Tuesday 25 July 2017

“Mírela y escúchela,” le diría a Oscar

En uno de sus libros, Oscar Wilde dice: “Si usted quiere saber lo que una mujer dice realmente, mírela, no la escuche.”

A esto mismo se dedicó la Editora Abril y el Movimento Habla en un estudio dedicado al futuro de la generación Y de mujeres, presentado recientemente en Brasil, donde estoy “pasando una temporada” como les gusta decir a mis colegas de Sampa. Las editoras del portal M de Mulher, atentas al desafío de captar la atención de la mujer moderna (o pulpo, me parece que le queda mejor el término), tomaron los resultados de ese estudio como base fundamental para promover sus causas y seguir un norte de contenidos. Un poco de esto vinieron a contarnos hace poco a la oficina.

Las proyecciones de estas mujeres Y en un ámbito laboral más que desafiante, donde se cruzan las búsquedas de crecimiento profesional y personal, no son positivas. Si pensamos que la carrera laboral se pone en pausa o se detiene por completo para el balance en el hogar, las demandas de trabajar 24/7 son cada vez más comunes, los padres que antes eran la ayuda extra segura hoy son más activos que nunca y probablemente tengan también su trabajo/actividad, y un largo etcétera… se hace difícil imaginar un mundo con más mujeres líderes. Todo esto, claro, si no logramos atacar el tema de raíz: buscar soluciones que permitan flexibilizar y equilibrar la vida misma y la realidad laboral.

Hoy me encuentro con este post de Richard Edelman, nuestro CEO, luego de recibir un reconocimiento por la iniciativa GWEN (Global Women’s Empowerement Network)  por parte del Comité para el Desarrollo Económico (CED), donde destaca en su discurso qué está haciendo nuestra firma al respecto:

  1. Tenemos que avanzar de reconocer el problema a convertirlo en una iniciativa estratégica de negocios, que sea medible. Las cosas no cambian por sí solas.
  2. Es un moviemiento inteligente e imperativo para el negocio, no un programa de responsabilidad social.
  3. Establecer una cultura de sponsorship, que va más allá del mentoring y trata de abogar por las mujeres calificadas.
  4. Identificar nuevos roles para las mujeres, luego, trabajar duro para que acepten estos nuevos desafíos.
  5. Cambiar las políticas, incluyendo licencias de maternidad/adopción, flexibilidad horaria.
  6. El objetivo sigue siendo: 50% de nuestro liderazgo conformado por mujeres para el 2016.

Hacia esto vamos. Y ojalá muchas más organizaciones estén dispuestas a avanzar en este camino.

Oscar, si nos encontrásemos te diría: mirarnos y, de vez en cuando, escucharnos.

Sobre el autor

Presente en el país desde 1997, Edelman asesora a clientes de diferentes sectores productivos de la economía nacional, tanto multinacionales como locales. Con un equipo de más de 45 profesionales, está abocada a brindar servicios de comunicación y marketing que aporten valor agregado al negocio.