Monday 23 January 2017

Hacer o no hacer check-in… esa es la cuestión

Como le sucedió a la tecnológica primero y a la del entretenimiento después, la industria gastronómica se actualiza para no quedarse fuera de la movida más grande de los últimos tiempos: la digital.

Para ello – en países como Estados Unidos con más fuerza, por supuesto -,  restoranes, bares y cafés de todo tipo desarrollan estrategias específicas para FourSquare, Twitter o Facebook que explotan al máximo el involucramiento de sus consumidores con las herramientas digitales y les ofrecen experiencias distinas: descuentos, tips, promociones exclusivas y acciones especiales.La gastronomía digital tiene que ver con la experiencia de los consumidores y cómo la tecnología puede ser utilizada para crear soluciones de venta totalmente móvil y al alcance de la mano de los clientes a través de un dispositivo inteligente.

Así, hoy una cena típica podría fácilmente sintetizarse en el siguiente cronograma:

  1. Hacer las reservaciones a través de un tercero, como es el caso de OpenTable, el principal proveedor de software de reservas y administración de mesas y clientes para restaurantes en los Estados Unidos
  2. Llegar al restaurante y hacer check-in en una plataforma de geolocalización como Foursquare, la aplicación en la que los usuarios realizan “check-in” en los sitios que visitan y comparten recomendaciones y opiniones con sus contactos. En Argentina, cadena de pizzerías @bakanopizza te regala unas papas de la casa con cada check in, por ejemplo. O @StarbucksAr [cliente] te propone convertirte en el Mayor de sus tiendas y participar por beneficios periodicamente.
  3. Tomar una foto de la comida una vez servida en la mesa y subirla a sitios como Twitter, la herramienta de microblogging que permite a sus usuarios enviar y leer micro-entradas de texto de un máximo de 140 caracteres, o Facebook, la herramienta social por excelencia que pone en contacto a personas en todo el mundo que comparten contenidos
  4. Compartir, una vez finalizada la velada, reflexiones sobre la experiencia en una red de revisión como Yelp, un buscador y guía 2.0 de restaurantes y otros establecimientos comerciales, que los usuarios comentan y valoran con sus opiniones

Estas nuevas costumbres además abren un nuevo debate: ¿no es de terrible educación estar pendientes del teléfono mientras uno come con alguien? Zagat hizo una encuesta, y los resultados arrojan que la mayoría de los comensales en Nueva York, Los Angeles y San Francisco, consideran de mala educación textear, twitear, ver mails o hablar por teléfono durante una comida. Incluso algunos lugares están considerando prohibirlo, pero cuánto afectaría esto a sus ingresos?

Tim Zagat, fundador de la empresa que lleva su nombre, es sintético: “la presencia y el uso de celulares en la mesa es parte del cambio de cultura en los restaurantes, como que te permitan usar remera en lugar de saco y corbata”.

Más información acá.

Paula Herreros | @EsPauli
Account Coordinator – Consumo

Constanza Loria | @constanzaloria
Account Executive – Consumo

Créditos imágen de  Arsineh Khachikian

Sobre el autor

Presente en el país desde 1997, Edelman asesora a clientes de diferentes sectores productivos de la economía nacional, tanto multinacionales como locales. Con un equipo de más de 45 profesionales, está abocada a brindar servicios de comunicación y marketing que aporten valor agregado al negocio.