Thursday 25 May 2017

Reforma de la Justicia, ¿qué debemos esperar? Parte II

Frase de la Semana

“Existe un potencial riesgo de que se rompa la independencia judicial en la Argentina”

Gabriela Knau  (Relatora para la Independencia de la Justica de la ONU)– 30/04/13

 

Si bien hemos mencionado en otro post el tema de esta semana, es importante remarcar algunos puntos para poder hablar con propiedad y entender las consecuencias políticas que tiene este paquete de medidas que casi está aprobado.

Durante la semana que viene, el Senado de la Nación recibirá cuatro proyectos que conforman dicho paquete para tratar de terminar lo que impulsa el Poder Ejecutivo de la Nación, principalmente a través de los legisladores oficialistas. Los otros dos proyectos, ya son ley. Estamos hablando del nuevo régimen de medidas y la creación de tres nuevas Cámaras de Casación.

Para empezar, no es pertinente hablar de “democratizar” la justica. Ya que como como también hemos mencionado, democracia corresponde al poder del pueblo, y aquí el pueblo, por ahora, es un testigo del debate que se está dando entre oficialistas, opositores, ONG´s, grupos económicos y/o medios entre otros.

En lo que respecta a aquello que está pendiente de aprobación, se encuetra la reforma del Consejo de la Magistratura, el acceso a los cargos judiciales, la publicación de actos del Poder Judicial y las declaraciones juradas de los miembros de dicho Poder. Podríamos profundizar en varios de estos puntos, pero  hay tres de estos que pueden modificar sustancialmente la cotidianeidad de nuestro país.

En primer lugar el Consejo de la Magistratura, hasta la fecha, las principales funciones que este órgano tenía eran el armado de candidatos a cargos de Jueces Nacionales y Federales, la administración del Poder Judicial y el tratamiento para destituir jueces acusados de delitos por medio de juicios políticos.

La reforma del Consejo, tras algunas pequeñas modificaciones, contempla la ampliación de 13 a 19 miembros. Recordemos que del mismo forman parte abogados, científicos, legisladores, jueces y un representante del Poder Ejecutivo Nacional, mientras que con la potencial aprobación se ampliará el número de jueces y de académicos/científicos. Senadores y Diputados mantendrán el número (cuatro por la mayoría, dos por la minoría) al igual que el representante del Poder Ejecutivo Nacional.

Por otro lado, su elección (la de los consejeros) será por medio del voto popular, la cual comenzaría en las próximas elecciones (incluidas también las PASO, primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias siempre y cuando el Ejecutivo las termine aprobando) donde se elegirán 12 miembros sumándose a los que ya están, haciendo un total hasta 2014, de 25 consejeros.

Pero para ello, los partidos deberán tener entre sus listas a candidatos a consejeros. La única condición que deben cumplir los partidos para tener un candidato como tal es que al menos en 18 de los 24 distritos del país tengan el mismo nombre del partido.

Entre las nuevas características de este Consejo, podemos mencionar que para la designación y/o destitución de jueces, deberán contar con una mayoría absoluta y no con 2/3 como lo es ahora (aunque el Jurado de Enjuiciamiento, a donde el Consejo presentará la potencial destitución, si debe cumplir con los 2/3). Por otro lado, el ingreso a los juzgados vacantes no será más por mérito, sino será por concurso previo (con un aprobado o desaprobado simplemente).

Regresando a los cambios significativos de esta reforma, se encuentran las medidas cautelares (proyecto ya aprobado). Como hemos mencionado, principalmente esta ley limita la presentación de estas instancias contra el Estado. Lo único que se cambió del proyecto original, por “pedido” del CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales) es que en caso de que una medida afecte a grupos vulnerables (jubilados por ejemplo), las medidas se puedan tratar con mayor urgencia, y no esperar el tiempo que sentencia esta nueva ley. Dicha espera, ahora, para ratificar o no la cautelar no debe superar los 6 meses (documento emitido por el juez competente) prorrogable por otros 6 meses.

