Tuesday 24 January 2017

Una casa lejos de casa

Si la memoria no me falla, Micha compartió este texto genial sobre la experiencia de vivir en otro país.

Toda persona que pasó por algún rincón del mundo y logró sentirse “en casa” lejos de su “casa” va a sentirse un poquito a bastante identificada. Mi historia: un instante / año vivido en California – mitad en LA, mitad en SF- aprendiendo mucho de la vida y del trabajo en Edelman en otras partes del mundo.

Impresiones compartidas con Chelsea y otros puntos de vista personales, para todos los que tengan ganas de encarar una experiencia en otro país:

  • Tags: Adaptarse y reinventarse.  Tanto en lo laboral como en lo personal. Mucho de lo que esperamos, planeamos y pensamos que va a suceder de tal manera, no pasa. Una caja entera de sorpresas. A no tener miedo, brazos abiertos. El hueco que aparece, se llena de cosas nuevas.
  • Consejo en todos los planos: convertite en esponja. Escuchar, preguntar, moverse, caminar pasillos, pedir reuniones, levantar la mano, llevar cosas ricas para compartir y que se junten en la cocina para saber quién sos.De la forma que salga, pero está bueno eso de vivir cada día como si fuese el último.
  • Encuentros con gente de acá y de allá. Gente con ganas de explorar, abierta, inquieta. Me crucé con muy pocos argentinos e hice poca vida de expat y mucho de sentirme local. Encontré amigos lindísimos en la oficina, pero es importante armarse agenda fuera del trabajo (jugué a cocinera, mucho hiking y deportes varios, fotografía, café con libro, voluntariado, etc.): vital para sobrevivir.
  • Es clave estar dispuesto a salir de la zona de comfort y exponerse a cuestiones / actividades/ aventuras que en tu otra casa dirías “mmmhséee…” Fui a dos partidos de baseball y todavía no entré a una cancha de fútbol.  Construímos día a día la persona que queremos ser. Disfruté muchísimo estar conmigo sola también y fue una de las cosas que más me costó “perder” ni bien volví: tiempo para mí.
  • Se extraña, sí, un poco. Una gran amiga se casó y me perdí ser su testigo. Otra gran amiga tuvo una situación súper difícil. Me partió no estar para ambas. Pero la distancia y el paso del tiempo ni se siente, si mantenés activa tu “presencia”. Skype, te amo.

Otro libro lindísimo y bizarro de alguien que sabe esto de vivir fuera de casa: “The Foreigners” de Maxine Swann, quien vive hoy en Buenos Aires.  Describe así su relato (me queda raro en español, disculpas): “A story about strangeness and reinvention, and the possibilities for the self that relocation brings.” De eso se trata.

 

 

 

 

 

Sobre el autor

Presente en el país desde 1997, Edelman asesora a clientes de diferentes sectores productivos de la economía nacional, tanto multinacionales como locales. Con un equipo de más de 45 profesionales, está abocada a brindar servicios de comunicación y marketing que aporten valor agregado al negocio.