Saturday 21 January 2017

La experiencia de un año en Edelman

Llegó mi turno de publicar mi experiencia en Edelman tras un año de trabajo. Creía que iba a ser una tarea fácil, pero resulta que hacer un post retrospectivo es más difícil de lo que pensaba. Uno puede escribir diariamente de las tendencias, de lo que hace, de lo que se viene, pero hablar de lo que pasó en el último año no es algo sencillo.

¿De qué hablar? ¿De las sensaciones al entrar a Edelman? ¿De lo que fue pasando en el año? ¿De lo que aprendí o lo que espero aprender? Todo eso es válido, y en cierto modo es lo que pretendo escribir, pero también iré más allá, porque así  se hacen las cosas en Edelman, siempre un paso más allá.

Tranquilamente puedo decir que en este año en Edelman encontré el equilibrio laboral que estaba buscando. Fue un año de trabajo duro, aunque siempre positivo y llevándome lo mejor del mismo. Pero no sólo encontré acá lo que buscaba, sino que excedí todas mis expectativas.

Se podría decir que pasé por varias sensaciones durante este año. De la intriga al ver los famosos videos de fin de año antes de ingresar, al asombro de formar parte de actividades realmente increíbles. Si bien como dije antes, fue un año de trabajo duro, saco lo mejor del mismo ya que no sólo encontré ese equilibrio del que hablaba, sino que descubrí un increíble grupo de personas que, entre todos, dan un pasito más para que la experiencia sea única e inolvidable.

Si les cuesta creerlo, los invito a que vean el último video de fin de año, y encuentren en él esa sensación de experiencia única e inolvidable que vengo experimentando desde hace un año.

Matías Coudeu de Achaval | @matutec
Account Executive, Edelman Buenos Aires

Sobre el autor

Presente en el país desde 1997, Edelman asesora a clientes de diferentes sectores productivos de la economía nacional, tanto multinacionales como locales. Con un equipo de más de 45 profesionales, está abocada a brindar servicios de comunicación y marketing que aporten valor agregado al negocio.