Thursday 25 May 2017

“Se democratiza la justicia”, ¿qué debemos esperar?

Frase de la Semana

“Una vez aprobados los proyectos, es muy probable que la Corte Suprema tenga que opinar”

Ricardo Lorenzetti (Presidente Corte Suprema de Justicia de la Nación) – 09/04/2013

En los últimos días el Gobierno Nacional anunció oficialmente lo que la Presidente había comunicado durante la apertura de sesiones ordinarias el 01 de Marzo del corriente año en el Congreso de la Nación, una batería de medidas con el objetivo de “democratizar la justicia”.

Hay que tener en claro qué medidas son las que se van a debatir promulgar en las próximas semanas.  Por un lado la Cámara de Diputados tratará primero los proyectos de “publicidad de actos del Poder Judicial”, de las declaraciones juradas de los miembros del Poder Judicial y el de acceso a los cargos, mientras que la Cámara Alta hará lo propio pero sobre la Reforma del Consejo de la Magistratura, la creación de las Cámaras de Casación Federal en lo Contencioso Administrativo, de Trabajo y Seguridad Social y Civil y Comercial y la Regulación de Medidas Cautelares.

Pero… ¿qué quiere decir democratizar la Justicia? Primero debemos empezar por saber qué quiere decir Democracia. Según el diccionario de la Real Academia Española, Democracia es la Doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el Gobierno, o sino el predominio del pueblo en el Gobierno político de un Estado. El poder del pueblo, si nos acercamos a su significado etimológico proveniente del antiguo griego en el siglo V a.C.; el gobierno de la multitud para Platón o el de los más para Aristóteles.

Sea cual sea la interpretación que uno quiera darle, el resultado es el mismo. En definitiva es el pueblo quien debe tener el poder, que debe ser conducido o canalizado por medio de las autoridades que elegimos en cada instancia electoral cada dos años.

Lo que hay que asumir es que el oficialismo tiene la decisión y la voluntad política de que esto se apruebe y se promulgue. ¿Las razones? Existen muchas versiones y muchos puntos de visto. Lo importante es entender qué se tratará y en qué puede cambiar para la sociedad la aprobación en leyes de estas medidas.

Primero se comenzaron a debatir en comisiones. Pero en algunos casos, los bloques opositores se negaron a participar dándole “vía libre” al oficialismo que una vez que apunten detalles de los proyectos enviados, sólo deberá tener el quorum necesario para la promulgación en cada Cámara.

Lo que resulta llamativo, es que durante la apertura de sesiones ordinarias que realizó la Sra. Presidente de la Nación, por momentos hubo risas cómplices entre la misma Presidente y miembros de la oposición cuando esta anunciaba las medidas, ¿en dónde quedaron?

Por lo tanto, es necesario volver a mencionar algo que ya fue mencionado en otro post. El Gobierno no es sólo el oficialismo, es también la oposición. Cada uno tiene una responsabilidad para lo cual fue elegido por medio del sufragio. Qué mejor lugar para mostrar el descontento y hacer valer las diferentes posturas que en el Congreso de la Nación, donde se expresan las voces e intereses de todos los ciudadanos del país por medio de sus diputados y senadores nacionales.

También sería muy interesante para que el debate sea más fructífero y que las potenciales leyes, sean más democráticas, es que se inviten para su tratamiento a profesionales de la justicia, académicos y/o científicos, constitucionalistas, miembros de colegios de abogados, entre otros.  Todos ellos, son los que forman parte del Consejo de la Magistratura.

Estas medidas no tienen que ser vistas como medidas determinantes, sino como una medida más que se puede aprobar o no, pero que tiene que buscar el bien común de la sociedad, y que merece ser tratada como corresponde, seriamente con pluralidad de voces y opiniones para que sean lo más justa posible. El Congreso debería ser un reflejo de la sociedad, y allí debería tratarse el presente y futuro político que la Argentina debe y/o merece tener.

 

Sobre el autor

Mariano Vila is the Public Affairs Director at Edelman Argentina. He is in charge of developing governmental relations´ strategies for clients, like monitoring, warning systems, relationship and influence and strategic partnership. Lately he has worked with companies as MasterCard, Tyco/ADT, HP, SCJ and Bridgestone among others. He developed his career in the area of Tourism of the Argentinean National Government, where he served as Head of Product and Networking Area and as Market Manager for the long haul markets at the National Institute of Tourism Promotion (INPROTUR), of the National Tourism Ministry. Mariano has a degree in Political Science in the Pontificia Universidad Católica Argentina. He is a member of the Corporate commission of the Public Relations Council. He is fluent in Spanish, English and Portuguese and he knows about social media and web 2.0 strategies.