Tuesday 25 July 2017

Public Affairs Agenda –19 de Abril de 2013

19-04-2013

América Latina habla al mundo

Las últimas elecciones de Venezuela ponen de manifiesto uno de los varios desafíos que tiene la región y que exigen examinar cuál es el rol de América Latina en el mundo. Especialmente analizar si su estrategia responde a intereses coyunturales o sobrevivirá a las diferentes administraciones en vistas a la futura ola electoral en varios países de la región. De esta manera, los problemas domésticos muchas veces obligan a pensar qué impacto tienen a nivel internacional y de qué manera afectan al impulso de negocios multinacionales. 

El aumento del precio de las “commodities”, los recursos naturales disponibles y el intercambio comercial han puesto a América Latina en uno de los principales focos a nivel mundial. Así, la tradicional y ancestral relación de la región con Estados Unidos y Europa evolucionó a nuevos niveles y ponen de manifiesto la importancia que está ganando América Latina para otras partes del mundo como Asia y Medio Oriente.

Paralelamente, el destino se esfuerza en revelar qué hay detrás de los grandes líderes carismáticos de la región. Después de Chávez, encontramos una Venezuela literalmente dividida en dos; después de Néstor Kirchner, drásticas reformas económicas. Después de Lula Da Silva, sucesos paradójicos como el “mensalao.

En lo que respecta a las iniciativas comerciales como Mercosur, ALCA, NAFTA y la Alianza del Pacífico -más allá de las diferencias y salvedades de cada una- los últimos años revelan que principalmente han quedado en esfuerzos políticos y que los objetivos económicos están siendo difíciles de cumplir. Al mismo tiempo, algunos países avanzan en acuerdos 1-1 de libre comercio que se solapan con la estrategia regional.

En relación a la Argentina, su actual participación como miembro no permanente del Consejo de Seguridad pone al país en el centro de negociaciones claves a nivel internacional. A nivel local, implica rever su posicionamiento en el mundo y ante Estados Unidos luego de los reclamos que el país tiene ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Lo cierto es que en el sentido clásico de la definición de política de Estado, más allá de los cambios que cada administración pueda hacer, la política exterior es una política pública y como tal debe incluir metas a corto y largo plazo que deben plantearse en beneficio del posicionamiento regional y la promoción de negocios.

El sector privado no es ajeno a lo que sucede a nivel doméstico o internacional sino que suelen ser víctimas o autores de ello. En este sentido y teniendo en cuenta el “juego de dos niveles”  de Robert Putnam, las empresas participan como grupos de interés en la arena doméstica en los procesos de negociación internacional.

El rol de América Latina en el mundo es de mayor importancia del que algunas administraciones actuales le otorgan a través de medidas cortoplacistas. Paralelamente, los negocios multinacionales buscan resultados que sobrevivan a las administraciones y les otorgue mayor previsibilidad. En consecuencia, los dos niveles, tanto el doméstico como el internacional se entrecruzan y exigen una revisión constante.

 

INFLACIÓN

Esta semana se lanzó una nueva estrategia para paliar la inflación. Se trata de un 10% de descuento en alimentos que regirá desde el lunes y se aplicará una vez por semana para quienes posean tarjetas de crédito emitidas en el país por los bancos extranjeros.

La promoción entrará en vigencia desde el lunes 22 de abril y durará dos meses. La deducción será del 10% únicamente los lunes, hasta $ 100 mensuales y estará limitado a las compras de alimentos.

La medida busca darle sustento al congelamiento de precios que pactó el Gobierno con los supermercados, aunque evitando que la transferencia de recursos que posibilita esa medida quede en manos de las cadenas, como procuró el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, tras sellar una extensión a su nueva estrategia antiinflacionaria.

 

BANCO CENTRAL

Según informó la entidad monetaria, las reservas de dólares del Banco Central cayeron por debajo de los U$S 40.000 millones. Así en lo que va del año, las reservas cayeron U$S 3.480 millones.

Las reservas cayeron este miércoles a u$s39.810 millones, de acuerdo con el resultado provisorio anunciado por la autoridad monetaria, lo que representa el nivel más bajo en casi seis años.

A pesar del “cepo cambiario” destinado a evitar la salida de dólares, la caída persistente de las reservas se debe a los pagos de la deuda, a las mayores importaciones de energía, a que salen más dólares por el turismo de los argentinos al exterior que lo que ingresan los turistas extranjeros y a que muchos argentinos, por desconfianza, retiraron sus dólares de los bancos. También a que ingresaron menos divisas por préstamos financieros e inversiones del exterior.

 

Sobre el autor

Presente en el país desde 1997, Edelman asesora a clientes de diferentes sectores productivos de la economía nacional, tanto multinacionales como locales. Con un equipo de más de 45 profesionales, está abocada a brindar servicios de comunicación y marketing que aporten valor agregado al negocio.