Tuesday 28 March 2017

Paro docente, en el medio los chicos

Frase de la Semana

“­¡Cómo me gustaría una Iglesia pobre y para los pobres!”

Papa Francisco – 16/03/2013

Las últimas dos noticias importantes que ocurrieron en estas últimas semanas, como la muerte de Hugo Chávez y la elección y asunción del nuevo Sumo Pontífice Francisco, dejaron tal vez en segundo plano la situación que la provincia de Buenos Aires viene atravesando desde febrero con los docentes, lo cual no es un tema menor.

¿Por qué no lo es? Porque se terminó convirtiendo en un problema muy grave, tanto para la gestión provincial con un gran desgaste político, como también para los propios docentes que en las voces de su principales referentes, como por ejemplo Mirta Petrosini de FEB o Roberto Baradel de Suteba, dividieron a la opinión pública..

Más allá de analizar si la responsabilidad por la falta de acuerdo es de uno o de otro, lo que hay que analizar es quién es el verdadero afectado por todo esto. Y ellos son los niños. Niños que deseaban comenzar su primer día de clases y quedaron en medio de un conflicto que ellos no tienen nada que ver.

Siendo un poco más analítico, esta “disputa” continúa porque aún no se llegó a un acuerdo. El Gobierno provincial realizó varias ofertas, y los docentes fueron rechazando una por una. Por lo tanto el ex motonauta a cargo de la provincia más grande del país, decidió cerrar la paritaria provincial y definir por decreto el aumento de los sueldos en un 22.6%  de manera escalonada, contra un 30% que solicitan los docentes que continúan con un plan de “lucha” a través de movilizaciones y paros.

La provincia de Buenos Aires no vive su mejor época económicamente hablando hace varios años producto de malas administraciones y de problemáticas coyunturales que atañen a la economía actual del país en general. Paralelamente los dirigentes sindicales que están en este conflicto, usan políticamente al mismo sabiendo el “ahogo” financiero que la provincia tiene y aprovechando la poca mala relación que tiene hoy Scioli con el Gobierno Nacional.

Pero volviendo al conflicto en sí mismo. Los números, las propuestas, las voluntades, etc, todo eso puede cambiar. Pero mientras tanto más de cuatro millones y medios de chicos siguen sin saber cuándo comenzarán las clases.

En un país donde la educación cada vez está siendo más criticada y los niveles de educación con que los chicos salen de las escuelas, son cada vez más observados, la provincia el país no se puede dar el lujo de estar sin clases hace más de una semana.

Tomamos la provincia de Buenos Aires, porque fue la que más afectada estuvo por este conflicto y el que mayor repercusión tuvo en los medios. Pero no hay que olvidarse, que cuando comenzaron las clases a fin de febrero, sólo lo hicieron de manera regular 8 distritos de los 24 que tiene la Argentina.

Por lo tanto la situación no es la ideal. En una realidad que se refleja en todo el país lamentablemente y que como hemos mencionado anteriormente mantiene en el medio a miles de chicos que abogan por un futuro mejor. A esto se suma que en un año de elecciones como las que ocurrirán en octubre, muchos tratarán de sacar provecho de situaciones como estas para utilizar políticamente estos acontecimientos en desmedro de sus “enemigos políticos”.

Sobre el autor

Mariano Vila is the Public Affairs Director at Edelman Argentina. He is in charge of developing governmental relations´ strategies for clients, like monitoring, warning systems, relationship and influence and strategic partnership. Lately he has worked with companies as MasterCard, Tyco/ADT, HP, SCJ and Bridgestone among others. He developed his career in the area of Tourism of the Argentinean National Government, where he served as Head of Product and Networking Area and as Market Manager for the long haul markets at the National Institute of Tourism Promotion (INPROTUR), of the National Tourism Ministry. Mariano has a degree in Political Science in the Pontificia Universidad Católica Argentina. He is a member of the Corporate commission of the Public Relations Council. He is fluent in Spanish, English and Portuguese and he knows about social media and web 2.0 strategies.