Monday 23 January 2017

Aprender, esa es la cuestión

Las personas hacen a la organización. El software, el hardware, las oficinas, son condimentos que sin el hilo conductor, que son los empleados, no representan nada. Es por esto que mantenerlas informadas, motivadas y orgullosas de pertenecer se transforma en un desafío diario para los líderes de cualquier empresa.

Más allá de las iniciativas puntuales que contribuyen a generar un mejor clima laboral y, en consecuencia, mejores resultados en el trabajo, la capacitación que la compañía pueda ofrecer juega un rol vital en incentivar y alimentar a las personas de información y herramientas cognitivas para alcanzar su máximo potencial en el trabajo.

Entonces ¿cómo podemos hacer para que los colaboradores aprendan en la compañía? Un artículo de Huffington Post demuestra que no es necesario gastar fortunas y el retorno será invaluable.

Debajo, entonces, me tomo el atrevimiento de compartir cinco de las diez iniciativas bajo costo que cualquier empleador puede poner en marcha rápida y fácilmente:

–        Empezar una librería: los libros no sólo incentivan el desarrollo profesional, sino también generan diálogo y debate.

–        Escuchar a los expertos: recolectar videos, charlas o invitar a profesionales que puedan compartir sus experiencias (Personalmente recomiendo las charlas TEDx, ¡hay muchas y de diversos temas para elegir!)

–        El juego de las sombras: elegir un día al año para trabajar en conjunto con otro colega, si es posible de otra área, que pueda trabajar a tu lado y proponer cambios e ideas renovadoras para renovar la rutina diaria.

–        Educación: buscar convenios con asociaciones, instituciones y universidades para acercar a los empleados opciones en los principales campos de interés.

–        Promover la circulación de información: Compartir siempre que sea posible mejores prácticas y artículos de interés de temas clave como innovación, creatividad y liderazgo. Las redes sociales pueden ser una buena plataforma para hacerlo: seleccionar páginas de Facebook o usuarios en Twitter que hablen sobre el tema y compartirlas con los empleados puede ser una buena manera de empezar.

¿Querés saber cuáles son las otras cinco? No dejes de leer el artículo completo.

 

aprender

Sobre el autor

Natalia es parte de Edelman Buenos Aires desde 2007 y hoy lidera el área de Corporate. Tiene un gran conocimiento y experiencia en el trabajo de PR y Crisis orientado a organizaciones diversas industrias. Podés seguirla en Twitter en @natisoler