Además, la cautelar no se podrá dictar cuando se “afecte, obstaculice, comprometa, distraiga de su destino o de cualquier forma perturbe los bienes o recursos propios del Estado, ni imponer a los funcionarios cargas personales pecuniarias”. Sólo se podrá hacer, cuando el juez reconozca que el demandante tiene las pruebas necesaria que el Estado puede perjudicarlo. Por otro lado, este último podrá presentar una cautelar sólo cuando existan hechos “que amenacen o interrumpan los servicios públicos o actividades de interés público o la integridad de los bienes afectados” (salvo donde se afecten derechos laborales).

Finalmente, otro de las medidas (también ya aprobadas) es la creación de las tres Cámaras de Casación en lo contencioso administrativo, de trabajo y seguridad social y comercial. Cada una de estas tendrán siete miembros, y su objetivo es “quitarle” trabajo a la Corte Suprema, básicamente es una nueva instancia antes que alguna demanda pueda llegar a tratarse en el Supremo Poder de Justica del país.

En fin, con esto tenemos un panorama de lo que tratan estos proyectos y/o leyes ya aprobadas en algunos casos. Pero ahora podemos evaluar qué consecuencias políticas y con qué intencionalidad se están impulsando.

Por empezar, la ampliación de los miembros del Consejo de la Magistratura permitirá tener mayor “poder de decisión” de aquellos que ostentan el poder. La elección de estos, por medio del voto popular, le permitirá a los partidos tener también un potencial candidato a cargos ejecutivos en 2015, por qué? Porque al ser “la novedad” de estas elecciones por ser un nuevo cargo que el pueblo elige, el mismo tendrá que hacer campaña y por lo tanto tendrá un gran impacto en poco tiempo recorriendo medios y provincias de nuestro país.

La posibilidad de elegir los jueces, identificados a partidos políticos, es definitiva es la posibilidad de manipular la elección (a dedo) de los jueces para los juzgados nacionales y federales, que a su vez luego serán los que decidan sobre la viabilidad de las cautelares por ejemplo.

Finalmente la creación de las cámaras, con jueces elegidos por medio de mayorías absolutas, se puede leer como una manera de evitar a la Corte en temas sensibles para la agenda política de cada uno de los dirigentes de turno, y tener decisiones  funcionales a los intereses de cada uno.

A fin de mayo se presentarán las alianzas, que deberán ser aprobadas en junio para luego tener en mayo las internas (PASO) de cada partido. El tema es saber, si al Gobierno Nacional le conviene tener estas elecciones en medio de proyectos de leyes donde parte de la opinión pública y la oposición no están a favor. El armado de dos campañas políticas en 2013 (ya que luego está la legislativa de octubre, en definitiva la más importante de este año) también es costoso, y por ello tal vez ni a la misma oposición le interese demasiado esa instancia preliminar bajo estas características.

Desde los mismos Estados Unidos, y hasta la relatoría para la Independencia de la Justica de la ONU (Naciones Unidas) se pronunció sobre el tema, con respuesta de la Cancillería Argentina incluida. Sin duda alguna el debate aún no está cerrado, y hasta se especula con una pronunciación mucho más fuerte de la Corte Suprema de la Nación sobre la constitucionalidad o no del paquete de medidas.

El miércoles se debatirán los proyectos pendientes, los cuales seguramente serán aprobados. Ojalá la Cámara Alta esté a la altura de las circunstancias, para no repetir lo sucedido en la última sesión que tuvo hasta situaciones de violencia. La reforma judicial, es más que una reforma en sí misma. Tiene intereses políticos que pueden llegar a afectar el día a día de todos los argentinos.  En Argentina, hace años que no existe la independencia de poderes, y ahora esa división parece cada vez más lejana.

 

Sobre el autor

Mariano Vila is the Public Affairs Director at Edelman Argentina. He is in charge of developing governmental relations´ strategies for clients, like monitoring, warning systems, relationship and influence and strategic partnership. Lately he has worked with companies as MasterCard, Tyco/ADT, HP, SCJ and Bridgestone among others. He developed his career in the area of Tourism of the Argentinean National Government, where he served as Head of Product and Networking Area and as Market Manager for the long haul markets at the National Institute of Tourism Promotion (INPROTUR), of the National Tourism Ministry. Mariano has a degree in Political Science in the Pontificia Universidad Católica Argentina. He is a member of the Corporate commission of the Public Relations Council. He is fluent in Spanish, English and Portuguese and he knows about social media and web 2.0 strategies.