Friday 24 March 2017

Cuando el uso de internet se vuelve perjudicial para la salud

Si bien en la actualidad internet se ha convertido en una herramienta que facilita y agiliza muchas actividades de la vida cotidiana, y brinda nuevas formas de entretenimiento y de interacción entre las personas, ¿Qué ocurre cuando se vive más en el espacio virtual que el real?

El continuo avance de las nuevas tecnologías, tales como Tablets, PCs, Smartphone y otros, han permitido a las personas permanecer on-line y disponibles en todo momento dificultando abstenerse  y encontrar un límite al uso de internet, en ocasiones aún cuando las necesidades físicas las que entran en juego.

En 2005 Lee Seung Seop, un chico coreano de 28 años, sufrió un paro cardiaco tras haber estado a un jugando online durante 50 horas consecutivas sin comer ni dormir. Un hecho similar sucedió en China el 24 de febrero pasado cuando un hombre de 30 años murió tras haber pasado tres días seguidos jugando en un cibercafé cerca de Pekín, sin dormir y casi sin comer.

Es importante entender que estar en Twitter o Facebook durante todo el día no representa un problema pero sí lo es descuidar la salud por el uso ininterrumpido de internet.

En ambos casos se puede observar las mismas características, un exceso realmente desmedido del uso de internet, un juego online y el total descuido por las necesidades más básicas para que el cuerpo continúe funcionando de manera normal, comer y dormir.

Este tipo de conductas han despertado una nueva preocupación por la salud de las personas en la medicina que ha puesto su atención sobre el consumo desmedido  de internet y, así, determinar hasta que punto se utiliza “saludablemente” y cuando puede volverse un trastorno psicopatológico.

Al día de hoy no existen medidas formales para diagnosticar este tipo de conductas lo que hace que los investigadores que actualmente están dedicados al análisis del uso excesivo de internet se orientan por el modelo de conducta compulsiva no farmacológica de los juegos de azar. La idea es contraponer este tipo de modalidad de diagnóstico con datos sobre el uso de internet y, así, llegar a un modelo que se adecue al abuso de la web.

Los nuevos desafíos para los especialistas será determinar claramente: ¿Qué es la adición a internet?,  ¿Cuáles son sus características conductuales? Y ¿Cómo tratar este nuevo trastorno todavía no oficializado como enfermedad?

Referencia: Intramed

Crédito foto: Social Butterfly

Patricio Flores Ciordia  | @patoafc
Assistant Account Executive, Edelman Buenos Aires

 

Sobre el autor

Presente en el país desde 1997, Edelman asesora a clientes de diferentes sectores productivos de la economía nacional, tanto multinacionales como locales. Con un equipo de más de 45 profesionales, está abocada a brindar servicios de comunicación y marketing que aporten valor agregado al negocio.