo electoral, como una alternativa real al macrismo en la Ciudad.

La “cenicienta” de estas elecciones fue El Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), que nuclea al Partido Obrero, al Partido de Trabajadores Socialistas y a la Izquierda Socialista, con Jorge Altamira y Néstor Pitrola como sus caras más visibles. El FIT se consolidó como alternativa de izquierda a nivel nacional, ya que superó las PASO en los 18 distritos en los que se presentó, obtuvo cerca de un millón de votos en total y, según estos resultados, se convirtió en la cuarta fuerza electoral a nivel nacional.

Asimismo, hay nuevos aires y declaraciones desde el interior. Mario Das Neves, por ejemplo, tras su arrasador triunfo en Chubut, manifestó que podría apoyar a Massa llegado el caso que el intendente de Tigre se posicione como presidenciable para las elecciones de 2015. Al mismo tiempo, Guillermo Moreno, sindicalista petrolero y opositor al Gobierno Nacional, sorprendió en Neuquén con su triunfo sobre la vicegobernadora Ana Pechen, y también dio a conocer su real intención de acompañar a Sergio Massa a nivel nacional. Desde los sindicatos, la CGT Balcarce continúa apoyando al Gobierno Nacional, aunque Antonio Caló pidió “ajustar” los errores de campaña y “trabajar en lo que falta hacer”; y Omar Viviani no cerró la puerta por un posible acercamiento al Frente Renovador, si en octubre su ventaja es aún mayor que la del domingo pasado.

Equipo económico del Gobierno, protagonista de Seminario Internacional en Banco Nación

Durante miércoles y jueves se realizó un foro económico internacional en el Banco Nación, organizado y convocado por los principales referentes económicos del Gobierno Nacional, llamado “Argentina y América Latina-  La Agenda para el Desarrollo y la Integración: las Relaciones Sur-Sur”, sobre el desarrollo y la integración de las relaciones Sur-Sur. El Ministro de Economía Hernán Lorenzino, el viceministro Axel Kicillof y la presidenta del BCRA, Mercedes Marcó del Pont fueron los principales oradores del encuentro.

Lorenzino expuso sobre el panorama económico actual de Argentina y del mundo, y destacó que los países emergentes representan el 75% del crecimiento global, teniendo en cuenta la crisis económica que causó un freno productivo en Europa. Asimismo, el titular de Economía y Hacienda remarcó que “la bandera del empleo va a tener un reflejo concreto en el posicionamiento de Argentina en el G20”.

Por su parte, Marcó del Pont rechazó las posibilidades de devaluación y ajuste fiscal en el país, a pesar de haber perdido competitividad cambiaria en los últimos meses. A la vez, defendió también el discurso emitido por la presidenta  y las diferentes políticas de restricción a la compra de moneda extranjera  en pos de regular los activos nacionales.

Pese a que fue planeado hace unas semanas, dicho encuentro tomó relevancia porque fue la primera aparición pública del “equipo económico” nacional después de las elecciones PASO, con los resultados adversos para el Frente Para la Victoria. Por ello tuvo muchas expectativas desde el sector empresario. Hay que tener en cuenta que desde la semana pasada se empezaron a correr rumores del descontento del núcleo cercano de la Presidente respecto a Guillermo Moreno y Hernán Lorenzino, ya que las principales políticas económicas bajo su responsabilidad no estan dando resultados favorables. El lunes post electoral se corrió la información de que Cristina Kirchner ratificó sus respectivas gestiones y dio órdenes de apoyar las políticas económicas del Gobierno, llevadas adelante por Moreno principalmente.

Sobre el autor

Gonzalo Plecity is Senior Account Executive for the Public Affairs practice in Edelman Argentina. He hold a BA in International Relations at the University of the Salvador. Previously, he worked as Operations and Supplies Officer in Pleamar Srl.