Wednesday 24 May 2017

Habemus Papam

Frase de la Semana

“Quisiera darles la bendición, pero antes pido un favor. Antes de que el Obispo bendiga al pueblo, pido para que Dios bendiga a su Obispo. Hagamos en silencio esta oración de ustedes para mí”

Papa Francisco – 13/3/2013

 papa-francisco-santos-abril-644x362-672xXx80

Sorpresa y alegría. Estas dos palabras fueron las más pronunciadas cuando la Argentina y el mundo se enteraban de que tras cinco votaciones, el Cónclave de Cardenales había llegado a un acuerdo tras ver la fumata blanca que salía de la Capilla Sixtina en Roma.  La Plaza San Pedro esperó con ansias la salida del  cardenal francés Jean-Louis Tauran quien dijo:

Annuntio vobis gaudium magnum: habemus papam! eminentissimum ac reverendissimum Dominum, Dominum Sanctae Romanae Ecclesiae Cardinalem Jorge Mario Bergoglio, Qui sibi Nnomen impossuit Francisco. (“Les anuncio con gran felicidad que ya tenemos Papa. Es el gran eminente y gran reverendo Jorge Mario Bergoglio, cardenal de la Santa Iglesia Romana que recibe el nombre de Francisco”).

Luego surgió la figura del nuevo Sumo Pontífice, quien se convirtió en el primer Papa latinoamericano de la historia de la Iglesia Católica y el primer Papa Jesuita (de la Compañía de Jesús, mayor orden religiosa masculina católica en la actualidad).

La noticia conmovió al mundo sin duda. Porque no se esperaba que fuera un cardenal del “fin del mundo” como dijo el mismo Papa en sus primeras palabras ante sus fieles. Porque mantuvo un perfil bajo hasta último momento, que hoy se sabe,  sirvió mucho para que sus “hermanos” del Colegio Cardenal lo seleccionaran. Y porque tal vez se esperaba otro tipo de conducción, similar al de su antecesor, el Papa Emérito Benedicto XVI.

Las repercusiones no tardaron en llegar. Por empezar, la elección de Francisco muestra un cambio. Primero por ser un Papa americano, y principalmente latinoamericano. Segundo por ser un Papa que desde que comenzó su misión, intentó “acercase” a sus fieles haciendo bromas y pidiéndoles que antes que nada recen por él y por el trabajo que comenzaba. Tercero por el nombre que eligió, Francisco, derivado de San Francisco de Asís, Santo Italiano fundador de la Orden Franciscana., cercano al pueblo y devoto por el trabajo para con los más humildes.

Esto último es precisamente lo que siempre identificó al ahora ex Arzobispo de Buenos Aires y primado de Argentina. De muy bajo perfil y dedicado a la vida de los que menos tienen, hizo de su prédica una manera de vivir.

Según sus allegados, es una persona que sabe escuchar pero que no le tiembla la mano a la hora de tomar decisiones. Reconocen su humildad y su arduo compromiso por los más pobres. Todos creen que será un pontificado donde aquella imagen del Papa sobre el balcón, lejos de sus fieles, quedará como un recuerdo del pasado.

Ahora, ¿cambia algo para nuestro país que el Papa Francisco sea argentino? Seguramente sí. La investidura del Papa históricamente fue y seguirá siendo, una de las personas más influyentes de del mundo porque principalmente dirige la comunidad religiosa más grande del mundo.

La Argentina está y estará en boca de todos, por lo menos en el corto y mediano plazo. Si bien dejó de ser argentino, para pasar a ser de todos como bien indicó uno de sus fieles al momento de la asunción, su esencia no la perderá nunca.

En los últimos años, cuando era todavía el Cardenal Bergoglio, mantuvo siempre algunas diferencias con el Gobierno Nacional, desde Néstor Kirchner inclusive. En situaciones como la que se dio con la histórica “125” en donde el Gobierno pretendía aumentar las retenciones a las exportaciones del campo, en discusiones sobre la pobreza y la manera en que el Gobierno trataba el tema o por la aprobación del matrimonio igualitario.

Por su parte, el Gobierno deberá replantear su relación con el Episcopado Argentino. La relación, no es mala, pero podría ser mejor. A partir de la asunción oficial del Papa el próximo martes en Roma, comenzará una nueva etapa.

Más allá de cualquier diferencia que pueda existir, todos los argentinos y latinoamericanos debemos estar orgullosos porque tenemos un “compatriota” a cargo de la Iglesia Católica y seguramente quedará en la historia de nuestro país y del mundo.

 

Sobre el autor

Mariano Vila is the Public Affairs Director at Edelman Argentina. He is in charge of developing governmental relations´ strategies for clients, like monitoring, warning systems, relationship and influence and strategic partnership. Lately he has worked with companies as MasterCard, Tyco/ADT, HP, SCJ and Bridgestone among others. He developed his career in the area of Tourism of the Argentinean National Government, where he served as Head of Product and Networking Area and as Market Manager for the long haul markets at the National Institute of Tourism Promotion (INPROTUR), of the National Tourism Ministry. Mariano has a degree in Political Science in the Pontificia Universidad Católica Argentina. He is a member of the Corporate commission of the Public Relations Council. He is fluent in Spanish, English and Portuguese and he knows about social media and web 2.0 strategies.