Tuesday 25 July 2017

Public Affairs Agenda –31 de agosto de 2012

SALARIO MINIMO

Esta semana se llevó a cabo el Consejo Nacional del Salario por noveno año consecutivo. Una de las ausencias destacadas del encuentro fue la de secretario general de la CGT, Hugo Moyano.

El salario mínimo era de 2.300 pesos desde agosto de 2011 y a partir del acuerdo que se alcanzó entre los representantes de los trabajadores y del sector empresario, el salario para los trabajadores mensualizados será de $ 2.670 a partir del 1 de septiembre de 2012.

A partir de la resolución 2/2012 publicada ayer jueves se oficializó la medida. Asimismo se agrega que a partir del 1° de febrero de 2013, el sueldo será de $ 2.875 para los trabajadores mensualizados y de $ 14,38 por hora, para los trabajadores jornalizados.

A pesar de su impacto económico reducido, ni el Gobierno ni los empresarios quieren que el salario mínimo, vital y móvil supere los $ 2.900 mensuales. Si supera dicha cifra, varios convenios colectivos se verían afectados ya que tienen salarios mínimos muy cercanos a esa cifra y obligaría a adaptarlos al valor del nuevo mínimo.

Según la ley de Contrato de Trabajo, “salario mínimo vital es la menor remuneración que debe percibir en efectivo el trabajador sin cargas de familia, en su jornada legal de trabajo, de modo que le asegure alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento, vacaciones y previsión”.

 

TARJETAS DE CRÉDITO

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) oficializó hoy la decisión que establece la aplicación de un abono adicional del 15% para las compras que se realicen en el exterior con tarjeta de crédito, como anticipo a cuenta del pago del Impuesto a las Ganancias y a los Bienes Personales.

La iniciativa fue anunciada el jueves por el propio Ricardo Echegaray y oficializada hoy en el Boletín Oficial a través de las Resolución 3378 y 3375. La primera establece el pago del 15% como anticipo de impuestos. La 3375 plantea el esquema de información que deberán aplicar las administradoras de tarjetas de crédito. En este sentido hasta ahora las administradoras de tarjetas de crédito estaban obligadas a informar gastos en el exterior con tarjeta sólo cuando superaban los $ 3000 mensuales.

La medida alcanzará a todos los gastos efectuados con tarjetas de crédito a partir de septiembre y luego se recibirá discriminado en el resumen mensual de la tarjeta los gastos locales y los efectuados en el exterior. Estos últimos incluirán un ítem equivalente al 15% de todo lo gastado en el exterior en el mes en concepto de adelanto (percepción, en la jerga tributarista) de Ganancias o Bienes Personales.

Por otra parte, la nueva normativa no alcanzará a las compras en dólares efectuadas vía internet desde Argentina, ni las compras realizadas con tarjetas de débito.

Si bien las resoluciones no lo especifican, las primeras versiones de la medida indican que los sujetos que no pagan ganancias o están inscriptos en el monotributo no tendrán que pagar el abono adicional y se les será reintegrado.

A partir de esta medida, la AFIP busca principalmente desmotivar el consumo de las tarjetas en el exterior que reveló un crecimiento exponencial en los últimos meses frente al cepo cambiario, adelantar el cobro de impuestos lo que permite mayor previsibilidad de la caja y al mismo tiempo evitar la evasión fiscal. Asimismo, como consecuencia surge el nuevo “dolar tarjeta” a $ 5,46 a medio camino entre el dólar oficial y el “blue”.

Esta iniciativa se diferencia y se encuentra entre los dos extremos de los controles implementados en países vecinos para controlar este tipo de consumos. Por un lado el modelo de Brasil que implementó un impuesto al uso de tarjetas en el exterior y por otro, el caso de Venezuela que impuso un límite anual de consumos en el exterior.

 

ASEGURADORAS

Luego de los requisitos impuestos a los bancos, ahora el Gobierno tiene previsto obligar a las compañías de seguro de vida y retiro a destinar un 5% de sus activos a proyectos productivos vinculados a la economía real y de esta forma recurrir a fuentes de financiamiento alternativas.

La iniciativa forma parte del Plan Estratégico del Seguro, que está desarrollando el superintendente de Seguros, Juan Bontempo, y que se difundirá el próximo 21 de octubre.

Como antecedente debe tenerse en cuenta que ya en 2011 el Gobierno había puesto su atención en este sector al obligarlos a repatriar sus inversiones colocadas en el extranjero.

De acuerdo a declaraciones del Superintendente Bontempo, el plan será como “la hoja de ruta de la actividad” para lograr que el sector alcance una participación del 5% en el producto bruto interno (PBI) en 2020. En este sentido, el funcionario resaltó que el sector de seguros de vida y retiro puede aportar al PBI mucho más de 2,73% que actualmente representa.

Asimismo, Bontempo anticipó que los ejes fundamentales de trabajo pasarán por la creación de incentivos fiscales, la inversión del sector de seguros en la economía real y la discusión de los seguros obligatorios en la Argentina.

 

Sobre el autor

Presente en el país desde 1997, Edelman asesora a clientes de diferentes sectores productivos de la economía nacional, tanto multinacionales como locales. Con un equipo de más de 45 profesionales, está abocada a brindar servicios de comunicación y marketing que aporten valor agregado al negocio.